Siempre es un Buen Momento para Comer Quinua - Que Rica Vida
Siempre es un Buen Momento para Comer Quinua

La rica quinua ¡mientras más la como, más me gusta!. Esta semilla tiene un sabor suave, pero muy particular, que desagrada a algunas personas cuando recién la empiezan a conocer. Pero créanme que si son persistentes, empezarán a encontrarle el gusto a este ingrediente de gran poder nutricional, que todos deberían incluir en su dieta diaria. Y es que hay algo en la quinua que hace que mientras más se consuma, más guste, en vez de ser al revés como pasa con la mayoría de comidas.

Cuando empecé a desayunar quinua, los primeros días tuve que hacer un poco de esfuerzo para terminarme el plato completo. Sabía que era buena para mi, y que le estaba haciendo un gran favor a mi cuerpo al comerla, pero se me hacia difícil disfrutarla después de un par de bocados. Sin embargo, noté que después de unas cuantas veces, mi paladar se acostumbró a su sabor, y me empezó a parecer completamente neutral y deliciosa.

Ahora ya han pasado unos cuantos años, y desayuno quinua todas las manañas, usándola como si fuera avena. Si sobra un poco de esa quinua, la uso en el almuerzo o en la cena, agregándola a ensaladas, o la sirvo con verduras al horno y un poco de queso de cabra para hacer un delicioso pilaf. También se la echo a mis batidos y jugos de frutas, dándoles así una consistencia más espesa y transformándolos en una comida completa.

Hace casi cuatro años, cuando inicié mi negocio de galletas, poco a poco empecé a experimentar con esta semilla, usando harina de quinua en algunas recetas, y quinua cocida en otras, que le daban a las galletas una deliciosa consistencia esponjosa. Mi mamá le pone quinua al flan, haciéndolo así: ella prepara la quinua con canela, clavo de olor, y allspice. Agrega manzana o piña picada y agua que cubra todo. Lo cocina a fuego medio alrededor de 30 minutos, deja todo enfriar y luego lo pasa por la licuadora para hacer una crema, descartando primero las especias. Esta crema se agrega a la leche y huevos, para hacer un flan super nutritivo y delicioso, con una textura diferente.

A veces he preparado también hamburguesas vegetarianas de quinua y verduritas picadas. ¡Una delicia! Por otro lado, en algunos lugares he encontrado brownies, muffins, alfajores, panes y ¡hasta helado de quinua! Hace un tiempo salió a la venta en Perú un libro de cocina francesa, que remplazaba con quinua muchas de sus preparaciones, entre ellas: blintzes, tuiles, madeleines, polenta de quinua, gnocchi, lasaña, fideuá, bisque… y miles de formas adicionales. Increíble, ¿verdad?

Como verán, para lo que quieran, la quinua siempre resulta útil. Solo hay que usar la imaginación. ¿Tú como la prefieres?

Etiquetado con:
Publicado en: Lo Último, Qué hay de Rico

También te puede interesar...

Deja un comentario

Video Destacado
Cómo Cortar Pavo

Cómo Cortar un Pavo para el Día de Acción de Gracias

La celebración del Día de Acción de Gracias es una hermosa época del año para disfrutar deliciosa comida y agracer …

En el Menú: Pillsbury

Publicidad


Publicidad