Independencia de México y Centroamérica: una Fiesta de Tradiciones - Que Rica Vida
Independencia de México y Centroamérica: una Fiesta de Tradiciones

Desde muy pequeña me enseñaron a valorar lo que es la libertad y cada 15 de septiembre, cuando Costa Rica al igual que el resto de los países Centroamericanos celebran su independencia, vienen a mi mente todos los eventos cívicos en los que participé y que sin darme cuenta me inculcaron amor, respeto y admiración por mi Tierra.

Recuerdo, por ejemplo, que el 14 de septiembre  -a veces bajo la lluvia-, solía participar en el Desfile de Faroles, que es una procesión con pequeñas antorchas caseras que conmemoran la noche en que llegó a Costa Rica la noticia de su independencia. Para el día 15, no me perdía los desfiles y las ceremonias cívicas donde se recordaba a los héroes de la Patria.

Hoy lejos de mi país las costumbres y las tradiciones han cambiado, pero trato de conmemorar la fecha con mi familia y amigos disfrutando de algún platillo típico como el gallo pinto, el picadillo de vainicas con carne, los tamales de frijol o una suculenta olla de carne. Y para quitar la sed, un refresco de frutas tropicales bien frío o un agua dulce, que es una bebida a base de agua y miel de caña de azúcar.

Otra manera de celebrar las Fiestas Patrias es asistiendo al Desfile de la Independencia Centroamericana que se lleva a cabo todos los años en la ciudad de Los Ángeles y donde en medio de carrozas, bandas musicales y personalidades importantes, me encuentro con muchos puestos de comida típica y me puedo dar una increíble comilona.

En Los Ángeles la fiesta centroamericana para conmemorar la independencia, siempre está coordinada con las celebraciones de las Fiestas Patrias mexicanas, por lo que los residentes de esta ciudad tenemos la fortuna de disfrutar de festejos que se prolongan, en ocasiones, hasta por dos semanas consecutivas.

Uno de mis eventos favoritos es la ceremonia de El Grito, en la Plaza Olvera, donde se recuerda la gesta heroica y de libertad encabezada por el cura Miguel Hidalgo y Costilla, en el pueblo de Dolores Hidalgo, Guanajuato, el 15 de septiembre de 1810. Es un evento muy importante que no me pierdo porque me gusta ver la solemnidad y el respecto con que lo viven mis amigos mexicanos; además, de que siempre lo aprovechamos para reuniros en La Luz del Día, un restaurante en la misma plaza, para disfrutar de un champurrado o chocolate caliente, acompañado de churros.

A través de los años he aprendido a disfrutar de la cocina mexicana y es en estas fechas, cuando más aprecio unos chiles en nogada, un mole poblano, unos sopes  o unos taquitos dorados con guacamole recién preparado, sólo por mencionar algunos de las ricas comidas y antojitos con que celebran los mexicanos su independencia.

Y así es como celebro en Los Ángeles la Independencia de México y Centroamérica. En una fiesta llena de costumbres y tradiciones que disfruto con la familia y amigos sin importar las fronteras que nos dividen, como una sola nación.

Etiquetado con:
Publicado en: Qué hay de Rico, ¿Sabías Que?

También te puede interesar...

Deja un comentario

Video Destacado

Publicidad


Publicidad