Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    24
  • Pinterest
    11
  • Guardar
    2
  • WhatsApp
  • Imprimir
    7

Chocolate Caliente Vegano con Chía y Coco

  • Prep 5 min
  • Total 15 min
  • Ingredientes 6
  • Porciones 2

Ingredientes

1
lata de leche de coco
2
cucharadas de cacao sin procesar en polvo
1/4
cucharadita de canela en polvo
1
cucharadita de esencia de vainilla
1
cucharada de chía molida
Stevia/yacón/miel
sin procesar/azúcar de coco, para endulzar

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Para darle un toque más impresionante, puedes esparcir copos de coco encima de tu chocolate caliente.

Puedes remplazar la leche de coco con leche de almendras, de arroz, común, o agua. Si te gusta mucho tomar chocolate caliente durante el invierno, te aconsejo variar entre todas éstas cada vez. Cada una te dará un sabor y una consistencia diferente.

Si tienes semillas de chía y un molinillo, puedes moler las semillas tú mismo. Si no, compra chía molida.

Otra manera deliciosa de preparar chocolate caliente es derritiendo chocolate en una sartén con leche. Usa el chocolate más amargo que consigas.

El mejor chocolate caliente vegano que probé fue en Italia. Tenía mucho sabor, era bien oscuro y tan espeso que tuve que tomarlo con una cuchara. Después de probarlo, quedé completamente enamorada de los chocolates calientes espesos. Así que cuando los comencé a preparar en casa, descubrí que podía agregarles fécula de maíz para darle esa consistencia que tanto amaba. El invierno pasado, cuando comenzó mi temporada de chocolates calientes, empecé a probar diferentes maneras de hacerlo espeso y delicioso. Como la chía se ha convertido en uno de mis ingredientes favoritos, pensé en utilizarla para darle la textura deseada a mis chocolates calientes. Después de todo, esta súper semilla tiene la capacidad de absorber mucho más de su peso en agua, y crea una textura gelatinosa. Yo la probé con un chocolate caliente vegano hecho con leche de coco, que es más cremosa que la leche común. El resultado era exactamente lo que buscaba. ¡Esta receta se convertirá en tu favorita!

Instrucciones

  • 1 Coloca la leche de coco, el cacao en polvo, la canela en polvo y la esencia de vainilla en una sartén pequeña a fuego bajo. Con un batidor a mano, disuelve el cacao por completo.
  • 2 Llena la mitad de la lata vacía de leche de coco con agua, agrégala a la sartén, y sigue mezclando hasta que esté bien caliente. Retira del fuego.
  • 3 Agrega la chía a la sartén, y mezcla bien hasta que se disuelva.
  • 4 Agrega el endulzante que más te guste, mezcla bien, y deja reposar por 5-10 minutos así se espesa la chía. Sirve.

El mejor chocolate caliente que probé fue en Italia. Tenía mucho sabor, era bien oscuro y tan espeso que tuve que tomarlo con una cuchara. Después de probarlo, quedé completamente enamorada de los chocolates calientes espesos. Así que cuando los comencé a preparar en casa, descubrí que podía agregarles fécula de maíz para darle esa consistencia que tanto amaba. El invierno pasado, cuando comenzó mi temporada de chocolates calientes, empecé a probar diferentes maneras de hacerlo espeso y delicioso. Como la chía se ha convertido en uno de mis ingredientes favoritos, pensé en utilizarla para darle la textura deseada a mis chocolates calientes. Después de todo, esta súper semilla tiene la capacidad de absorber mucho más de su peso en agua, y crea una textura gelatinosa. Yo la probé con un chocolate caliente vegano hecho con leche de coco, que es más cremosa que la leche común. El resultado era exactamente lo que buscaba. ¡Esta receta se convertirá en tu favorita!

Evalúa y Comenta

Morena Escardo Morena Escardo
September 28, 2016

El mejor chocolate caliente que probé fue en Italia. Tenía mucho sabor, era bien oscuro y tan espeso que tuve que tomarlo con una cuchara. Después de probarlo, quedé completamente enamorada de los chocolates calientes espesos. Así que cuando los comencé a preparar en casa, descubrí que podía agregarles fécula de maíz para darle esa consistencia que tanto amaba. El invierno pasado, cuando comenzó mi temporada de chocolates calientes, empecé a probar diferentes maneras de hacerlo espeso y delicioso. Como la chía se ha convertido en uno de mis ingredientes favoritos, pensé en utilizarla para darle la textura deseada a mis chocolates calientes. Después de todo, esta súper semilla tiene la capacidad de absorber mucho más de su peso en agua, y crea una textura gelatinosa. Yo la probé con un chocolate caliente vegano hecho con leche de coco, que es más cremosa que la leche común. El resultado era exactamente lo que buscaba. ¡Esta receta se convertirá en tu favorita!