Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    1
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    1

Maduro en Gloria

  • Prep 20 min
  • Total 60 min
  • Ingredientes 8
  • Porciones 8

Ingredientes

4
plátanos maduros (plantains) cortados a lo largo
Aceite
para freír (suficiente para que cubra las rodajas de plátano)
2
tazas de queso fresco (frescal o semi seco) rallado grueso
Canela
en rajas
1
taza de leche
2
huevos
1/3
taza de azúcar
3
cucharaditas de margarina o mantequilla

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Nunca refrigeres un plátano hasta que no esté completamente maduro, ya que las temperaturas frías interrumpen el proceso de maduración.

En vez de la canela en rajas puedes usar canela en polvo para rociar entre las capas.

Uno de los recuerdos más dulces de mi niñez es el del plátano maduro frito en tajadas y servido con crema, espesa y un poco saladita. En la comida de Nicaragua el plátano, verde o maduro, es una presencia constante en las mesas diarias, desde el desayuno hasta la cena. Se sirve con gallo pinto, con frijoles molidos, con queso, y hasta en postres, como el que ahora les traigo. También se agregan plátanos maduros, con todo y cáscara, en distintas preparaciones como el baho o en sopas de carne. El toque dulce del plátano es un plus en estos sabrosos platillos. El maduro en gloria es una de esas recetas de Nicaragua que se conocen desde hace muchos años. Para prepararlo se usa el queso frescal o semi-seco rallado, pero sé que no en todas partes es fácil de conseguir. En todo caso tiene que ser un queso fresco con buen sabor para que contraste con la dulzura del plátano, y que tenga una textura firme, que no sea muy tierno. Cuando era chica mi mamá también nos preparaba una empanadas salvadoreñas de plátano maduro rellenas con leche poleada y recubiertas de azúcar, que me encantaban. De vez en cuando el relleno constaba de frijoles refritos, pero tengo que confesar que me gustaban más las dulces. Con su receta base he usado muchos rellenos diferente, dándole un sabor super especial a cada una de ellas.

Instrucciones

  • 1 Precalienta el horno a 350°F.
  • 2 Pela los plátanos y córtalos en tres tajadas a lo largo.
  • 3 Calienta el aceite en una sartén a fuego medio y fríe las tajadas hasta que estén doradas. Escurre la grasa.
  • 4 En un molde engrasado, acomoda la mitad de las tajadas de maduro fritas. Estas se cubren con la mitad del queso y unas rajitas de canela. Repite las capas.
  • 5 Aparte licúas la leche, huevos y azúcar. Viertes todo sobre los plátanos y distribuyes encima la mantequilla en trocitos. Hornea hasta que se corte la leche y la superficie se vea dorada, unos 25 minutos.

Uno de los recuerdos más dulces de mi niñez es el del plátano maduro frito en tajadas y servido con crema, espesa y un poco saladita. En la comida de Nicaragua el plátano, verde o maduro, es una presencia constante en las mesas diarias, desde el desayuno hasta la cena. Se sirve con gallo pinto, con frijoles molidos, con queso, y hasta en postres, como el que ahora les traigo. También se agregan plátanos maduros, con todo y cáscara, en distintas preparaciones como el baho o en sopas de carne. El toque dulce del plátano es un plus en estos sabrosos platillos. El maduro en gloria es una de esas recetas de Nicaragua que se conocen desde hace muchos años. Para prepararlo se usa el queso frescal o semi-seco rallado, pero sé que no en todas partes es fácil de conseguir. En todo caso tiene que ser un queso fresco con buen sabor para que contraste con la dulzura del plátano, y que tenga una textura firme, que no sea muy tierno. Cuando era chica mi mamá también nos preparaba una empanadas salvadoreñas de plátano maduro rellenas con leche poleada y recubiertas de azúcar, que me encantaban. De vez en cuando el relleno constaba de frijoles refritos, pero tengo que confesar que me gustaban más las dulces. Con su receta base he usado muchos rellenos diferente, dándole un sabor super especial a cada una de ellas.

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
October 20, 2015

Uno de los recuerdos más dulces de mi niñez es el del plátano maduro frito en tajadas y servido con crema, espesa y un poco saladita. En la comida de Nicaragua el plátano, verde o maduro, es una presencia constante en las mesas diarias, desde el desayuno hasta la cena. Se sirve con gallo pinto, con frijoles molidos, con queso, y hasta en postres, como el que ahora les traigo. También se agregan plátanos maduros, con todo y cáscara, en distintas preparaciones como el baho o en sopas de carne. El toque dulce del plátano es un plus en estos sabrosos platillos. El maduro en gloria es una de esas recetas de Nicaragua que se conocen desde hace muchos años. Para prepararlo se usa el queso frescal o semi-seco rallado, pero sé que no en todas partes es fácil de conseguir. En todo caso tiene que ser un queso fresco con buen sabor para que contraste con la dulzura del plátano, y que tenga una textura firme, que no sea muy tierno. Cuando era chica mi mamá también nos preparaba una empanadas salvadoreñas de plátano maduro rellenas con leche poleada y recubiertas de azúcar, que me encantaban. De vez en cuando el relleno constaba de frijoles refritos, pero tengo que confesar que me gustaban más las dulces. Con su receta base he usado muchos rellenos diferente, dándole un sabor super especial a cada una de ellas.