Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    20
  • Pinterest
    21
  • Guardar
    5
  • WhatsApp
  • Imprimir
    25

Lomo de Cerdo a la Cerveza

  • Prep 45 min
  • Total 60 min
  • Ingredientes 7
  • Porciones 6

Ingredientes

2
lbs de lomo de cerdo sin hueso condimentado
1/2
cucharada de sal Kosher
1/2
cucharada de paprika
1/2
cucharadita de pimienta negra
1/2
cucharada de aceite de oliva
4
dientes de ajo finamente picados
1
lata o botella de cerveza

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Deja el lomo adobado el día anterior de su preparación. Puedes usar el aceite vegetal, sal, pimienta molida, paprika, ramitas de romero (opcional) y ajo picado. Deja en un recipiente cerrado por toda la noche.

La cena de fin de año no sólo es la última de la que disfrutaremos durante el año, pero también una de las más esperadas. Debido al ajetreo del día, nada mejor que contar con recetas sencillas y deliciosas para celebrar la llegada de un nuevo año. Por lo general, nos reunimos en casa de algún familiar en horas de la tarde y cada invitado trae consigo un platillo y/o bebidas. Este año, mi receta consiste en un delicioso lomo de cerdo a la cerveza, que va muy bien con otros platos como ensaladas, purés y arroces. Su preparación es sencilla, por lo que puedo terminar su cocción mientras disfruto de la compañía de mis amigos y familiares. Puede variar el tipo de corte de la carne según tu preferencia, al igual que la cantidad de los ingredientes. Como bien dice el dicho: “entre gustos, no hay disgustos”.

Instrucciones

  • 1 Precalienta el horno a 350°F.
  • 2 Al momento de preparar el lomo, escurre el adobo. Reparte la sal Kosher, paprika y pimienta negra sobre el lomo.
  • 3 En una refractaria, agrega los ajos y baña el lomo con media cerveza. Traslada al horno y cocínalo por media hora, revisando que no se seque. Pasado este tiempo, agrega el resto de la cerveza y colócalo nuevamente en el horno por unos 15 minutos.
  • 4 Una vez listo, sirve en una plato alargado y déjalo reposar por unos 10 minutos antes de cortar en rodajas.

La cena de fin de año no sólo es la última de la que disfrutaremos durante el año, pero también una de las más esperadas. Debido al ajetreo del día, nada mejor que contar con recetas sencillas y deliciosas para celebrar la llegada de un nuevo año. Por lo general, nos reunimos en casa de algún familiar en horas de la tarde y cada invitado trae consigo un platillo y/o bebidas. Este año, mi receta consiste en un delicioso lomo de cerdo a la cerveza, que va muy bien con otros platos como ensaladas, purés y arroces. Su preparación es sencilla, por lo que puedo terminar su cocción mientras disfruto de la compañía de mis amigos y familiares. Puede variar el tipo de corte de la carne según tu preferencia, al igual que la cantidad de los ingredientes. Como bien dice el dicho: “entre gustos, no hay disgustos”.

Evalúa y Comenta

Natalia Carter Natalia Carter
October 8, 2015

La cena de fin de año no sólo es la última de la que disfrutaremos durante el año, pero también una de las más esperadas. Debido al ajetreo del día, nada mejor que contar con recetas sencillas y deliciosas para celebrar la llegada de un nuevo año. Por lo general, nos reunimos en casa de algún familiar en horas de la tarde y cada invitado trae consigo un platillo y/o bebidas. Este año, mi receta consiste en un delicioso lomo de cerdo a la cerveza, que va muy bien con otros platos como ensaladas, purés y arroces. Su preparación es sencilla, por lo que puedo terminar su cocción mientras disfruto de la compañía de mis amigos y familiares. Puede variar el tipo de corte de la carne según tu preferencia, al igual que la cantidad de los ingredientes. Como bien dice el dicho: “entre gustos, no hay disgustos”.