Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0

Semifreddo de Chocolate y Menta

  • Prep 45 min
  • Total 12 hr 0 min
  • Ingredientes 9
  • Porciones 8

Ingredientes

1
taza de crema (whipping cream)
4
yemas de huevo
1/4
taza de azúcar
1/4
taza de Crema de Menta (licor)
6
ozs de chocolate oscuro rallado o picado muy finito
3
claras de huevo
1/4
taza de azúcar
1/8
cucharadita de sal
Hojas
de menta

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Agrega almendras tostadas y picadas.

Incorpora caramelitos de menta previamente triturados.

Esta es una receta básica de semifreddo. Si cambias los tipos de chocolate tendrás variados sabores y colores.

Elimina el licor de menta y agrega crema de chocolate y avellanas.

Es uno de los postres helados más ricos de la culinaria italiana: una mezcla de mousse y helado pero mucho más fácil de hacer, al que además se le pueden variar los sabores de forma infinita. Frutas de estación, frutas secas, chocolate, especias… imagínate cada sabor disponible y crea un postre nuevo cada vez. La receta básica consta de tres partes básicas: crema batida, zabaglione, y merengue suizo. Cada componente debe prepararse cuidadosamente para que el postre final sea maravilloso, por lo tanto recomiendo seguir la receta paso a paso para que todo salga rico. Lo primero que debes hacer es preparar el molde, que hay que forrar con film plástico, dejando una buena parte del mismo fuera, para que después sirva para envolver el postre antes de congelarlo. Luego comienza con la crema, sigue con el zabaglione y termina con el merengue. Todo lo que tienes que hacer después es ponerlo en el congelador y dejar el semifreddo hasta el día siguiente. Para servirlo, córtalo apenas lo saques del congelador y no esperes ni un minuto. Como es un postre tan delicado se derrite pronto, especialmente si hace calor. No es necesario acompañarlo con nada, pero si quieres agregar fruta fresca, crema inglesa (custard), crema chantilly, o coulis de frutas, siéntete libre de hacerlo y deja volar tu creatividad. Estoy segura que este semifreddo se convertirá en uno de los favoritos de tu familia.

Instrucciones

  • 1 Bate la crema en la batidora a velocidad alta. Cuando los batidores de marcan en la superficie, apaga la batidora y guarda la crema batida en la refrigeradora.
  • 2 Pon a calentar una ollita con agua. En un tazón de metal, pon las yemas con el azúcar y la crema de menta. El tazón se pone sobre la olla de agua hirviendo, no adentro –el tazón no debe tocar el agua-, baja el fuego y y bate con una batidora manual –o con un batidor de alambre- hasta que está bien firme y cuando levantes el batidor se marquen líneas en el batido.
  • 3 Retira de la olla y agrega todo el chocolate de golpe. Mezcla bien con una espátula hasta que esté homogéneo. El calor del zabaglione derretirá el chocolate. Enfría a temperatura ambiente.
  • 4 En el tazón de la batidora pon las claras con el azúcar y la sal. Vuelve a poner el tazón sobre el agua caliente –no dentro de ella- y bate rápidamente. Quieres que las claras se mezclen con el azúcar y tomen una temperatura tibia, pero no que se coagulen con el calor. Por eso tienes que hacerlo rápidamente.
  • 5 Transfiere el tazón a la batidora y bate las claras a velocidad alta para hacer un merengue suizo. Cuando el merengue esté liso y brillante, está listo.
  • 6 Combina la crema batida con el zabaglione de chocolate y menta. Incorpora el merengue con movimientos envolventes. Vierte en el molde preparado, cubre con el plástico sobrante y congela al menos 12 horas.
  • 7 Antes de servir saca el semifreddo del congelador, desmolda y corta en tajadas. Sirve inmediatamente con hojitas de menta para decorar.

Es uno de los postres helados más ricos de la culinaria italiana: una mezcla de mousse y helado pero mucho más fácil de hacer, al que además se le pueden variar los sabores de forma infinita. Frutas de estación, frutas secas, chocolate, especias… imagínate cada sabor disponible y crea un postre nuevo cada vez. La receta básica consta de tres partes básicas: crema batida, zabaglione, y merengue suizo. Cada componente debe prepararse cuidadosamente para que el postre final sea maravilloso, por lo tanto recomiendo seguir la receta paso a paso para que todo salga rico. Lo primero que debes hacer es preparar el molde, que hay que forrar con film plástico, dejando una buena parte del mismo fuera, para que después sirva para envolver el postre antes de congelarlo. Luego comienza con la crema, sigue con el zabaglione y termina con el merengue. Todo lo que tienes que hacer después es ponerlo en el congelador y dejar el semifreddo hasta el día siguiente. Para servirlo, córtalo apenas lo saques del congelador y no esperes ni un minuto. Como es un postre tan delicado se derrite pronto, especialmente si hace calor. No es necesario acompañarlo con nada, pero si quieres agregar fruta fresca, crema inglesa (custard), crema chantilly, o coulis de frutas, siéntete libre de hacerlo y deja volar tu creatividad. Estoy segura que este semifreddo se convertirá en uno de los favoritos de tu familia.

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
October 12, 2015

Es uno de los postres helados más ricos de la culinaria italiana: una mezcla de mousse y helado pero mucho más fácil de hacer, al que además se le pueden variar los sabores de forma infinita. Frutas de estación, frutas secas, chocolate, especias… imagínate cada sabor disponible y crea un postre nuevo cada vez. La receta básica consta de tres partes básicas: crema batida, zabaglione, y merengue suizo. Cada componente debe prepararse cuidadosamente para que el postre final sea maravilloso, por lo tanto recomiendo seguir la receta paso a paso para que todo salga rico. Lo primero que debes hacer es preparar el molde, que hay que forrar con film plástico, dejando una buena parte del mismo fuera, para que después sirva para envolver el postre antes de congelarlo. Luego comienza con la crema, sigue con el zabaglione y termina con el merengue. Todo lo que tienes que hacer después es ponerlo en el congelador y dejar el semifreddo hasta el día siguiente. Para servirlo, córtalo apenas lo saques del congelador y no esperes ni un minuto. Como es un postre tan delicado se derrite pronto, especialmente si hace calor. No es necesario acompañarlo con nada, pero si quieres agregar fruta fresca, crema inglesa (custard), crema chantilly, o coulis de frutas, siéntete libre de hacerlo y deja volar tu creatividad. Estoy segura que este semifreddo se convertirá en uno de los favoritos de tu familia.