Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    2
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    19

Pastel de Chocolate Oscuro (Casi) sin Harina

  • Prep 20 min
  • Total 2 hr 0 min
  • Ingredientes 12
  • Porciones 10

Ingredientes

Cake:

8
ozs de chocolate oscuro, picado grueso
1
taza de mantequilla sin sal
5
huevos
1
taza de azúcar
2
cucharadas de harina
1
cucharadita de vainilla
1
cucharadita de sal

Ganache:

1
taza de crema de leche (heavy cream)
2
cucharadas de mantequilla
6
ozs de chocolate oscuro, picado grueso

Decoración:

Blackberries
Hojitas
de menta

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Puedes decorar con flores o con otro tipo de frutas.

Utiliza chocolate de leche si lo prefieres. También puedes hacer este cake con chocolate blanco, pero quedará más dulce.

Si buscas una torta de chocolate con un intenso sabor y una exquisita textura cremosa, esta receta es para ti. La preparación es rapidísima y no necesitas una batidora eléctrica para hacerla; lo que más se demora es hornearla y enfriarla. Como siempre me gusta jugar un poco con los ingredientes, puedes reemplazar la harina corriente con la misma cantidad de harina de almendras, lo que instantáneamente convertirá este pastel de chocolate en una obra maestra sin gluten, perfecta para quienes tienen problemas con éste pero no desean privarse de un postre espectacular. La ventaja de esta torta es que se puede conservar hasta por tres días en la nevera, bien tapada para que no adquiera olores extraños. Antes de servirla tienes que dejarla a temperatura ambiente unos 20 minutos para que se vuelva a poner suave y cremosa. Para facilitarte el procedimiento, puedes hacer la ganache desde el día anterior y una vez enfríe lo pones en un recipiente bien cerrado y lo refrigeras. Esta torta de chocolate es tan intensa que una pequeña porción será suficiente para satisfacer tus antojos chocolateros. Pero si eres de verdad super dulcera, puedes agregar una rica salsa de blackberries o crema inglesa (custard), que para mí es el complemento perfecto. Me gusta tanto el custard que me lo podría comer con cucharita… pero eso es otra historia. ¿Y a ti cómo te gusta servir tu pastel de chocolate?

Instrucciones

  • 1 Cake: Precalienta el horno a 325ºF. Engrasa un molde redondo de 9 pulgadas, y forra el fondo con papel manteca (parchment paper), engrasa y enharina el papel y los costados del molde.
  • 2 En una ollita combina el chocolate y la mantequilla. Cocina a fuego muy bajo, revolviendo de vez en cuando hasta que esté homogéneo. Apaga el fuego y enfría a temperatura ambiente.
  • 3 En un tazón grande bate ligeramente los huevos con un batidor de alambre, solo hasta que estén bien mezclados. Agrega el chocolate derretido, la harina, sal y vainilla, combinando con una espátula hasta que la mezcla esté homogénea.
  • 4 Pon la masa en el molde preparado y hornea por 1 hora o hasta que el cake se vea cuajado y ligeramente hinchado en el centro.
  • 5 Enfríalo en una rejilla. Cuando esté tibio, desmóldalo en un plato para servir y descarta el papel manteca (parchment) pegado en la base del cake. Enfría completamente.
  • 6 Ganache: Calienta la crema en una ollita a fuego medio, junto con la mantequilla y la glucosa. Lleva a ebullición. Apaga el fuego y agrega el chocolate. No lo muevas por un par de minutos, y luego, con una espátula comienza a revolverlo suavemente desde el centro, hasta que se vea brillante y super liso.
  • 7 Enfría por unos minutos y chorrea sobre el cake, esparciendo bien con una espátula. Enfría completamente.
  • 8 Decora con blackberries y unas hojas de menta. Sirve en porciones pequeñas.

Si buscas una torta de chocolate con un intenso sabor y una exquisita textura cremosa, esta receta es para ti. La preparación es rapidísima y no necesitas una batidora eléctrica para hacerla; lo que más se demora es hornearla y enfriarla. Como siempre me gusta jugar un poco con los ingredientes, puedes reemplazar la harina corriente con la misma cantidad de harina de almendras, lo que instantáneamente convertirá este pastel de chocolate en una obra maestra sin gluten, perfecta para quienes tienen problemas con éste pero no desean privarse de un postre espectacular. La ventaja de esta torta es que se puede conservar hasta por tres días en la nevera, bien tapada para que no adquiera olores extraños. Antes de servirla tienes que dejarla a temperatura ambiente unos 20 minutos para que se vuelva a poner suave y cremosa. Para facilitarte el procedimiento, puedes hacer la ganache desde el día anterior y una vez enfríe lo pones en un recipiente bien cerrado y lo refrigeras. Esta torta de chocolate es tan intensa que una pequeña porción será suficiente para satisfacer tus antojos chocolateros. Pero si eres de verdad super dulcera, puedes agregar una rica salsa de blackberries o crema inglesa (custard), que para mí es el complemento perfecto. Me gusta tanto el custard que me lo podría comer con cucharita… pero eso es otra historia. ¿Y a ti cómo te gusta servir tu pastel de chocolate?

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
September 8, 2016

Si buscas una torta de chocolate con un intenso sabor y una exquisita textura cremosa, esta receta es para ti. La preparación es rapidísima y no necesitas una batidora eléctrica para hacerla; lo que más se demora es hornearla y enfriarla. Como siempre me gusta jugar un poco con los ingredientes, puedes reemplazar la harina corriente con la misma cantidad de harina de almendras, lo que instantáneamente convertirá este pastel de chocolate en una obra maestra sin gluten, perfecta para quienes tienen problemas con éste pero no desean privarse de un postre espectacular. La ventaja de esta torta es que se puede conservar hasta por tres días en la nevera, bien tapada para que no adquiera olores extraños. Antes de servirla tienes que dejarla a temperatura ambiente unos 20 minutos para que se vuelva a poner suave y cremosa. Para facilitarte el procedimiento, puedes hacer la ganache desde el día anterior y una vez enfríe lo pones en un recipiente bien cerrado y lo refrigeras. Esta torta de chocolate es tan intensa que una pequeña porción será suficiente para satisfacer tus antojos chocolateros. Pero si eres de verdad super dulcera, puedes agregar una rica salsa de blackberries o crema inglesa (custard), que para mí es el complemento perfecto. Me gusta tanto el custard que me lo podría comer con cucharita… pero eso es otra historia. ¿Y a ti cómo te gusta servir tu pastel de chocolate?