MENU
  • Facebook
    5
  • Pinterest
    7
  • Guardar
    3
  • Imprimir
    5

Mermelada de Piña

mermelada de piña Condiment
Mermelada de Piña
  • Prep 10 min
  • Total 30 min
  • Ingredientes 7
  • Porciones 4

No hay nada más sabroso que una verdadera mermelada de fruta hecha en casa, como era común hace algunos años. Recuerdo la emoción que sentía de niña al oler el aroma de la fruta hirviendo junto al azúcar, que anunciaba que ese día habría mermelada en casa. Por eso, la semana pasada decidí preparar mi propia mermelada de piña. Es muy fácil de hacer, rinde mucho y es deliciosa. La puedes comer en el desayuno con unas tostadas, envasarla o servirla acompañada de galletas saladas. Son muchas las opciones pero algo si es seguro: ¡lo deliciosa que es! Inspírate y anímate a probarla hoy. ¡A disfrutar! MAS + MENOS -

Ingredientes

1/2
1/2 taza de agua
2
2 clavos de olor
1
1 raja de canela
1
1 pizca de sal
1
1 piña grande, pelada y cortada en rodajas
Jugo de 1/2 limón
Azúcar al gusto

Instrucciones

Esconder
  • 1
    En una cacerola pon a hervir el agua. Agrega los clavos de olor, la raja de canela y la pizca de sal.
  • 2
    Mientras el agua hierve, pica la piña finamente.
  • 3
    Cuando el agua ya esté hirviendo, agrega la piña finamente picada. Añade el azúcar batiendo constantemente para evitar que se pegue. Deja hervir la piña a fuego medio (sin dejar de revolver) por 20 minutos, o hasta obtener una mezcla homogénea.
  • 4
    Déjala enfriar y estará lista para servirla o para ser envasada.

Consejos de expertos

  • Disfrútala con un pan caliente.
  • Para picar la piña, puedes utilizar un procesador de alimentos para obtener una mezcla más homogénea. A mí me gusta que queden algunos trocitos enteros de piña en mi mermelada.

Información Nutricional

No hay información nutricional disponible para esta receta

Más acerca de esta receta

  • No hay nada más sabroso que una verdadera mermelada de fruta hecha en casa, como era común hace algunos años. Recuerdo la emoción que sentía de niña al oler el aroma de la fruta hirviendo junto al azúcar, que anunciaba que ese día habría mermelada en casa. Por eso, la semana pasada decidí preparar mi propia mermelada de piña. Es muy fácil de hacer, rinde mucho y es deliciosa. La puedes comer en el desayuno con unas tostadas, envasarla o servirla acompañada de galletas saladas. Son muchas las opciones pero algo si es seguro: ¡lo deliciosa que es! Inspírate y anímate a probarla hoy. ¡A disfrutar!

© 2018 ®/TM General Mills Reservados todos los derechos

Evalúa y Comenta