Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    7
  • Pinterest
    6
  • Guardar
    2
  • WhatsApp
  • Imprimir
    9

Ensalada de Remolachas Asadas con Vinagreta de Serrano, Chile y Lima

  • Prep 30 min
  • Total 2 hr 0 min
  • Ingredientes 9
  • Porciones 6

Ingredientes

1 1/2
lb de remolachas frescas (betabeles)
Jugo
de 1 lima grande
1/3
taza de aceite de oliva
2
pimientos serranos, sin semilla y cortados (chiles)
1
cucharadita de sal
1
cucharadita de orégano
1
cucharadita de azúcar
1/3
taza de cilantro picado
1
cebolla morada pequeña cortada en tiras finas

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 Porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Cuando uses cebollas frescas en tus recetas, primero ponlas a remojar en agua fría durante al menos 20 minutos antes de usarlas. Este método, que en inglés se llama deflaming, te ayudará a que el fuerte sabor de las cebollas sea más suave.

La primera vez que realmente probé las remolachas fue en una ensalada llamada "encebollado" que se prepara principalmente con cebollas moradas, jugo de lima o limón fresco, chiles y algunas remolachas. Con el paso de los años, comencé a agregar más remolachas porque me encanta su sabor. En casa se sirven generalmente con arroz o como decoración de la carne asada.

Instrucciones

  • 1 Precalienta el horno a 400°F.
  • 2 Lava las remolachas y asegúrate de quitar toda la tierra. Corta las raíces y los tallos y envuelve cada remolacha en papel de aluminio. Coloca las remolachas en una charola para hornear y cocínalas en el horno precalentado entre 50 y 55 minutos, o hasta que estén tiernas cuando las pruebas con un tenedor.
  • 3 En la licuadora, mezcla el jugo de lima, el aceite de oliva, la mitad de los pimientos serranos (chiles), la sal, el orégano, el azúcar y la mitad del cilantro. Licúa a velocidad alta hasta que logres una mezcla uniforme, agrega sal a gusto y reserva. Pasa las cebollas a un recipiente pequeño, cubre con agua fría y reserva.
  • 4 Cuando pruebes las remolachas con el tenedor y estén tiernas, retíralas del horno, abre el papel de aluminio y déjalas enfriar durante 30 minutos. Una vez que las remolachas se hayan enfriado un poco, pela la piel con un cuchillo afilado. Corta las remolachas en cubitos y pásalas a un recipiente para servir. Rocía rápidamente las remolachas con la vinagreta y mezcla bien para que quede bien unido.
  • 5 Cuando las vayas a servir, escurre bien las cebollas y envuélvelas alrededor de las remolachas. Sirve como plato o como acompañamiento a tu plato de arroz preferido. Divide la ensalada en 6 platos pequeños y decora con el resto de los pimientos serranos y el cilantro.

La primera vez que realmente probé las remolachas fue en una ensalada llamada "encebollado" que se prepara principalmente con cebollas moradas, jugo de lima o limón fresco, chiles y algunas remolachas. Con el paso de los años, comencé a agregar más remolachas porque me encanta su sabor. En casa se sirven generalmente con arroz o como decoración de la carne asada.

Evalúa y Comenta

Sonia Mendez Garcia Sonia Mendez Garcia
October 19, 2015

La primera vez que realmente probé las remolachas fue en una ensalada llamada "encebollado" que se prepara principalmente con cebollas moradas, jugo de lima o limón fresco, chiles y algunas remolachas. Con el paso de los años, comencé a agregar más remolachas porque me encanta su sabor. En casa se sirven generalmente con arroz o como decoración de la carne asada.