Consejos de Salud - Cómo Colesterol Cambia tu Vida | Qué Rica Vida
El día que el Colesterol Cambió la Vida de mi Esposo

¿Cómo se puede bajar o controlar el nivel de colesterol? Aquí les cuento sobre la sorpresa que se llevó mi marido y toda la travesía para controlar sus niveles de colesterol.

Pese a que a mi esposo ha sido deportista, como buen argentino, siempre era el primero en preparar toda serie de barbacoas. Y comía, todas las semanas, parrilladas con todo tipo de carnes como su famoso churrasco, entraña, vacío y chorizos.

Sin embargo, todos creíamos que él se alimentaba bien, pues comía de todo. Le gustaban sus ensaladas, aunque las comía con menor frecuencia que las carnes, y también incluía eventualmente porciones de fruta en algunas de sus comidas.

David, siempre ha viajado mucho por su trabajo, y tal vez por los cambios frecuentes de rutinas, él no tenía horas predecibles para sus comidas. Y claro, cuando llegaba el momento, y se hacía tarde para la cena, comía muchísimo.

Pero como mi esposo comía bien y hacía algo de ejercicio, siempre tomé por broma que David podía comer piedras y no tenía problemas. Puedo asegurar que pocas veces vi a David padecer malestares físicos, a no ser por alguno que otro dolor de cabeza o resfriado pasajero. Como un aficionado a algunos deportes, siempre derrochó bienestar y mucha energía. Según él, parte del secreto de no enfermarse y estar en óptimo estado físico, era comer de todo, platos fuertes y abundantes, como nos gusta a los latinos, y hacer ejercicio de vez en cuando. Al mismo tiempo era entrar en un debate hacerlo entender que debía ir al médico para mantener un control físico regular.

De repente, sin avisar, sucedió lo inesperado. Un día cualquiera David se lastimó una rodilla mientras jugaba baloncesto. La rodilla no solo se le hinchó de una manera extraña, sino que el dolor era intenso. Inmediatamente lo llevamos de urgencia al hospital, donde lo vieron tan mal que lo atendieron inmediatamente. Más allá del diagnóstico de la rodilla, ¡qué sorpresa! cuando el médico nos dijo que los exámenes mostraban que David tenía el colesterol alto (en 263).

El médico nos explicó que la rodilla no le preocupaba tanto como el nivel de colesterol. Advirtió, que por su colesterol, David tenía un mayor riesgo de sufrir de un padecimiento al corazón o una deficiencia cerebral, y aún mientras practicaba algún deporte. El colesterol había subido en su cuerpo sin avisar, de manera silenciosa y burlándose de lo que él consideraba tener buena salud.

Como era de esperarse, aparte de la medicina que le recetó el doctor por algunos meses, mi esposo necesitó empezar una rutina combinada de mayor ejercicio con una dieta alimenticia moderada. Para sorpresa de David, y confieso que mía también, no consistía solamente en vegetales y pescado, y empezó a comerlos con más frecuencia. Muchos de nuestros ingredientes latinos estaban incluidos en la dieta, pero por supuesto en porciones moderadas y controladas y con menos frecuencia. La adaptación no fue un sacrificio para David, porque además le gustó comer especialmente más vegetales, frutas y granos integrales; y no era muy propenso a los dulces ni al alcohol, algo que sí debió evitar. Tuvo que hacer más habitual el ejercicio en esta rutina, y creo que David le puso mucha voluntad y hoy todos estos cambios hacen parte de sus hábitos de vida.

El inicio de la mejoría de David, no fue por resignarse a dejar sus platos favoritos (churrasco y cordero al horno) sino que se enfocó en dos cosas: “disciplina en los horarios de comida” y “platos balanceados y con porciones moderadas al comer”. O sea no llevar a la boca una croqueta o una empanada cada vez que le da hambre y a cualquier hora, ni llenarse la barriga hasta casi explotar. Aunque nunca supimos con certeza la causa del colesterol de David, supongo que aunque mi esposo comía bien y de todo, le afectaba hacerlo de manera abundante y desordenada.

Cada persona es diferente y tiene diferentes necesidades de salud. En el caso de David, la disciplina en los horarios de comida, el control de las porciones y hacer ejercicio con regularidad ayudó a mi marido a manejar su colesterol.

Etiquetado con:
Publicado en: A Tu Salud, Vida Saludable

También te puede interesar...

Deja un comentario

Video Destacado
  • Cómo Preparar Una Versión Diferente del Chimichurri

    Cómo Preparar Una Versión Diferente del Chimichurri

    La gastronomía argentina se caracteriza por sus suculentos cortes de carne asada y sus parrilladas con fama internacional.  Sin embargo, esos sabrosos cortes no son lo mismo sin la salsa chimichurri que complementa a la perfección el sabor de…

Publicidad


Publicidad