Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Ponches Navideños

Ponches Navideños para Darle un Toque Latino a las Fiestas

By Elvira de las Casas, November 30, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Los ponches de leche son el equivalente hispano del eggnog, esa bebida típica de la Navidad en los Estados Unidos. Y son también una de las razones por las que me encantan los últimos meses del año.

Frío o caliente, con un chorrito de brandy o sin una gota de alcohol, el ponche de leche invita a celebrar la temporada junto a la familia, resguardados del frío en casita mientras planeamos los detalles de la Nochebuena y repasamos los propósitos para el Año Nuevo.

En Latinoamérica también son muy populares los ponches navideños, que se preparan desde la llegada de los españoles, y cada país tiene su propia versión. En mi casa, cuando yo era niña, mi abuela preparaba una crema o creme de vie que era lo más parecido al eggnog que conocíamos en Cuba. En la República Dominicana se prepara un ponche casero con varios tipos de leche, azúcar, yemas de huevo y ron, pero mi preferido es el coquito puertorriqueño que además de leche evaporada y condensada, ron y huevo, lleva crema de coco, lo que le da un sabor muy especial. Recuerdo que una vez, mientras vivía en New Jersey, le regalé una botella de coquito a una vecina italiana y se quedó tan enamorada de ese licor que tuve que copiarle la receta.

En México suelen preparar un ponche con tecojotes, manzanas, guayabas, pasas, canela, agua y tamarindo, pero también tienen un licor llamado rompope, que lleva yemas de huevo, vainilla, canela, almendra molida, leche, azúcar y ron. Se dice que esta receta se originó en la década de 1600, en el Convento de Santa Clara, que estaba ubicado en la ciudad de Puebla. Lo preparaban las monjas para complacer a la madre superiora y como les quedaba tan bueno, comenzaron a embotellarlo y a venderlo para recaudar fondos para el convento.

Tú puedes preparar estos ponches en casa, pues es muy sencillo; basta con poner a hervir todos los ingredientes en un caldero, dejar refrescar, agregar el alcohol y envasar en botellas. Si quieres que se conserve más tiempo, debes esterilizar las botellas antes de llenarlas.

Regalar una botella de ponche en Navidad es un detalle que todo el mundo agradece, pues no solo es una linda muestra de cariño sino también una forma de recordar los sabores de nuestra tierra en esta época tan especial. ¿Te animas a preparar tu eggnog latino?

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario