Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
¡Gracias! a un Héroe que Alimenta a los Desamparados

¡Gracias! a un Héroe que Alimenta a los Desamparados

By Claudia Arévalo, November 13, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Aunque en estas páginas nos dedicamos a escribir sobre deliciosas y creativas recetas, me parece inspirador también contar historias de personas, como Jorge, que se inventan menús para darle de comer a los más necesitados.

La historia de Jorge Muñoz comienza cuando tenía 7 años y alguien tocó a la puerta de su casa en Pereira, Colombia, pidiendo un plato de comida. Él, a pesar de su corta edad, ofreció la cena que su madre le servía en ese momento. Ahora como adulto, Jorge sigue con esta pasión de ayudar al prójimo. Cada noche sin falta reparte por lo menos 120 comidas calientes a personas de escasos recursos en el área de Jackson Heights, en Nueva York.

“Solo hemos fallado una vez, por una nevada. Hasta cuando ocurrió el huracán Sandy repartimos 77 comidas” afirmó Jorge, quien desde el 2004 realiza esta labor todos los días de la semana sin descanso.

Por su compromiso y entrega Jorge ha recibido un sinnúmero de reconocimientos, entre otros, fue escogido entre 10 mil pre-seleccionados como uno de los 10 CNN Héroes en el 2009 y fue invitado por el Presidente Obama a la Casa Blanca para recibir una de las menciones más prestigiosas: la medalla de honor otorgada a los ciudadanos que se han destacado por su servicio desinteresado a la comunidad.

A pesar de todas estas memorables menciones y premios, Jorge sigue siendo el mismo personaje sencillo y humilde que tiene muy claro el menú que reparte cada día: “Los lunes damos pechuga de pollo con vegetales y arroz; martes: arroz, ensalada de pasta y pollo al horno; miércoles: arroz, frijoles y pollo al horno; jueves: arroz y puré de papa con vegetales; viernes: lentejas, carne de cerdo picada y arroz; sábado: garbanzo con chicharrón picado y arroz; domingo: arroz y cualquier acompañante (como frijoles o lentejas) y costilla de res al horno.

Pero ustedes se preguntarán cómo hace Jorge para repartir estos suculentos platos latinos y la respuesta es muy sencilla: honestidad. Este colombiano de 49 años recibe donaciones en dinero y comida, y tiene el apoyo de su madre y hermana, quienes le ayudan. Además tiene un grupo de voluntarios con los que sale a la calle a repartir la comida. Aunque no puede llevar un plan alimenticio balanceado, Jorge siempre piensa en sus comensales de avanzada edad y les ofrece por lo menos pollo en vez de cerdo.

Todos reciben gustosos la comida que traen Jorge y sus colaboradores. Para muchos es el primer alimento que comen en el día y, por supuesto, ¡lo devoran!. El espíritu de gratitud se refleja en la cara de cada uno que parte satisfecho. Y, ni decirlo, del mismo Jorge quien se siente agradecido por poder ayudar. Cree que no debe ser sólo un día de Acción de Gracias: “Hay que darle gracias a Dios todos los días, no escoger un solo día del año para servir” enfatiza el Ángel de Queens.

Al preguntarle cuál era su plato favorito contestó ‘lentejas rellenas’, muestra de su carácter jocoso y bromista, pero también de alguna manera refleja su personalidad sencilla y enfocada a lo que es importante: darle un único plato de comida a las miles de personas que pasan hambre en este país.

Testimonios que llenan el corazón de Jorge:

“Uno de los primeros muchachos que yo ayudé… se llamaba Gabriel. Lo trajimos a casa, se bañó y se fue. Eso fue un fin de semana. Luego estuvo comiendo como dos meses y se desapareció. Como a los seis meses apareció ya bien vestido, arreglado, me dio $20 y me dijo: Mire Colombia, yo ya tengo un trabajo, tengo un sitio donde dormir y ya estoy viviendo más o menos bien. Tome esto para que siga ayudando a otros compañeros con necesidad; y de ahí nunca más lo volví a ver. Historias como la de Gabriel se escuchan ahí, en la calle, todos los días”.

Para Jorge, lo Rico de la Vida es la satisfacción de guardar en su corazón todas esas sonrisas que le ha arrancando al hambre, a la tristeza y a la necesidad. Su mayor sueño es poder ofrecer no solo 120 comidas al día, sino millones. Él quiere expandir su programa de comidas a otros sitios de Estados Unidos y de Latinoamérica.

¡Gracias a este ángel por impactar la vida de tantas personas que han recibido sus comidas llenas de amor!

Foto de Shirley Rodriguez

popped Claudia Arévalo
Soy una periodista colombiana y vine a los Estados Unidos en busca de nuevas vivencias. Mi marido es italoamericano y le gusta cocinar, por lo que creamos una fusión de sabor latinoamericano con recetas y tradiciones de ambos países. Así es como he descubierto la riqueza culinaria que quiero compartir con ustedes. También me encanta entrevistar a personas con diversos talentos y conocer un poco de sus personalidades a través de sus preferencias gastronómicas. El descubrimiento de anécdotas especiales y su importancia para las tradiciones culinaria culinarias es asombroso. Espero que disfruten de conocer más acerca de sus personas favoritas.

Comentario