Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    9
  • Pinterest
    10
  • Guardar
    14
  • WhatsApp
  • Imprimir
    39

Rollitos de Queso Picante y Albahaca

  • Prep 5 min
  • Total 35 min
  • Ingredientes 3
  • Porciones 18

Ingredientes

1
tubo de Pillsbury™ Butter Flake refrigerated crescent dinner rolls
1 1/2
tazas de queso deshebrado pepper jack con jalapeño y habanero
4-5
ramas de albahaca fresca

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Si no tienes albahaca, puedes usar perejil o cilantro. Pero te aseguro que la albahaca es exquisita en estos rollos.

Si no encuentras el queso deshebrado con los chiles. Puedes usar queso deshebrado de tu gusto y añadir rebanadas de chiles en vinagre, sólo cuida de que las rebanadas estén secas para que no aguade el rollo.

Ya comenzamos la temporada de verano, y una de las actividades que más disfrutamos durante esta época es ir a la playa. A mis hijos les encanta ir y pueden pasar horas y horas jugando con la arena y el agua. Lo único que los distrae de su tarea es cuando tienen sed o tienen hambre, por lo que siempre voy preparada. Regularmente en mi canasta llevo comida para playa como barras de granola, nueces, y sándwiches u otro tipo de comida que es fácil de preparar y más fácil de servir, como es la receta que a continuación comparto contigo. Estos rollitos de queso son, en pocas palabras, irresistibles y ni siquiera necesito un plato para servirlos. Mis hijos sólo corren hacia mí, agarran uno se lo comen y se regresan al juego. Si no tienes playa cerca, no hay problema, estos rollitos son ideales para tus picnics o meriendas en casa.

Instrucciones

  • 1 Pre-calienta el horno a 350°F.
  • 2 Separa las hojas de la albahaca de los tallos, lávalas y sécalas.
  • 3 Abre el tubo de PillsburyTM Crescents. Cuidadosamente saca la masa extiéndela sobre una superficie limpia. Con tus dedos, une bien todas las líneas puntadas, para evitar que el queso se salga. Esparce el queso y la albaca sobre la masa.
  • 4 Cuidadosamente enrolla la masa, asegurándote que al hacerlo el rollo no quede flojo. Envuélvelo en papel encerado y luego en el plástico o en la bolsa, cuidando de que quede cerrado por todos lados. Ponlo en tu congelador por 10 minutos, esto lo pondrá firme y será más fácil cortarlo.
  • 5 Después de los diez minutos, saca el rollo del congelador. Corta por mitad, y luego corta cada uno de los dos rollos en 9 piezas.
  • 6 Coloca los rollitos en charolas para hornear y hornea de acuerdo a las instrucciones del paquete usando el tiempo mínimo como parámetro. Los rollitos estarán listos cuando tomen un tono dorado.

Ya comenzamos la temporada de verano, y una de las actividades que más disfrutamos durante esta época es ir a la playa. A mis hijos les encanta ir y pueden pasar horas y horas jugando con la arena y el agua. Lo único que los distrae de su tarea es cuando tienen sed o tienen hambre, por lo que siempre voy preparada. Regularmente en mi canasta llevo comida para playa como barras de granola, nueces, y sándwiches u otro tipo de comida que es fácil de preparar y más fácil de servir, como es la receta que a continuación comparto contigo. Estos rollitos de queso son, en pocas palabras, irresistibles y ni siquiera necesito un plato para servirlos. Mis hijos sólo corren hacia mí, agarran uno se lo comen y se regresan al juego. Si no tienes playa cerca, no hay problema, estos rollitos son ideales para tus picnics o meriendas en casa.

Evalúa y Comenta

Silvia Martinez Silvia Martinez
October 19, 2015

Ya comenzamos la temporada de verano, y una de las actividades que más disfrutamos durante esta época es ir a la playa. A mis hijos les encanta ir y pueden pasar horas y horas jugando con la arena y el agua. Lo único que los distrae de su tarea es cuando tienen sed o tienen hambre, por lo que siempre voy preparada. Regularmente en mi canasta llevo comida para playa como barras de granola, nueces, y sándwiches u otro tipo de comida que es fácil de preparar y más fácil de servir, como es la receta que a continuación comparto contigo. Estos rollitos de queso son, en pocas palabras, irresistibles y ni siquiera necesito un plato para servirlos. Mis hijos sólo corren hacia mí, agarran uno se lo comen y se regresan al juego. Si no tienes playa cerca, no hay problema, estos rollitos son ideales para tus picnics o meriendas en casa.