Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Estofado

Incorpora la Sidra Española a tu Cena de Navidad

By Elvira de las Casas, December 01, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Una cucharadita de sidra de manzana fue lo primero que tomé cuando vine al mundo, pues mi madre me contaba que era una costumbre generalizada por aquella época, con el propósito de “limpiar” al recién nacido. El extraño hábito lo heredamos en Cuba de nuestros ancestros españoles, y aunque desconozco si tenía algún fundamento científico, a él le atribuyo mi gusto por esa deliciosa bebida en cuya elaboración los asturianos son verdaderos expertos.

Dejando las bromas a un lado, lo cierto es que beberla después de las comidas facilita la digestión.

En el mundo hispano, no se concibe una cena navideña que no concluya con una copa de sidra. Recuerdo que en mi niñez, mis hermanas, mis primos y yo, esperábamos impacientes a que la sirvieran en la Nochebuena, porque nos permitían tomar un vasito.

Por ser una bebida afrutada, con un bajo porcentaje de alcohol, resulta muy agradable al paladar. Los asturianos son especialistas en servirla de forma aparatosa, en un proceso al que llaman escanciado y durante el cual pasan el líquido de la botella al vaso, desde una gran altura. Pero en esta parte del mundo, nos conformamos con servirla en copas aflautadas, separando la botella una pulgada del borde.

Aunque no es muy común en nuestros países, la sidra se puede usar en la cocina, y el sabor de la carne y el pescado mejora muchísimo cuando se incorpora a la salsa de marinar. Prueba adobar una pierna de cerdo con un mojo de ajo, cebolla, pimienta, sal y sidra y te chuparás los dedos. O sazona el pavo con una mezcla de sidra, hierbas de olor, ajo y caldo de pollo, y obtendrás un asado jugoso que todos en casa querrán repetir.

Otra receta con esta bebida que queda riquísima es el jamón glaseado, que se prepara bañándolo con una salsa de sidra, miel, vinagre y especias antes de hornearlo.

Y aunque casi siempre este licor se consume después de la comida, también se puede servir como aperitivo. Al mezclarla con sandía, piña, naranja y otras frutas, resultan cócteles perfectos para brindar antes de la cena, y lo mismo sucede si se combina con brandy en ese clásico de la coctelería que es el “España en Llamas”.

Esta Navidad, deja que la sidra presida tu mesa. Es una tradición que vale la pena conservar, ¿no te parece?

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario