Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    205
  • Pinterest
    128
  • Guardar
    43
  • WhatsApp
  • Imprimir
    72

Bandeja Paisa

  • Prep 45 min
  • Total 3 hr 0 min
  • Ingredientes 24
  • Porciones 6

Ingredientes

3
tazas de frijoles cargamanto o rojos grandes
2
cucharadas de aceite
2
lbs de carne molida
1
taza de hogao o guiso
2
lbs de tocino
Chicharrones,
frescos
6
huevos
Plátanos
dulces o tostones (plátanos machos)
Arepa
Sal

Hogao o Guiso

4
cebollas grandes
4
tomates (jitomates)
Cilantro
Sal
Vinagre
Achiote
Aceite,
al gusto

Carne Molida

2
lbs de carne de pulpa molida
Hogao
Tocino,
si lo deseas

Arepa Antioqueña

3
tazas de harina de maíz precocida (blanca o amarilla) para arepas
2
tazas de agua tibia
Un
chorrito de aceite (aproximadamente 2 cucharadas)
Sal,
si la deseas

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 Porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Para que el caldo de los frijoles quede espeso, agrega cualquier tubérculo o raíz como papa o espinaca. Durante su cocción, revuélvelo para que se diluya bien. Si no consigues los frijoles cargamanto, puedes utilizar cualquier frijoles rojos de tamaño grande.

Aprende a preparar este plato tradicional de la gastronomía de Colombia, específicamente de la cocina antioqueña, muy sencillo de hacer y capaz de satisfacer hasta el apetito más feroz. Generosa es la mejor palabra para describir la bandeja paisa. Exagerada, llena de sabores diversos, y todo en grandes proporciones. Por eso siempre se sirve en bandeja y nunca en plato. “Los componentes nunca varían y su preparación no implica gran dificultad. La clave está en que los frijoles queden bien gustosos”, dice Mariana, oriunda de Pereira, y quien vive en Astoria, Nueva York. Tradicionalmente, se acompaña con frijoles, arroz blanco, carne molida o asada (a veces ambas), chicharrón, chorizo, plátanos dulces o tostones, huevo frito, aguacate y una arepita antioqueña (blanca o amarilla). “Hay que comerla con buen apetito, porque no existe a medias, y si sobra, se guarda para el día siguiente como un “calenta’o”, agrega Mariana. En 2005, el gobierno colombiano planteó convertir la bandeja paisa en el plato nacional. Pero las críticas no se hicieron esperar con la designación, argumentando que solo hay un porcentaje de la población colombiana que la consume, y que su origen proviene de una sola región del país. Independientemente de si es o no el plato nacional, con certeza es el más generoso de la rica gastronomía colombiana. No hay duda.

Instrucciones

  • 1 Remoja los frijoles en agua hasta cubrirlos la noche anterior a cocinarlos. Cocina los frijoles en esa misma agua, con la mitad del aceite. Cuando estén blandos, agrega la sal.
  • 2 Mientras tanto, sofríe la carne molida en aceite a fuego medio alto añadiendo la mitad del hogao y revuélvelo bien. Corta en trocitos el tocino y fríe los chicharrones. Mézclalo todo y cocínalo en una sartén durante 10 minutos.
  • 3 Cuando los frijoles estén blandos, añade el guiso restante y cocina entre 5 y 10 minutos adicionales. Luego, en una sartén, coloca aceite para freír los plátanos dulces o los patacones y los huevos fritos. Sírvelo en bandejas con arroz, aguacate y las arepas.
  • 4 Hogao o guiso: Mézclalo todo y cocínalo en una sartén durante 10 minutos
  • 5 Arepas: En un tazón suficientemente grande para amasar, coloca la harina de maíz. Sobre la harina agrega aceite.
  • 6 Añádele sal al agua, viértela y mezcla hasta conseguir una masa consistente.
  • 7 Haz bola de masa en tu mano y aplánala con tus dos manos hasta darle una forma redondita.
  • 8 Luego en una sartén con aceite, ásalas hasta que se doren ambos lados.

Aprende a preparar bandeja paisa, un platillo tradicional de la gastronomía de Colombia, específicamente de la cocina antioqueña, muy sencillo de hacer y capaz de satisfacer hasta el apetito más feroz. Generosa es la mejor palabra para describir la bandeja paisa. Exagerada, llena de sabores diversos, y todo en grandes proporciones. Por eso siempre se sirve en bandeja y nunca en plato. “Los componentes nunca varían y su preparación no implica gran dificultad. La clave está en que los frijoles queden bien gustosos”, dice Mariana, oriunda de Pereira, y quien vive en Astoria, Nueva York. Tradicionalmente, se acompaña con frijoles, arroz blanco, carne molida o asada (a veces ambas), chicharrón, chorizo, plátanos dulces o tostones, huevo frito, aguacate y una arepita antioqueña (blanca o amarilla). “Hay que comerla con buen apetito, porque no existe a medias, y si sobra, se guarda para el día siguiente como un “calenta’o”, agrega Mariana. En 2005, el gobierno colombiano planteó convertir la bandeja paisa en el plato nacional. Pero las críticas no se hicieron esperar con la designación, argumentando que solo hay un porcentaje de la población colombiana que la consume, y que su origen proviene de una sola región del país. Independientemente de si es o no el plato nacional, con certeza es el más generoso de la rica gastronomía colombiana. No hay duda.

Evalúa y Comenta

Greyza Baptista Greyza Baptista
January 13, 2017

Aprende a preparar bandeja paisa, un platillo tradicional de la gastronomía de Colombia, específicamente de la cocina antioqueña, muy sencillo de hacer y capaz de satisfacer hasta el apetito más feroz. Generosa es la mejor palabra para describir la bandeja paisa. Exagerada, llena de sabores diversos, y todo en grandes proporciones. Por eso siempre se sirve en bandeja y nunca en plato. “Los componentes nunca varían y su preparación no implica gran dificultad. La clave está en que los frijoles queden bien gustosos”, dice Mariana, oriunda de Pereira, y quien vive en Astoria, Nueva York. Tradicionalmente, se acompaña con frijoles, arroz blanco, carne molida o asada (a veces ambas), chicharrón, chorizo, plátanos dulces o tostones, huevo frito, aguacate y una arepita antioqueña (blanca o amarilla). “Hay que comerla con buen apetito, porque no existe a medias, y si sobra, se guarda para el día siguiente como un “calenta’o”, agrega Mariana. En 2005, el gobierno colombiano planteó convertir la bandeja paisa en el plato nacional. Pero las críticas no se hicieron esperar con la designación, argumentando que solo hay un porcentaje de la población colombiana que la consume, y que su origen proviene de una sola región del país. Independientemente de si es o no el plato nacional, con certeza es el más generoso de la rica gastronomía colombiana. No hay duda.