Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    2
  • Pinterest
    2
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    4

Nacatamal

  • Prep 1 min
  • Total 4 hr 1 min
  • Ingredientes 28
  • Porciones 12

Ingredientes

Relleno:

6
ozs de papada, cortada en cubos de 1 pulgada por lado
2
lbs de costilla de cerdo deshuesada, picada gruesa
3
tomates rallados gruesos
1
taza de cebolla blanca, picada
1
pimiento rojo picado
6
dientes de ajo, pelados
1
cucharada de achiote disuelto en agua
1/2
taza de jugo de naranja agria
Sal
1
cucharadita de pimienta

Masa:

2
lbs de harina de maíz para tortillas
3
tazas de agua tibia
Jugo
de 1 naranja agria
3
tazas de manteca de cerdo derretida
Sal

Preparación:

8
ozs de arroz, remojado en agua y escurrido
2
papas blancas cortadas en rodajas
3
tomates cortados en rodajas
1
cebolla blanca grande, cortada en rodajas
12
ramitas de hierbabuena
1/2
taza de aceitunas verdes
1/2
taza de ciruelas
1/2
taza de pasas
1/4
de taza de maní
1/4
de taza de alcaparras
1/4
de taza de chile congo (rojos y verdes)

Armado:

2
ó 3 rollos de hoja de plátano soasadas
Pita
para atar los nacatamales

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

El relleno se puede hacer con pollo o solo con vegetales.

Los nacatamales se congelan perfectamente. Para recalentar solo se ponen en agua hirviendo y se cocinan por unos 20 minutos hasta que estén listos.

Este es el tamal tradicional nicaragüense, el desayuno dominguero por excelencia, que sorprende a propios y a extraños con su tamaño descomunal (cerca de 10 onzas de delicioso tamal). Un nacatamal como Dios manda es grande, envuelto siempre en hojas de plátano. La masa es finísima y sirve para encerrar un relleno compuesto por carne de cerdo o pollo adobado, un puñito de arroz, rodaja de papa, rodaja de tomate, ramita de hierbabuena, pasas, ciruelas, aceitunas, maní, chiles y trocitos de papada de cerdo. La costumbre indica servirlo con pan para acompañar. Casi siempre es café con leche la bebida de rigor, pero puede variar de acuerdo a las preferencias del comensal. Algunos cocineros le agregan puré de papa a la masa, para darle cuerpo y hacerla más abundante. Y en años recientes es posible encontrar nacatamales vegetarianos y algunas otras versiones interesantes y originales. Lo cierto es que los nicaragüenses adoran sus nacatamales y no solo los disfrutan en casa sino también en fiestas y celebraciones. Para estas ocasiones es normal que se sirvan unos mini nacatamales con los mismos sabores y rellenos, pero en tamaño miniatura. Estas versiones se mandan a hacer especialmente o se preparan en casa con la participación de la familia para hacer la labor más rápida, ya que se tiene que comenzar con el procedimiento con 24 horas de anticipación. Aquí les dejo una receta para que se animen a elaborarlos. Es un trabajo intenso pero que puede ser muy divertido para toda la familia, así que pongan manos a la obra y disfruten de la preparación.

Instrucciones

  • 1 Primero prepara la carne para el relleno. La carne y la papada se cocinan en una olla tapada, a fuego lento, con los tomates, la cebolla, el pimiento, ajo, achiote, jugo de naranja agria, sal y pimienta.
  • 2 Agrega 1/2 o 1 taza de agua, si fuera necesario, y cuando la carne esté bien suave, corrige la sazón y retírala del fuego. Enfría. Debe quedar jugosa y bien sazonada.
  • 3 Ahora prepara la masa. Pon la harina de maíz para tortillas en un tazón. Agrega agua tibia y jugo de naranja agria, amasando constantemente. Incorpora la manteca de cerdo derretida y sal. La masa debe tener una textura como plastilina muy suave. Si está muy seca agrégale agua. Recuerda que mientras reposa va a ponerse más firme. En este momento la puedes colar y la cocinas en una olla a fuego medio, revolviendo con cuchara de madera por unos 40 minutos.
  • 4 Ten preparadas las hojas de plátano soasadas para armar los nacatamales. También debes tener listas las pitas para amarrar los tamales. Agarra dos hojas y ponlas en forma de cruz, en cuadrados como de 15 pulgadas, aproximadamente. En el centro de cada cuadrado de hoja pon aproximadamente 3/4 taza de masa. Aplánala un poco y en el centro acomoda un trozo de carne de cerdo y dos cubos de papada. Cubre con una cucharada de la salsa en la que se cocinó la carne.
  • 5 Al costado pon1 cucharada de arroz remojado, encima una rodaja de papa, una rodaja de tomate, una rodaja de cebolla y una ramita de hierbabuena.
  • 6 Al lado de esto pones una aceituna, una ciruela, dos pasas, un maní, 2 alcaparras y dos chiles congos rojos (o uno rojo y uno verde).
  • 7 Cierra el tamal como si fuera una empanada, encerrando bien el contenido con las hojas de plátano. Amarrar bien para que no se salga el relleno.
  • 8 Para cocerlos, cubre el fondo de una olla grande con una rejilla. Encima acomoda todos los retazos de las hojas de plátano. Sobre esto pon los nacatamales. Cubre con más hojas de plátano y agrega agua hirviendo hasta la mitad de la altura de la olla.
  • 9 Tapa bien la olla y pon al fuego a que se cocinen al vapor por unas 3 – 4 horas. Tienes que agregar más agua caliente según se vaya consumiendo.
  • 10 Sirve los nacatamales calientes acompañados de pan.

Este es el tamal tradicional nicaragüense, el desayuno dominguero por excelencia, que sorprende a propios y a extraños con su tamaño descomunal (cerca de 10 onzas de delicioso tamal). Un nacatamal como Dios manda es grande, envuelto siempre en hojas de plátano. La masa es finísima y sirve para encerrar un relleno compuesto por carne de cerdo o pollo adobado, un puñito de arroz, rodaja de papa, rodaja de tomate, ramita de hierbabuena, pasas, ciruelas, aceitunas, maní, chiles y trocitos de papada de cerdo. La costumbre indica servirlo con pan para acompañar. Casi siempre es café con leche la bebida de rigor, pero puede variar de acuerdo a las preferencias del comensal. Algunos cocineros le agregan puré de papa a la masa, para darle cuerpo y hacerla más abundante. Y en años recientes es posible encontrar nacatamales vegetarianos y algunas otras versiones interesantes y originales. Lo cierto es que los nicaragüenses adoran sus nacatamales y no solo los disfrutan en casa sino también en fiestas y celebraciones. Para estas ocasiones es normal que se sirvan unos mini nacatamales con los mismos sabores y rellenos, pero en tamaño miniatura. Estas versiones se mandan a hacer especialmente o se preparan en casa con la participación de la familia para hacer la labor más rápida, ya que se tiene que comenzar con el procedimiento con 24 horas de anticipación. Aquí les dejo una receta para que se animen a elaborarlos. Es un trabajo intenso pero que puede ser muy divertido para toda la familia, así que pongan manos a la obra y disfruten de la preparación.

Evalúa y Comenta

Este es el tamal tradicional nicaragüense, el desayuno dominguero por excelencia, que sorprende a propios y a extraños con su tamaño descomunal (cerca de 10 onzas de delicioso tamal). Un nacatamal como Dios manda es grande, envuelto siempre en hojas de plátano. La masa es finísima y sirve para encerrar un relleno compuesto por carne de cerdo o pollo adobado, un puñito de arroz, rodaja de papa, rodaja de tomate, ramita de hierbabuena, pasas, ciruelas, aceitunas, maní, chiles y trocitos de papada de cerdo. La costumbre indica servirlo con pan para acompañar. Casi siempre es café con leche la bebida de rigor, pero puede variar de acuerdo a las preferencias del comensal. Algunos cocineros le agregan puré de papa a la masa, para darle cuerpo y hacerla más abundante. Y en años recientes es posible encontrar nacatamales vegetarianos y algunas otras versiones interesantes y originales. Lo cierto es que los nicaragüenses adoran sus nacatamales y no solo los disfrutan en casa sino también en fiestas y celebraciones. Para estas ocasiones es normal que se sirvan unos mini nacatamales con los mismos sabores y rellenos, pero en tamaño miniatura. Estas versiones se mandan a hacer especialmente o se preparan en casa con la participación de la familia para hacer la labor más rápida, ya que se tiene que comenzar con el procedimiento con 24 horas de anticipación. Aquí les dejo una receta para que se animen a elaborarlos. Es un trabajo intenso pero que puede ser muy divertido para toda la familia, así que pongan manos a la obra y disfruten de la preparación.