Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    6
  • Guardar
    4
  • WhatsApp
  • Imprimir
    20

Mantecaditos Caseros

  • Prep 20 min
  • Total 12 hr 20 min
  • Ingredientes 6
  • Porciones 12

Ingredientes

1
taza (8 oz) de aceite vegetal o 1/2 taza de aceite de maní (cacahuate)
2 1/2
tazas de harina multiusos
1
taza de azúcar morena
1
cucharadita de sal
Canela
al gusto
Azúcar
en polvo para espolvorear o glaseado (icing), al gusto

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 Mantecadito
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Se recomienda esperar doce horas para comerlas, y es mejor si las dejas hasta el día siguiente. Mientras estén calientes, no las tapes.

antecaditos. Cumpleaños, matrimonios, aniversarios, bautizos o Navidad. Sea cual sea la razón de tu celebración, aquí tenemos esta deliciosa opción: los mantecaditos. La historia de los mantecados en España data del siglo XVI, al igual que la tradición de las doce uvas en Nochevieja. Pero para saborear esta irresistible galletica no hay que esperar que llegue el carismático barbudo de Santa. Este postre de origen andaluz se ha extendido a otras regiones en las que se elaboran mantecados de gran calidad, como los mantecaditos de guayaba en Puerto Rico o a base de aceite de maní al estilo dominicano. A pesar de sus versiones, los ingredientes básicos de un mantecado son la harina, la manteca de cerdo y el azúcar. Pero si los quieres menos grasosos, puedes reemplazar la manteca de cerdo por aceite vegetal o aceite de maní. El mantecado no es igual que el polvorón. Aunque es un derivado, el polvorón lleva almendras y su forma es más alargada que los mantecados. Imagínate saborear un mantecado, acompañado de una taza de café capuchino o un té. ¡Qué Rica Vida!

Instrucciones

  • 1 Precalienta el horno a 365°F. Engrasa una bandeja o charola que tenga capacidad para doce mantecaditos. En un tazón grande, mezcla los ingredientes secos: harina, azúcar, sal y canela.
  • 2 Luego añade el aceite vegetal o de maní con la ayuda de un tenedor hasta integrar muy bien los ingredientes. Una vez que logres una mezcla fina, haz bolitas de 1/2 pulgada. Coloca las bolitas en una bandeja de hornear con 1 pulgada de distancia entre cada bolita.
  • 3 Pon las bolitas al horno durante 20 minutos o hasta que estén doraditas, sin quemar. Saca la bandeja, pero déjala enfriar, mínimo doce horas. Espolvoréalas con azúcar o glaseado al gusto.

antecaditos. Cumpleaños, matrimonios, aniversarios, bautizos o Navidad. Sea cual sea la razón de tu celebración, aquí tenemos esta deliciosa opción: los mantecaditos. La historia de los mantecados en España data del siglo XVI, al igual que la tradición de las doce uvas en Nochevieja. Pero para saborear esta irresistible galletica no hay que esperar que llegue el carismático barbudo de Santa. Este postre de origen andaluz se ha extendido a otras regiones en las que se elaboran mantecados de gran calidad, como los mantecaditos de guayaba en Puerto Rico o a base de aceite de maní al estilo dominicano. A pesar de sus versiones, los ingredientes básicos de un mantecado son la harina, la manteca de cerdo y el azúcar. Pero si los quieres menos grasosos, puedes reemplazar la manteca de cerdo por aceite vegetal o aceite de maní. El mantecado no es igual que el polvorón. Aunque es un derivado, el polvorón lleva almendras y su forma es más alargada que los mantecados. Imagínate saborear un mantecado, acompañado de una taza de café capuchino o un té. ¡Qué Rica Vida!

Evalúa y Comenta

Greyza Baptista Greyza Baptista
October 15, 2015

antecaditos. Cumpleaños, matrimonios, aniversarios, bautizos o Navidad. Sea cual sea la razón de tu celebración, aquí tenemos esta deliciosa opción: los mantecaditos. La historia de los mantecados en España data del siglo XVI, al igual que la tradición de las doce uvas en Nochevieja. Pero para saborear esta irresistible galletica no hay que esperar que llegue el carismático barbudo de Santa. Este postre de origen andaluz se ha extendido a otras regiones en las que se elaboran mantecados de gran calidad, como los mantecaditos de guayaba en Puerto Rico o a base de aceite de maní al estilo dominicano. A pesar de sus versiones, los ingredientes básicos de un mantecado son la harina, la manteca de cerdo y el azúcar. Pero si los quieres menos grasosos, puedes reemplazar la manteca de cerdo por aceite vegetal o aceite de maní. El mantecado no es igual que el polvorón. Aunque es un derivado, el polvorón lleva almendras y su forma es más alargada que los mantecados. Imagínate saborear un mantecado, acompañado de una taza de café capuchino o un té. ¡Qué Rica Vida!