Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0

Chilaquiles de Chorizo

  • Prep 20 min
  • Total 55 min
  • Ingredientes 10
  • Porciones 8

Ingredientes

2
tazas aceite vegetal para freír
24
tortillas de maíz, cortadas en triángulos
1
lb de chorizo mexicano
1/2
cebolla morada, finamente picada
3
tomates Roma, finamente picados
1
jalapeño fresco, sin semillas y finamente picado
2
tazas queso asadero, rallado
1
lata (14 oz) de salsa roja para enchiladas
Crema
mexicana o crema agria, al gusto
Salsa
picante, al gusto (opcional)

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Para ahorrar tiempo en la cocina, sustituye las tortillas por 1 bolsa de totopos de maíz, o prepara los totopos un día antes.

Los chilaquiles son un platillo delicioso y fácil de hacer que puedes servir a cualquier hora, ya sea para el desayuno, el almuerzo o la cena. Lo que más me gusta de los chilaquiles es que se pueden preparar de varias maneras. A lo mejor ya han preparado unos chilaquiles hechos con pollo o carne de res en hebras, pero ¿alguna vez habían probado unos chilaquiles de chorizo? Para mí, preparar unos chilaquiles rojos con chorizo es combinar dos desayunos favoritos en un único y riquísimo platillo. Para un último toque al que nadie se podrá resistir, me encanta servir estos chilaquiles con un huevo estrellado encima.

Instrucciones

  • 1 Calienta 2 tazas de aceite vegetal a fuego medio-alto en una sartén profunda.
  • 2 Fríe las tortillas, en 2 o 3 partes, hasta que estén completamente doradas. Retira los chips de tortilla del aceite y escúrrelos en un plato forrado con servilletas de papel. Sazónalos con sal, al gusto.
  • 3 En una sartén antiadherente, sofríe el chorizo con la cebolla, el tomate, y el jalapeño picado hasta que esté completamente cocido. Retira del fuego.
  • 4 Precalienta el horno a 350°F.
  • 5 Acomoda la 1/2 de los chips de tortilla en una fuente engrasada. Añade la 1/2 del chorizo y espolvorea con la 1/2 del queso rallado. Repite con otra capa de chips y chorizo. Baña los chips con la salsa para enchiladas y espolvorea el queso restante encima.
  • 6 Hornea los chilaquiles a 350°F por 30 minutos o hasta que el queso empiece a gratinarse. Retira del horno. Para servir, decora con una cucharada de crema mexicana o crema agria y la salsa picante de tu preferencia. Sirve y ¡buen provecho!

Los chilaquiles son un platillo delicioso y fácil de hacer que puedes servir a cualquier hora, ya sea para el desayuno, el almuerzo o la cena. Lo que más me gusta de los chilaquiles es que se pueden preparar de varias maneras. A lo mejor ya han preparado unos chilaquiles hechos con pollo o carne de res en hebras, pero ¿alguna vez habían probado unos chilaquiles de chorizo? Para mí, preparar unos chilaquiles rojos con chorizo es combinar dos desayunos favoritos en un único y riquísimo platillo. Para un último toque al que nadie se podrá resistir, me encanta servir estos chilaquiles con un huevo estrellado encima.

Evalúa y Comenta

Leslie Limon Leslie Limon
October 13, 2015

Los chilaquiles son un platillo delicioso y fácil de hacer que puedes servir a cualquier hora, ya sea para el desayuno, el almuerzo o la cena. Lo que más me gusta de los chilaquiles es que se pueden preparar de varias maneras. A lo mejor ya han preparado unos chilaquiles hechos con pollo o carne de res en hebras, pero ¿alguna vez habían probado unos chilaquiles de chorizo? Para mí, preparar unos chilaquiles rojos con chorizo es combinar dos desayunos favoritos en un único y riquísimo platillo. Para un último toque al que nadie se podrá resistir, me encanta servir estos chilaquiles con un huevo estrellado encima.