MENU
  • Facebook
    1
  • Pinterest
    1
  • Guardar
    1
  • Imprimir
    2

Croquetas de Camarón y Camote

croquetas de camarón y camote Appetizer
Croquetas de Camarón y Camote
  • Prep 5 min
  • Total 1 hr 30 min
  • Ingredientes 8
  • Porciones 12

Estas croquetas de camarón y camote son una verdadera sorpresa. El sabor de las especias estilo cajún van muy bien con la ligera dulzura del camote. Su consistencia es igual de sorprendente, doradas en la parte de afuera, pero suave y tersa por dentro. Su delicada consistencia es inesperada y exquisita. Se deshacen en la boca. Asegúrate de comprar el camote blanco de cáscara color café, su sabor es más neutro y complementa los camarones. Estas croquetas son muy fáciles de preparar, que no te espante lo largo del proceso. Es detallado para explicar bien cada paso. MAS + MENOS -

Ingredientes

1
camote blanco mediano de aproximadamente 1 1/2 libras
6
oz de camarones, desvenados y sin cabeza
3
cucharadas de mayonesa estilo mexicano (contiene jugo de limón)
1 1/2
cucharaditas de especias estilo cajún
8
ramas de cilantro fresco, lavadas y picadas
1
taza de pan molido, dividida
3/4
taza de aceite
1/4
taza de fécula de maíz

Instrucciones

Esconder
  • 1
    Pela y pica el camote en pedazos grandes. Colócalos en una olla y cubre con agua. Tapa y pon a calentar sobre temperatura media alta, por 10-15 minutos o hasta que al pincharlos con un tenedor no encuentres resistencia, pero ten cuidado de no recocerlos.
  • 2
    Mientras el camote se cocina, limpia los camarones. Generalmente los camarones limpios de la tienda no tienen cabeza y venas, pero vienen con la cola. Remueve la parte inferior de la cola con toda la cáscara.
  • 3
    Vacía los camarones a un procesador de alimentos y tritúralos. Cuando el camote esté cocido, retira el agua y machácalo hasta hacerlo puré.
  • 4
    En un tazón hondo revuelve los camarones triturados, una taza y media del puré de camote (guarda el restante para otra ocasión o agrégalo a una sopa de verduras), mayonesa, especias, cilantro y tres cucharadas de pan molido. Revuelve hasta incorporar completamente.
  • 5
    Si notas que la masa está muy húmeda agrega un poco más de pan molido, pero hazlo poco a poco, si añades mucho las croquetas quedarán muy duras y secas.
  • 6
    Forma 12 croquetas redondas. Vacía el pan molido a un plato extendido. Toma una croqueta y cúbrela con el pan, colócala sobre una charola (que quepa en tu congelador). Repite hasta que hayas terminado con todas. Cúbrelas con plástico y mételas al congelador por 20 minutos.
  • 7
    Saca las croquetas del congelador y con un vaso, sin remover el plástico que las cubre, apachurra cada croqueta levemente hasta formar un círculo ancho.
  • 8
    Coloca la fécula de maíz en un plato hondo. Toma una croqueta y cúbrela con una capa ligera de fécula de maíz, luego pásala por el pan molido nuevamente y regresa a la charola. Repite hasta terminar con todas las croquetas. Regresa al congelador en lo que se calienta el aceite.
  • 9
    Fríe una tanda de croquetas aproximadamente 2-3 minutos, o hasta que tomen un tono dorado. Cuidadosamente voltea y cocina por unos 2-3 minutos más. La consistencia de la croqueta es muy suave, ten mucho cuidado al voltearlas o sacarlas del aceite para que no se rompan. Coloca las croquetas sobre un plato cubierto con una toalla de papel. Repite hasta que termines con todas.

Consejos de expertos

  • Si no encuentras las especias tipo cajún, prepáralas en casa mezclando ajo en polvo, cebolla en polvo, orégano, sal, tomillo, pimienta negra, pimienta blanca y chile cayena.
  • Mientras más frías estén las croquetas se mantendrán más firmes a la hora de freírlas. Mantenlas en el refrigerador lo más posible.

Información Nutricional

No hay información nutricional disponible para esta receta

© 2018 ®/TM General Mills Reservados todos los derechos

Evalúa y Comenta