Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    1
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    1

Bruselina de Chocolate con Crema de Manjar Blanco

  • Prep 20 min
  • Total 1 hr 30 min
  • Ingredientes 13
  • Porciones 6

Ingredientes

3/4
taza de mantequilla sin sal
1 1/2
tazas de azúcar
4
huevos
1 1/2
tazas de harina de repostería
1/2
taza de cacao
1 1/2
cucharadita de polvo para hornear
1/4
cucharadita de sal
2
tazas de crema de leche
1/2
taza de manjar blanco
1/2
taza de frambuesas
1/4
taza de chocolate rallado
Azúcar
en polvo, al gusto
Hojitas
de menta, para decorar

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Puedes decorar con unas líneas de manjar blanco sobre toda la superficie de la bruselina.

Puedes usar cerezas al marrasquino para decorar, en vez de las frambuesas.

Si quieres hacer la bruselina con canela, remplaza el cacao con 1/3 taza de harina y 1 cucharada de canela en polvo.

Hace algún tiempo este delicado pastel de chocolate era uno de los postres más pedidos en varios de los mejores restaurantes limeños. Las capas de galleta de chocolate tienen una mezcla de texturas ligeramente crocante en las orillas y súper tierna en el centro, y al alternarse con la siempre exquisita crema chantilly, componen el final perfecto para cualquier comida. Aunque parezca complicado, es muy fácil de hacer en casa. El truco está en encontrar ese punto perfecto para que las capas de chocolate no queden ni tan crocantes ni muy blandas. Para esto hay que conocer bien el horno de cada uno y comenzar a probar el punto de las galletas un par de minutos antes de que se cumpla el tiempo indicado. La crema batida se hace batiendo crema de leche bien helada, a la que se agregan un par de cucharadas de azúcar. Yo la he reemplazado por un poco de dulce de leche, pero este ingrediente es opcional. La clave para saber si la crema está lista, es cuando ves que el batidor se marca en la crema, que tiene que estar espesa. Si continúas batiendo después de este punto, la crema se va a separar y se convertirá en mantequilla. El chocolate se puede rallar –siempre y cuando esté a temperatura ambiente, no frío– con la parte gruesa de un rallador, o puedes usar un pelapapas para hacer tiritas. Es como pelar una papa o una zanahoria. Este chocolate es muy decorativo y se ve lindo sobre todo tipo de postres y helados. ¡Que lo disfrutes!

Instrucciones

  • 1 Precalienta el horno a 350 ºF.
  • 2 En dos moldes para horno, coloca dos láminas de papel manteca y con un lápiz dibuja 6 ó 7 círculos de 7 pulgadas de diámetro.
  • 3 En una batidora, bate la mantequilla y el azúcar hasta que obtener una consistencia cremosa. Agrega los huevos uno por uno, batiendo bien después de agregar cada uno. Después de incorporar el último huevo, bate por 8 minutos.
  • 4 Mientras tanto tamiza la harina, el cacao, el polvo para hornear y la sal.
  • 5 Baja la velocidad de la batidora al mínimo e incorpora los ingredientes secos con la ayuda de una espátula para que no queden partes sin incorporar.
  • 6 Vierte 1/2 taza de esta mezcla en cada círculo dibujado en el papel manteca y esparce sin que se salga de los bordes. Hornea por 15 minutos.
  • 7 Antes de retirar del horno toca la superficie de uno de los círculos con la yema del dedo índice. Si la masa se te pega al dedo, hornea 1 minuto más. No te excedas con el tiempo de cocción porque las galletas no te tienen que quedar crocantes, sino esponjosas como un pastel.
  • 8 Retira de las latas, saca el papel manteca con cuidado y deja enfriar en rejillas.
  • 9 En otro recipiente, bate la crema con el manjar blanco hasta que esté firme.
  • 10 Para armar la bruselina, pon una capa de galleta en un plato. Cubre con un poco de crema y esparce hasta los bordes. Cubre con otra galleta y repite las capas hasta terminar con una galleta como capa superior.
  • 11 Sobre la última capa vierte crema batida (la puedes poner con manga pastelera y una boquilla.) En el centro pon varias frambuesas y esparce todo el rededor con el chocolate rallado.
  • 12 Coloca las frambuesas encima con azúcar en polvo y dale el toque final con unas hojitas de menta.

Hace algún tiempo este delicado pastel de chocolate era uno de los postres más pedidos en varios de los mejores restaurantes limeños. Las capas de galleta de chocolate tienen una mezcla de texturas ligeramente crocante en las orillas y súper tierna en el centro, y al alternarse con la siempre exquisita crema chantilly, componen el final perfecto para cualquier comida. Aunque parezca complicado, es muy fácil de hacer en casa. El truco está en encontrar ese punto perfecto para que las capas de chocolate no queden ni tan crocantes ni muy blandas. Para esto hay que conocer bien el horno de cada uno y comenzar a probar el punto de las galletas un par de minutos antes de que se cumpla el tiempo indicado. La crema batida se hace batiendo crema de leche bien helada, a la que se agregan un par de cucharadas de azúcar. Yo la he reemplazado por un poco de dulce de leche, pero este ingrediente es opcional. La clave para saber si la crema está lista, es cuando ves que el batidor se marca en la crema, que tiene que estar espesa. Si continúas batiendo después de este punto, la crema se va a separar y se convertirá en mantequilla. El chocolate se puede rallar –siempre y cuando esté a temperatura ambiente, no frío– con la parte gruesa de un rallador, o puedes usar un pelapapas para hacer tiritas. Es como pelar una papa o una zanahoria. Este chocolate es muy decorativo y se ve lindo sobre todo tipo de postres y helados. ¡Que lo disfrutes!

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
October 12, 2015

Hace algún tiempo este delicado pastel de chocolate era uno de los postres más pedidos en varios de los mejores restaurantes limeños. Las capas de galleta de chocolate tienen una mezcla de texturas ligeramente crocante en las orillas y súper tierna en el centro, y al alternarse con la siempre exquisita crema chantilly, componen el final perfecto para cualquier comida. Aunque parezca complicado, es muy fácil de hacer en casa. El truco está en encontrar ese punto perfecto para que las capas de chocolate no queden ni tan crocantes ni muy blandas. Para esto hay que conocer bien el horno de cada uno y comenzar a probar el punto de las galletas un par de minutos antes de que se cumpla el tiempo indicado. La crema batida se hace batiendo crema de leche bien helada, a la que se agregan un par de cucharadas de azúcar. Yo la he reemplazado por un poco de dulce de leche, pero este ingrediente es opcional. La clave para saber si la crema está lista, es cuando ves que el batidor se marca en la crema, que tiene que estar espesa. Si continúas batiendo después de este punto, la crema se va a separar y se convertirá en mantequilla. El chocolate se puede rallar –siempre y cuando esté a temperatura ambiente, no frío– con la parte gruesa de un rallador, o puedes usar un pelapapas para hacer tiritas. Es como pelar una papa o una zanahoria. Este chocolate es muy decorativo y se ve lindo sobre todo tipo de postres y helados. ¡Que lo disfrutes!