Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    39
  • Pinterest
    20
  • Guardar
    1
  • WhatsApp
  • Imprimir
    13

Cómo Hacer Pollo al Horno Paso a Paso

  • Prep 2 hr 0 min
  • Total 3 hr 0 min
  • Ingredientes 11
  • Porciones 6

Ingredientes

1
pollo entero
1/2
taza de sal
1
cucharadita de pimienta
1/2
taza de azúcar
1
limón
2
cucharadas de miel
1
cucharada de mostaza
2
cucharadas de salsa de soya
1
cucharada de aceite de oliva
1
ramita de tomillo fresco
4
dientes de ajo, enteros

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 Porcion
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Una buena guarnición, siempre rica, es el puré de papas.

Utiliza los sobrantes de este pollo para hacer sándwiches de ensalada de pollo.

Puedes omitir la mezcla de miel y mostaza, y solamente frota la piel del pollo con un par de cucharadas de aceite de oliva.

Rellena la cavidad abdominal con una naranja cortada en rodajas, o una manzana. El aroma que largarán será increíble.

Hacer pollo al horno en casa es tan fácil y sale tan rico que no tiene sentido comprarlo hecho. Solo hay que seguir algunos pasos muy sencillos, comenzando por comprar un buen pollo, de preferencia orgánico, para asegurarnos el mejor sabor. Me gusta ponerlo en salmuera, que es una combinación de agua bien sazonada, para que la carne se impregne de todos esos sabores. Este paso se puede obviar si estás corto de tiempo, pero te aseguro que hace la diferencia en la calidad final del pollo. Tener un pollo horneado en casa te da la opción de utilizar los sobrantes de varias maneras creativas y sencillas, por lo tanto es súper práctico y una buena manera de variar el menú de la semana. Puedes usar la carne deshilachada para hacer una ensalada de pollo combinada con lechuga y otros vegetales. O con manzanas picadas, uvas, pecanas y pasas, para sabores más dulces y navideños. Si hay tortillas de harina en el refrigerador, hay que aprovecharlas para hacer unas quesadillas con queso y pollo. Agrega un poco de chile picadito, unos ramitos de brócoli cocido y picado, y tendrás otro plato súper fácil. Como pueden ver, el pollo al horno no solo es delicioso sino también súper práctico y versátil.

Instrucciones

  • 1 Lava el pollo y sécalo muy bien. Retira los interiores.
  • 2 En un recipiente grande disuelve 1/2 taza de sal, 1 cucharadita de pimienta, y 1/2 taza de azúcar en 2 ó 3 litros de agua. Sumerge el pollo en este líquido, tápalo, y refrigera dos horas.
  • 3 Escurre el líquido y seca el pollo. Acomódalo en una fuente o un recipiente para hornear, forrado con papel aluminio, para que después te sea fácil limpiarlo.
  • 4 Precalienta el horno a 375ºF.
  • 5 Usando un hilo de cocina, amarra las piernas del pollo para que no pierda la forma.
  • 6 Unta toda la piel del pollo con una mezcla de jugo de limón, miel, mostaza, salsa de soja y aceite de oliva. En la cavidad abdominal del pollo puedes poner el limón exprimido y unas ramitas de tomillo, orégano o cualquier otra hierba fresca que tengas. Esparce los ajos enteros alrededor del pollo.
  • 7 Cuando el horno esté caliente, pon el pollo dentro y hornea por 1 hora, rociando cada 15 minutos con el jugo de la cocción.
  • 8 Retíralo del horno y haz un corte en la parte del muslo para ver si el líquido que sale es transparente. Si es así, el pollo ya está listo, de lo contrario, continúa horneando por 20 minutos más.
  • 9 Cuando lo saques del horno tienes que dejarlo reposar por unos 15 minutos para que la carne se conserve jugosa.
  • 10 Y ahora sí, córtalo y sírvelo con el jugo de la cocción.
  • 11 Como guarnición puedes servir una ensalada de lechuga y rabanitos. También coliflor rostizada 20 minutos en el horno, con ajo y aceite de oliva.

Hacer pollo al horno en casa es tan fácil y sale tan rico que no tiene sentido comprarlo hecho. Solo hay que seguir algunos pasos muy sencillos, comenzando por comprar un buen pollo, de preferencia orgánico, para asegurarnos el mejor sabor. Me gusta ponerlo en salmuera, que es una combinación de agua bien sazonada, para que la carne se impregne de todos esos sabores. Este paso se puede obviar si estás corto de tiempo, pero te aseguro que hace la diferencia en la calidad final del pollo. Tener un pollo horneado en casa te da la opción de utilizar los sobrantes de varias maneras creativas y sencillas, por lo tanto es súper práctico y una buena manera de variar el menú de la semana. Puedes usar la carne deshilachada para hacer una ensalada de pollo combinada con lechuga y otros vegetales. O con manzanas picadas, uvas, pecanas y pasas, para sabores más dulces y navideños. Si hay tortillas de harina en el refrigerador, hay que aprovecharlas para hacer unas quesadillas con queso y pollo. Agrega un poco de chile picadito, unos ramitos de brócoli cocido y picado, y tendrás otro plato súper fácil. Como pueden ver, el pollo al horno no solo es delicioso sino también súper práctico y versátil.

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
September 2, 2016

Hacer pollo al horno en casa es tan fácil y sale tan rico que no tiene sentido comprarlo hecho. Solo hay que seguir algunos pasos muy sencillos, comenzando por comprar un buen pollo, de preferencia orgánico, para asegurarnos el mejor sabor. Me gusta ponerlo en salmuera, que es una combinación de agua bien sazonada, para que la carne se impregne de todos esos sabores. Este paso se puede obviar si estás corto de tiempo, pero te aseguro que hace la diferencia en la calidad final del pollo. Tener un pollo horneado en casa te da la opción de utilizar los sobrantes de varias maneras creativas y sencillas, por lo tanto es súper práctico y una buena manera de variar el menú de la semana. Puedes usar la carne deshilachada para hacer una ensalada de pollo combinada con lechuga y otros vegetales. O con manzanas picadas, uvas, pecanas y pasas, para sabores más dulces y navideños. Si hay tortillas de harina en el refrigerador, hay que aprovecharlas para hacer unas quesadillas con queso y pollo. Agrega un poco de chile picadito, unos ramitos de brócoli cocido y picado, y tendrás otro plato súper fácil. Como pueden ver, el pollo al horno no solo es delicioso sino también súper práctico y versátil.