MENU
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • Imprimir
    0

Licuado para Niños con Aguacate

licuado para niños con aguacate Beverage
Licuado para Niños con Aguacate
  • Prep 5 min
  • Total 5 min
  • Ingredientes 5
  • Porciones 2

Los jugos y licuados de verduras están de moda y la principal razón es que tomarlos es como inyectar un líquido multivitamínico directo en el flujo sanguíneo. Si bien masticar las fibras es bueno y necesario, así como todo el proceso normal de ingerir alimentos nutritivos, cuando extraemos las fibras de las frutas y las verduras (como cuando haces jugos) o cuando las predigerimos, convirtiéndolas en líquido en una licuadora (como cuando haces licuados), los nutrientes van rápidamente a tu sistema y hacen trabajar menos a tu sistema digestivo. La gran pregunta es ¿cómo hacemos que los niños se interesen por estas bebidas poderosas? Una buena manera es dar pequeñas dosis de las verduras más fuertes hasta que se acostumbren a su sabor. Otra cosa que los niños aman es la consistencia cremosa, por lo tanto, las bananas y los aguacates son una buena elección. Trata de usar más aguacate, sobre todo para evitar que el licuado tenga demasiada azúcar. MAS + MENOS -

Ingredientes

1
taza de jugo de naranja natural (sin azúcar ni químicos agregados)
1
taza de espinaca cortada
1
taza de lechuga cortada
1
taza de moras azules
1/2
aguacate

Instrucciones

Esconder
  • 1
    Procesa todos los ingredientes en una licuadora hasta obtener una consistencia suave.

Consejos de expertos

  • El hecho de que algo sea bueno para ti no significa que debas abusar de ello. Los licuados son bebidas nutritivas maravillosas, pero un vaso pequeño/mediano es suficiente para tus hijos.
  • Si quieres reducir lo dulce de este licuado, puedes reemplazar la mitad del jugo de naranja con agua de coco sin procesar.

Información Nutricional

No hay información nutricional disponible para esta receta

Más acerca de esta receta

  • Los jugos y licuados de verduras están de moda y la principal razón es que tomarlos es como inyectar un líquido multivitamínico directo en el flujo sanguíneo. Si bien masticar las fibras es bueno y necesario, así como todo el proceso normal de ingerir alimentos nutritivos, cuando extraemos las fibras de las frutas y las verduras (como cuando haces jugos) o cuando las predigerimos, convirtiéndolas en líquido en una licuadora (como cuando haces licuados), los nutrientes van rápidamente a tu sistema y hacen trabajar menos a tu sistema digestivo. La gran pregunta es ¿cómo hacemos que los niños se interesen por estas bebidas poderosas? Una buena manera es dar pequeñas dosis de las verduras más fuertes hasta que se acostumbren a su sabor. Otra cosa que los niños aman es la consistencia cremosa, por lo tanto, las bananas y los aguacates son una buena elección. Trata de usar más aguacate, sobre todo para evitar que el licuado tenga demasiada azúcar.

© 2018 ®/TM General Mills Reservados todos los derechos

Evalúa y Comenta