Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
  • Facebook
    44
  • Pinterest
    111
  • Guardar
    69
  • WhatsApp
  • Imprimir
    276
  • Enviar
    0

Frijoles Colombianos

  • Prep 1 min
  • Total 1 hr 1 min
  • Ingredientes 10
  • Porciones 8
  • Facebook
    44
  • Pinterest
    111
  • Guardar
    69
  • WhatsApp
  • Imprimir
    276
  • Enviar
    0

Ingredientes

2
lbs de frijoles rojos grandes
3
cubos de caldo de pollo
Agua
suficiente que cubra los frijoles
1
cebolla picada finamente
1
lb de tocino, cocido (opcional)
Sobre
de condimento para frijoles (opcional)
1
zanahoria rallada
1
tomate grande pelado cortado en cubitos
2
plátanos verdes cortados en cuadritos
Sal
y comino al, gusto

Información Nutricional

No hay información nutricional disponible para esta receta

Expert Tips

Sirve con tocino frito, arroz blanco, plátanos y hasta con huevos fritos.

*Por cada taza de frijoles, necesitarás como dos tazas de agua.

Instrucciones

  • 1 Antes de la preparación, lava los frijoles y déjalos en remojo (que queden cubiertos por el agua) por cerca de un día para que se suavicen. Guarda el agua porque se vuelve a utilizar para cocinar.
  • 2 Al día siguiente, coloca los fríjoles en la olla de presión con todos los ingredientes por casi 1 hora.* Si utilizas una olla convencional, lo ideal es cocinar por unas 3 horas a fuego bajo.
  • 3 Retira de la olla y sirve.

Uno de mis platos colombianos favoritos son los frijoles con tocino, bastante tradicionales en mi país. Es un plato con mucho sabor que resulta ideal para acompañar otros platos como la famosa bandeja paisa. A mí me encantan con cualquier tipo de acompañamiento, en especial con una porción de arroz blanco y tajadas de plátano verde.

Evalúa y Comenta

Natalia Carter Natalia Carter
July 4, 2016

Uno de mis platos colombianos favoritos son los frijoles con tocino, bastante tradicionales en mi país. Es un plato con mucho sabor que resulta ideal para acompañar otros platos como la famosa bandeja paisa. A mí me encantan con cualquier tipo de acompañamiento, en especial con una porción de arroz blanco y tajadas de plátano verde.