Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    6
  • Pinterest
    9
  • Guardar
    23
  • WhatsApp
  • Imprimir
    25

Huevos Ahogados

  • Prep 35 min
  • Total 50 min
  • Ingredientes 12
  • Porciones 4

Ingredientes

1/2
cucharada de aceite vegetal
1
cebolla grande (cortada en 4 trozos)
5
dientes de ajo
2
cucharadas de sal más 2 cucharaditas
4
tomates Roma
1
chile de árbol
1
chile serrano
1
chile jalapeño
2
chiles amarillos
2
cucharaditas de pimienta negra
1
taza del agua en la que hirvieron los chiles
4
huevos

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

La primera vez que escuché decir “huevos ahogados” yo era apenas una niña pequeña en la casa de mi bisabuela, intentando entender por qué estaban hablando de huevos que se habían ahogado. Siendo la niña curiosa que era, pregunté qué significaba eso. Mi bisabuela había nacido en Tijuana y estaba preparando una salsa picante de tomate para escalfar los huevos en ella. Miré cómo la salsa hervía en la sartén mientras ella cuidadosamente rompía los huevos para añadirlos a la mezcla caliente. Luego me explicó que esos eran los huevos ahogados en la salsa. Este platillo me ha encantado desde la primera vez que ella me lo sirvió... hasta el día de hoy. Prepara este sencillo platillo para tu familia.

Instrucciones

  • 1 Vierte el aceite vegetal en una sartén pequeña para freír, puesta sobre un fuego moderado. Deja que se caliente.
  • 2 Añade la cebolla y los dientes de ajo a la sartén. Dora la cebolla y el ajo por todos los lados. Retira de la sartén y ponlos en una licuadora para usarlos después.
  • 3 Llena con agua la mitad de una olla grande con tapa. Pon la olla sobre un fuego moderado y añade 2 cucharadas de sal a la olla. Ponle la tapa y deja que hierva.
  • 4 Añade los tomates, el chile de árbol, el chile serrano, el chile jalapeño y el chile amarillo al agua hirviendo y cúbrelos con la tapa.
  • 5 Permite que la mezcla de chiles hierva por 30 minutos.
  • 6 Añade los tomates hervidos, el chile de árbol (quítale el tallo), 1 cucharadita de pimienta negra, 2 cucharaditas de sal, el chile serrano, el chile jalapeño, el chile amarillo y 1 taza del agua en la que hirvieron los chiles a la licuadora para mezclarlos con la cebolla y los dientes de ajo fritos.
  • 7 Licúa hasta que esté espesa.
  • 8 Vierte la mezcla de chiles en una sartén para freír grande, sobre fuego moderado. Déjala hervir.
  • 9 Una vez que la salsa esté hirviendo, añade cuidadosamente los huevos, uno por uno, a la salsa.
  • 10 Cubre la sartén con la tapa y cocina a fuego lento hasta que la clara de los huevos esté completamente cocida pero las yemas sigan blandas.
  • 11 Sirve los huevos en un tazón junto con la salsa.
  • 12 ¡Disfruta!

La primera vez que escuché decir “huevos ahogados” yo era apenas una niña pequeña en la casa de mi bisabuela, intentando entender por qué estaban hablando de huevos que se habían ahogado. Siendo la niña curiosa que era, pregunté qué significaba eso. Mi bisabuela había nacido en Tijuana y estaba preparando una salsa picante de tomate para escalfar los huevos en ella. Miré cómo la salsa hervía en la sartén mientras ella cuidadosamente rompía los huevos para añadirlos a la mezcla caliente. Luego me explicó que esos eran los huevos ahogados en la salsa. Este platillo me ha encantado desde la primera vez que ella me lo sirvió... hasta el día de hoy. Prepara este sencillo platillo para tu familia.

Evalúa y Comenta

Nicole Presley Nicole Presley
March 8, 2016

La primera vez que escuché decir “huevos ahogados” yo era apenas una niña pequeña en la casa de mi bisabuela, intentando entender por qué estaban hablando de huevos que se habían ahogado. Siendo la niña curiosa que era, pregunté qué significaba eso. Mi bisabuela había nacido en Tijuana y estaba preparando una salsa picante de tomate para escalfar los huevos en ella. Miré cómo la salsa hervía en la sartén mientras ella cuidadosamente rompía los huevos para añadirlos a la mezcla caliente. Luego me explicó que esos eran los huevos ahogados en la salsa. Este platillo me ha encantado desde la primera vez que ella me lo sirvió... hasta el día de hoy. Prepara este sencillo platillo para tu familia.