Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    5
  • Pinterest
    5
  • Guardar
    1
  • WhatsApp
  • Imprimir
    3

Cheesecake de Turrón de Doña Pepa

  • Prep 20 min
  • Total 40 min
  • Ingredientes 12
  • Porciones 10

Ingredientes

1
taza de turrón de doña Pepa, triturado
2
cucharadas de mantequilla derretida
1
queso crema, suave
1/2
taza de azúcar
2
cucharadas de jugo de limón
1
cucharadita de vainilla
Pizca
de sal
2
huevos
Una
bandeja grande para hornear cupcakes

Para el Topping:

1
taza de sour cream
2
cucharadas de azúcar
1/2
cucharadita de vainilla

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Para darles una apariencia más festiva, decóralos con caramelitos de colores, los que usas para decorar cakes.

Este postre es muy fácil de hacer si compras el turrón de doña Pepa ya hecho. Ahora lo venden también en paquetitos de porciones individuales como si fueran galletas. Utiliza de acuerdo a la receta.

Puedes rociar con miel de chancaca a la temperatura ambiente.

Octubre es el mes del Señor de los Milagros en Perú. Se le conoce como el mes morado, pues los devotos de visten con hábitos de este color y usan escapularios morados con la imagen del milagroso Cristo de Pachacamilla. Cuenta la leyenda que hace muchos años, en la época colonial, una humilde mujer llamada Josefa Marmanillo, quien ya no podía trabajar por tener graves problemas de salud, se encomendó al Cristo Morado y le prometió que, si la sanaba, ella iba a dedicar todos sus esfuerzos y su trabajo en su santo nombre. Fue así que un buen día sanó completamente y, esa noche vio en sueños la receta para hacer el turrón. En gratitud al Señor se dedicó a hacerlo para las procesiones del Señor de los Milagros, vendiendo cantidades enormes del dulce. Este postre está hecho con harina, manteca y yemas de huevo, y tiene un característico sabor a anís. Para darle color y abaratar el costo muchos, artesanos lo han hecho siempre con agua y achiote. Con la masa se arman bastoncitos que se hornean y luego se unen usando un almíbar de chancaca –o dulce de tapa. Este es un trabajo largo y bastante delicado, pero el turrón bien hecho es una delicia y se deshace en la boca. No hay que confundirlo con ningún otro tipo de turrón, especialmente con el español, pues no tienen nada en común. Durante muchas décadas el turrón se ha consumido tal cual es, pero en los últimos tiempos y, dada la enorme creatividad de los chefs, se utiliza como parte de muchos otros postres, como en este cheesecake, por ejemplo. El turrón aquí forma la base del postre, dándole su tradicional sabor. Te recomiendo que lo hagas y que nos cuentes qué tal te quedó. Estoy segura que a tu familia le encantará, sobre todo porque es super original.

Instrucciones

  • 1 En un tazón, pon la miga de turrón de doña Pepa y mézclala con la mantequilla derretida.
  • 2 Forra 10 moldecitos para cupcakes con los pirotines (candy paper cups) y pon una cucharada de la mezcla de turrón en el fondo de cada uno, presionando bien. Congela por 10 minutos.
  • 3 Precalienta el horno a 350ºF. Aparte, bate el queso crema con el azúcar, jugo de limón, vainilla, y sal. Agrega los huevos.
  • 4 Cuando la mezcla esté bien homogénea, viértela en los moldecitos preparados hasta 3/4 de su capacidad. Hornea por 12 minutos.
  • 5 En otro tazón mezcla la crema ácida con las 2 cucharadas de azúcar y la vainilla para hacer el topping. Vierte una cucharada sobre cada cheesecake y hornea 12 minutos más.
  • 6 Retira del horno y enfría en rejillas. Cuando están bien fríos ponlos en la refrigeradora.
  • 7 Para servir, rocía con trocitos de turrón de doña Pepa.

Octubre es el mes del Señor de los Milagros en Perú. Se le conoce como el mes morado, pues los devotos de visten con hábitos de este color y usan escapularios morados con la imagen del milagroso Cristo de Pachacamilla. Cuenta la leyenda que hace muchos años, en la época colonial, una humilde mujer llamada Josefa Marmanillo, quien ya no podía trabajar por tener graves problemas de salud, se encomendó al Cristo Morado y le prometió que, si la sanaba, ella iba a dedicar todos sus esfuerzos y su trabajo en su santo nombre. Fue así que un buen día sanó completamente y, esa noche vio en sueños la receta para hacer el turrón. En gratitud al Señor se dedicó a hacerlo para las procesiones del Señor de los Milagros, vendiendo cantidades enormes del dulce. Este postre está hecho con harina, manteca y yemas de huevo, y tiene un característico sabor a anís. Para darle color y abaratar el costo muchos, artesanos lo han hecho siempre con agua y achiote. Con la masa se arman bastoncitos que se hornean y luego se unen usando un almíbar de chancaca –o dulce de tapa. Este es un trabajo largo y bastante delicado, pero el turrón bien hecho es una delicia y se deshace en la boca. No hay que confundirlo con ningún otro tipo de turrón, especialmente con el español, pues no tienen nada en común. Durante muchas décadas el turrón se ha consumido tal cual es, pero en los últimos tiempos y, dada la enorme creatividad de los chefs, se utiliza como parte de muchos otros postres, como en este cheesecake, por ejemplo. El turrón aquí forma la base del postre, dándole su tradicional sabor. Te recomiendo que lo hagas y que nos cuentes qué tal te quedó. Estoy segura que a tu familia le encantará, sobre todo porque es super original.

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
October 19, 2015

Octubre es el mes del Señor de los Milagros en Perú. Se le conoce como el mes morado, pues los devotos de visten con hábitos de este color y usan escapularios morados con la imagen del milagroso Cristo de Pachacamilla. Cuenta la leyenda que hace muchos años, en la época colonial, una humilde mujer llamada Josefa Marmanillo, quien ya no podía trabajar por tener graves problemas de salud, se encomendó al Cristo Morado y le prometió que, si la sanaba, ella iba a dedicar todos sus esfuerzos y su trabajo en su santo nombre. Fue así que un buen día sanó completamente y, esa noche vio en sueños la receta para hacer el turrón. En gratitud al Señor se dedicó a hacerlo para las procesiones del Señor de los Milagros, vendiendo cantidades enormes del dulce. Este postre está hecho con harina, manteca y yemas de huevo, y tiene un característico sabor a anís. Para darle color y abaratar el costo muchos, artesanos lo han hecho siempre con agua y achiote. Con la masa se arman bastoncitos que se hornean y luego se unen usando un almíbar de chancaca –o dulce de tapa. Este es un trabajo largo y bastante delicado, pero el turrón bien hecho es una delicia y se deshace en la boca. No hay que confundirlo con ningún otro tipo de turrón, especialmente con el español, pues no tienen nada en común. Durante muchas décadas el turrón se ha consumido tal cual es, pero en los últimos tiempos y, dada la enorme creatividad de los chefs, se utiliza como parte de muchos otros postres, como en este cheesecake, por ejemplo. El turrón aquí forma la base del postre, dándole su tradicional sabor. Te recomiendo que lo hagas y que nos cuentes qué tal te quedó. Estoy segura que a tu familia le encantará, sobre todo porque es super original.