MENU
  • Facebook
    4
  • Pinterest
    2
  • Guardar
    7
  • Imprimir
    4

Waffles de Maíz con Pollo Horneado a la Miel y Canela

waffles de maíz con pollo horneado a la miel y canela Entree
Waffles de Maíz con Pollo Horneado a la Miel y Canela
  • Prep 60 min
  • Total 1 hr 20 min
  • Ingredientes 10
  • Porciones 4

Esta es una combinación sorprendentemente deliciosa. Como gran aficionada a los waffles, siempre busco formas de hacerlos diferentes con sabores y texturas variadas, y es por eso me encanta usar los panes de Pillsbury™ porque puedo trabajarlos perfectamente en la waflera y siempre me van a salir super bien. De hecho, he experimentado con varias de las masas y ya tengo algunas favoritas, tanto para dulces como para salados. He hecho waffles redondos, cuadrados, rectangulares, y algunos sin una forma definida, pero para presentar platos bonitos me gusta cuidarlos y que me salgan con los bordes parejitos. El pollo servido sobre un waffle no es nuevo, pero esta receta con miel y canela lo hace muy especial. Para comenzar quiero contarte que la miel le da al pollo una suavidad y una textura muy rica. Me gusta mucho marinar pollo con miel porque lo deja increíblemente delicioso. Por otro lado, también me gusta el dulzor que la miel aporta, y que junto al picante de la pimienta lo eleva a otra dimensión. Si no te gusta que pique, elimina este ingrediente o sustitúyelo con otro que sea de tu agrado. A mí me gusta usar pechugas para este plato, pero claro que tú puedes emplear el corte que prefieras. Solo ten en cuenta que vas a tener que hornear el pollo por más o menos tiempo para que te quede perfecto. MAS + MENOS -

Ingredientes

1/3
taza de miel
2
cucharadas de mantequilla
Sal
1/4
cucharadita de pimienta de cayena (opcional)
1 1/2
cucharadita de canela en polvo
2
pechugas de pollo cortadas por la mitad
1
paquete de Pillsbury™ Grands Homestyle Corn Biscuits
1
naranja, pelada y cortada en trozos
4
ramitas de romero (para decorar)
4
palitos de canela (para decorar)

Instrucciones

Esconder
  • 1
    Precalienta el horno a 375 °F.
  • 2
    En una ollita, pon la miel, mantequilla, sal, pimienta de cayena y canela en polvo. Lleva a ebullición a fuego medio. Apaga el fuego, enfría un poco y vierte sobre las pechugas de pollo que deben estar en un recipiente para el horno. Tapa y marina por una hora en el refrigerador.
  • 3
    Coloca el pollo en el horno y cocínalo por 20 minutos, dándole vuelta una vez para que se dore por todos lados.
  • 4
    Mientras tanto calienta la waflera. Abre el paquete de Pillsbury™ y separa los 8 pancitos. Dales forma cuadrada o rectangular. Acomoda en la waflera y cocínalos por 4 – 5 minutos, o hasta que estén dorados. Retira de la waflera y repite con el resto de la masa.
  • 5
    En un plato acomoda 1 o 2 waffles. Encima pon pechuga de pollo y parte de la miel, para que bañe también el waffle.
  • 6
    Decora con gajos de naranja, las hojitas de romero y los palitos de canela. Sirve inmediatamente.

Consejos de expertos

  • Puedes hacer versiones mini de estos waffles, tamaño canapé. También puedes servirlo como un sándwich.
  • En vez de hornear el pollo, retíralo de la marinada y cocínalo en la sartén. Agrega la miel unos minutos antes que el pollo esté listo y deja que hierva.

Información Nutricional

No hay información nutricional disponible para esta receta
Más acerca de esta receta
  • Esta es una combinación sorprendentemente deliciosa. Como gran aficionada a los waffles, siempre busco formas de hacerlos diferentes con sabores y texturas variadas, y es por eso me encanta usar los panes de Pillsbury™ porque puedo trabajarlos perfectamente en la waflera y siempre me van a salir super bien. De hecho, he experimentado con varias de las masas y ya tengo algunas favoritas, tanto para dulces como para salados. He hecho waffles redondos, cuadrados, rectangulares, y algunos sin una forma definida, pero para presentar platos bonitos me gusta cuidarlos y que me salgan con los bordes parejitos. El pollo servido sobre un waffle no es nuevo, pero esta receta con miel y canela lo hace muy especial. Para comenzar quiero contarte que la miel le da al pollo una suavidad y una textura muy rica. Me gusta mucho marinar pollo con miel porque lo deja increíblemente delicioso. Por otro lado, también me gusta el dulzor que la miel aporta, y que junto al picante de la pimienta lo eleva a otra dimensión. Si no te gusta que pique, elimina este ingrediente o sustitúyelo con otro que sea de tu agrado. A mí me gusta usar pechugas para este plato, pero claro que tú puedes emplear el corte que prefieras. Solo ten en cuenta que vas a tener que hornear el pollo por más o menos tiempo para que te quede perfecto.

© 2018 ®/TM General Mills Reservados todos los derechos

Evalúa y Comenta