Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    2
  • Pinterest
    11
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    6

Naranjas Rellenas de Helado

  • Prep 30 min
  • Total 5 hr 0 min
  • Ingredientes 10
  • Porciones 6

Ingredientes

Jugo
de 2 naranjas
4
yemas
1/2
taza de azúcar granulada
2
cucharadas de agua
1/4
a 1/3 taza de Grand Marnier o cualquier licor de naranja (opcional)
1
vaina de vainilla
1
taza de crema de leche (whipping cream)
2
cucharadas de azúcar
1
cucharada de ralladura de naranja
6
naranjas

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Licúa la pulpa con agua y un poquito de azúcar para hacer naranjada.

Puedes hacer este mismo postre usando toronjas o naranjas rojas (blood orange).

La pulpa que has retirado de las naranjas puede servir para agregar a las ensaladas de frutas.

Las mejores naranjas rellenas con helado –de naranja, por supuesto- y los limones rellenos con helado –también de limón-, los probé en la isla de Menorca, en el Mediterráneo español. Su cremosidad y delicioso sabor me convirtieron en una fanática y cada vez que visitaba Mallorca, que era con bastante frecuencia, buscaba las únicas y divinas ensaimadas mallorquinas, y estas frutas deliciosas rellenas del mejor helado del mundo. Desde entonces he buscado reproducir tanto el sabor como la textura de esos helados y, aunque no me han quedado exactamente igual, lo he pasado muy bien creando distintas recetas de helado de naranja hecho en casa. Déjame decirte que esta no es una receta para hacer helado, en el sentido tradicional, sino más bien para un clásico soufflé glacé de Grand Marnier, que he adaptado para que haga las veces de un helado. Este soufflé glacé ha sido una de mis recetas favoritas por muchos años. Es elegante, delicioso, y si lo congelas en ramekins, forrados con papel manteca para que te queden altos como soufflés, lo puedes servir con salsa de chocolate. La combinación es sensacional y te recomiendo que la pruebes. No necesitas tener una máquina para hacer helados, pero ten cuidado de batir muy bien las yemas al baño maría hasta que estén bien espesas, tal como se indica en el procedimiento. Si usas el licor de naranjas debes tener en cuenta que el alcohol retrasa el congelado de los postres y puede tomar un poco más de lo normal para obtener la textura que buscas. Si no usas ningún licor, estará listo en mucho menos tiempo. Si deseas puedes rellenar las naranjas con el helado y tenerlas listas en el congelador para servirlas en cualquier momento. En ese caso, ten la precaución de pasarlas a la refrigeradora unos 15 minutos antes de servirlas para que el helado esté cremoso en vez de super firme.

Instrucciones

  • 1 En una ollita hierve el jugo de naranja hasta que se reduzca a la mitad. Enfría.
  • 2 Pon en un tazón las yemas, azúcar, agua, licor de naranja, y las semillas de la vaina de vainilla y bate al baño maría –sobre agua caliente- con un batidor de alambre o una batidora de mano hasta que comience a espesar. Retira y enfría.
  • 3 Bate la crema con el azúcar y la ralladura de naranja en la batidora, y cuando esté bien espesa agrégale el jugo de naranja reducido y la mezcla de yemas.
  • 4 Vierte en un molde, tapa con film y congela hasta que esté firme, unas cuatro horas.
  • 5 Corta una tapita de la parte superior de las naranjas. Retira la pulpa con un cuchillo filoso y una cuchara, sin cortar la cáscara, de manera que las naranjas queden huecas en el centro. Rellena con el helado de naranja y sirve de inmediato.

Las mejores naranjas rellenas con helado –de naranja, por supuesto- y los limones rellenos con helado –también de limón-, los probé en la isla de Menorca, en el Mediterráneo español. Su cremosidad y delicioso sabor me convirtieron en una fanática y cada vez que visitaba Mallorca, que era con bastante frecuencia, buscaba las únicas y divinas ensaimadas mallorquinas, y estas frutas deliciosas rellenas del mejor helado del mundo. Desde entonces he buscado reproducir tanto el sabor como la textura de esos helados y, aunque no me han quedado exactamente igual, lo he pasado muy bien creando distintas recetas de helado de naranja hecho en casa. Déjame decirte que esta no es una receta para hacer helado, en el sentido tradicional, sino más bien para un clásico soufflé glacé de Grand Marnier, que he adaptado para que haga las veces de un helado. Este soufflé glacé ha sido una de mis recetas favoritas por muchos años. Es elegante, delicioso, y si lo congelas en ramekins, forrados con papel manteca para que te queden altos como soufflés, lo puedes servir con salsa de chocolate. La combinación es sensacional y te recomiendo que la pruebes. No necesitas tener una máquina para hacer helados, pero ten cuidado de batir muy bien las yemas al baño maría hasta que estén bien espesas, tal como se indica en el procedimiento. Si usas el licor de naranjas debes tener en cuenta que el alcohol retrasa el congelado de los postres y puede tomar un poco más de lo normal para obtener la textura que buscas. Si no usas ningún licor, estará listo en mucho menos tiempo. Si deseas puedes rellenar las naranjas con el helado y tenerlas listas en el congelador para servirlas en cualquier momento. En ese caso, ten la precaución de pasarlas a la refrigeradora unos 15 minutos antes de servirlas para que el helado esté cremoso en vez de super firme.

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
October 15, 2015

Las mejores naranjas rellenas con helado –de naranja, por supuesto- y los limones rellenos con helado –también de limón-, los probé en la isla de Menorca, en el Mediterráneo español. Su cremosidad y delicioso sabor me convirtieron en una fanática y cada vez que visitaba Mallorca, que era con bastante frecuencia, buscaba las únicas y divinas ensaimadas mallorquinas, y estas frutas deliciosas rellenas del mejor helado del mundo. Desde entonces he buscado reproducir tanto el sabor como la textura de esos helados y, aunque no me han quedado exactamente igual, lo he pasado muy bien creando distintas recetas de helado de naranja hecho en casa. Déjame decirte que esta no es una receta para hacer helado, en el sentido tradicional, sino más bien para un clásico soufflé glacé de Grand Marnier, que he adaptado para que haga las veces de un helado. Este soufflé glacé ha sido una de mis recetas favoritas por muchos años. Es elegante, delicioso, y si lo congelas en ramekins, forrados con papel manteca para que te queden altos como soufflés, lo puedes servir con salsa de chocolate. La combinación es sensacional y te recomiendo que la pruebes. No necesitas tener una máquina para hacer helados, pero ten cuidado de batir muy bien las yemas al baño maría hasta que estén bien espesas, tal como se indica en el procedimiento. Si usas el licor de naranjas debes tener en cuenta que el alcohol retrasa el congelado de los postres y puede tomar un poco más de lo normal para obtener la textura que buscas. Si no usas ningún licor, estará listo en mucho menos tiempo. Si deseas puedes rellenar las naranjas con el helado y tenerlas listas en el congelador para servirlas en cualquier momento. En ese caso, ten la precaución de pasarlas a la refrigeradora unos 15 minutos antes de servirlas para que el helado esté cremoso en vez de super firme.