Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    2
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    1
  • WhatsApp
  • Imprimir
    2

Tacos de Rajas de Chile Poblano

  • Prep 10 min
  • Total 1 hr 40 min
  • Ingredientes 9
  • Porciones 6

Ingredientes

1
cucharadita de aceite de oliva
2
chiles poblanos
1
pimiento amarillo, cortado en tiras finas
1
cucharada de aceite vegetal
1
cebolla, cortada en rodajas finas
1
cucharadita de caldo de pollo en cubito
1/3
taza de agua
1
taza de crema agria
6
tortillas de maíz

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

También puedes usar crema agria para rellenar las tortillas.

Mi prometido tiene mucha familia en Mexicali, México. Hace 7 u 8 años, solíamos ir de visita al menos cada tres meses antes de que naciera mi hijo. Todo me encantaba en ese lugar: la gente, el paisaje, las tiendas y mi nueva familia política. Lo único que me sigue sorprendiendo hasta el día de hoy es la comida. Durante un día muy caluroso en Mexicali, Mari, la prima de mi prometido, estaba preparando unas rajas de chile poblano. No me importó el intenso calor y me metí en la cocina para aprender cómo hacer este maravilloso plato casero. Asamos los chiles a fuego directo; luego los cocinamos al vapor y los pelamos. Después de todo eso, los cortamos en tiras finas. ¡Por eso se llaman "rajas"! Cada vez que extraño Mexicali, preparo rajas en casa de la manera que me enseñó Mari. ¡Eso me ayuda un poquito a recordar ese bello lugar!

Instrucciones

  • 1 Cubre los chiles poblanos con aceite de oliva.
  • 2 Calienta los chiles a fuego directo para que se le queme la piel, hasta que se pongan negros.
  • 3 Colócalos en una bolsa con cierre hermético para que se calienten con su propio vapor por 1 hora.
  • 4 Pásalos por agua fría para sacarles la piel quemada.
  • 5 Elimina los tallos y semillas. Córtalos en finas tiras.
  • 6 Elimina los tallos y semillas de los pimientos amarillos también.
  • 7 En una sartén grande a fuego medio, calienta el aceite vegetal.
  • 8 Agrega los chiles poblanos, la cebolla y el pimiento. Mezcla bien.
  • 9 Saltea por 10-15 minutos, mezclando con frecuencia, o hasta que la cebolla y los pimientos estén tiernos.
  • 10 Espolvorea el caldo en cubito y mezcla bien.
  • 11 Vierte el agua en la sartén y mezcla bien. Deja que el agua se evapore un poco.
  • 12 Agrega la crema agria y mezcla bien.
  • 13 Calienta las tortillas a fuego directo y rellénalas con la preparación de las rajas. Sirve y ¡a disfrutar!

Mi prometido tiene mucha familia en Mexicali, México. Hace 7 u 8 años, solíamos ir de visita al menos cada tres meses antes de que naciera mi hijo. Todo me encantaba en ese lugar: la gente, el paisaje, las tiendas y mi nueva familia política. Lo único que me sigue sorprendiendo hasta el día de hoy es la comida. Durante un día muy caluroso en Mexicali, Mari, la prima de mi prometido, estaba preparando unas rajas de chile poblano. No me importó el intenso calor y me metí en la cocina para aprender cómo hacer este maravilloso plato casero. Asamos los chiles a fuego directo; luego los cocinamos al vapor y los pelamos. Después de todo eso, los cortamos en tiras finas. ¡Por eso se llaman "rajas"! Cada vez que extraño Mexicali, preparo rajas en casa de la manera que me enseñó Mari. ¡Eso me ayuda un poquito a recordar ese bello lugar!

Evalúa y Comenta

Nicole Presley Nicole Presley
October 12, 2015

Mi prometido tiene mucha familia en Mexicali, México. Hace 7 u 8 años, solíamos ir de visita al menos cada tres meses antes de que naciera mi hijo. Todo me encantaba en ese lugar: la gente, el paisaje, las tiendas y mi nueva familia política. Lo único que me sigue sorprendiendo hasta el día de hoy es la comida. Durante un día muy caluroso en Mexicali, Mari, la prima de mi prometido, estaba preparando unas rajas de chile poblano. No me importó el intenso calor y me metí en la cocina para aprender cómo hacer este maravilloso plato casero. Asamos los chiles a fuego directo; luego los cocinamos al vapor y los pelamos. Después de todo eso, los cortamos en tiras finas. ¡Por eso se llaman "rajas"! Cada vez que extraño Mexicali, preparo rajas en casa de la manera que me enseñó Mari. ¡Eso me ayuda un poquito a recordar ese bello lugar!