Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    34
  • Pinterest
    34
  • Guardar
    14
  • WhatsApp
  • Imprimir
    80

Avena al Horno con Pera, Arándano y Pasas Especiadas

  • Prep 7 min
  • Total 45 min
  • Ingredientes 16
  • Porciones 0

Ingredientes

1
cucharada de aceite de coco
2
tazas de avena entera (old-fashioned oats)
1/2
taza de almendras tostadas
1/2
cucharadita de polvo para hornear
1 1/2
cucharadita de canela molida
1/2
cucharadita de jengibre molido
1/4
cucharadita de clavos de olor molidos
1/4
cucharadita de nuez moscada
1
taza de pera Bosch (aprox. 1 pera)
1/4
taza de pasas
1/2
taza de arándanos frescos, cortados a la mitad
1
huevo entero
2
tazas de leche baja en grasa
1/3
taza de miel de agave
1
cucharadita de extracto de vainilla
1
cucharada de azúcar morena

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Puedes sustituir el aceite de coco por aerosol de coco.

Si deseas, puedes sustituir las peras por 1 manzana o añadirla al cereal.

Recuerdo que mi mamá era experta en despertarnos por el rico olor a especias que nos llegaba desde su cocina. Ella nos preparaba avena muchas veces y la comíamos calientita para desayunar en las mañanas en que amanecía un poco más frio que de lo normal aquí en Puerto Rico. No es un frío que podamos comparar con el de algunos estados, pero sí es bastante fresco como para dormir con una frisa. Pensando en esas mañanas frías del invierno he preparado esta receta de avena al horno, perfecta para desayunar o hasta para merendar. Para variarla puedes usar y aprovechar las frutas de estación, como las peras, arándanos o las manzanas.

Instrucciones

  • 1 Precalienta el horno a 375 °F. Engrasa un molde cuadrado apto para hornear con el aceite de coco, asegúrate de cubrir todas las esquinas y lados, y deja a un lado.
  • 2 En un tazón grande, añade la avena, almendra y polvo de hornear.
  • 3 Espolvorea la canela, jengibre, clavos de olor molidos, canela y nuez moscada sobre las peras, pasas y arándanos y mezcla con la avena. Vierte y espárcela en el molde ya engrasado con el aceite de coco.
  • 4 En otro tazón bate el huevo, agrega la leche, miel de agave y vainilla. Vierte lentamente sobre la avena.
  • 5 Espolvorea el azúcar morena por toda la superficie y hornea durante 35 minutos o hasta que veas doradita la parte superior (te darás cuenta por el rico olor a especias en tu cocina).
  • 6 Deja enfriar un poco antes de servirla.

Recuerdo que mi mamá era experta en despertarnos por el rico olor a especias que nos llegaba desde su cocina. Ella nos preparaba avena muchas veces y la comíamos calientita para desayunar en las mañanas en que amanecía un poco más frio que de lo normal aquí en Puerto Rico. No es un frío que podamos comparar con el de algunos estados, pero sí es bastante fresco como para dormir con una frisa. Pensando en esas mañanas frías del invierno he preparado esta receta de avena al horno, perfecta para desayunar o hasta para merendar. Para variarla puedes usar y aprovechar las frutas de estación, como las peras, arándanos o las manzanas.

Evalúa y Comenta

Jeannette Quinones Jeannette Quinones
October 8, 2015

Recuerdo que mi mamá era experta en despertarnos por el rico olor a especias que nos llegaba desde su cocina. Ella nos preparaba avena muchas veces y la comíamos calientita para desayunar en las mañanas en que amanecía un poco más frio que de lo normal aquí en Puerto Rico. No es un frío que podamos comparar con el de algunos estados, pero sí es bastante fresco como para dormir con una frisa. Pensando en esas mañanas frías del invierno he preparado esta receta de avena al horno, perfecta para desayunar o hasta para merendar. Para variarla puedes usar y aprovechar las frutas de estación, como las peras, arándanos o las manzanas.