10 Consejos para que No Subas de Peso Durante las Fiestas - Que Rica Vida
10 Consejos para que No Subas de Peso Durante las Fiestas

La temporada festiva está ya a la vuelta de la esquina y te esperan reuniones y celebraciones en las que la comida juega un papel protagonista. ¿Qué puedes hacer para disfrutar esos platillos característicos de esta época del año no se transformen en libras (kilos) de más? Sigue mis consejos para que puedas celebrar y divertirte sin preocuparte por el exceso de peso.

Fiestas, regalos, reuniones, alegría… y tanta comida que forma parte de nuestras celebraciones más entrañables. Es lógico que te preocupe recuperar el peso que te ha costado tanto perder, así que te propongo 10 ideas fáciles para ayudarte a mantener la línea.

1. Procura encontrar el equilibrio: como el menú de las fiestas a la que estás invitada(o) está fuera de tu control, equilibra la balanza en casa. Al comprar alimentos, selecciona carnes magras, granos integrales y muchas frutas y verduras y evita comprar dulces, chips, y bebidas azucaradas altas en calorías, pero que no te proporcionan nutrición. Así un día de celebración más adelante no perjudicará tu plan de comidas saludables ni el grosor de tu cintura.

2. Planea tus comidas con anticipación: decorar la casa, comprar los regalos y una enorme lista de compromisos llevan tiempo y esfuerzo, pero no quieras ahorrarlos a costa de la preparación de tus comidas. En lugar de comprar comida rápida (pizzas o hamburguesas), prepara de antemano y congela sopas ligeras a base de vegetales, ten a la mano frutas y verduras frescas para que puedas tener cenas nutritivas después de un maratón de compras que te han dejado exhausta.

3. Guarda tiempo para el ejercicio: 10 o 20 minutos al día (y mejor dos veces al día), o media hora en días alternados, harán maravillas para ti en estos días ajetreados. Además de quemar grasa, la actividad física te puede ayudar a controlar el estrés, a dormir mejor y a tener más energía que en estos días te hará muchísima falta.

4. Date gusto, pero con moderación: tus amigos y familiares pasarán tiempo en la cocina preparando platillos deliciosos que vale la pena probar y compartir. Sírvete un poco de todo, sin exagerar las porciones y sobre todo, no repitas. De esa forma te das gusto sin sentirte culpable más tarde.

5. Selecciona lo mejor para ti: si la fiesta es de tipo buffet, escoge los platillos bajos en calorías (lascas o rebanadas de pavo, pollo, o frutas, por ejemplo), en lugar de canapés, embutidos y platillos ricos en salsas o cremas. Sírvete una vez y aléjate para no caer en comer más de lo conveniente. En su lugar, baila, conversa y concéntrate en socializar en lugar de comer.

6. Ojo con el alcohol: las bebidas alcohólicas pueden ser altas en calorías, y si son bebidas a base de cremas dulces, contienen calorías a granel. Pide una bebida que puedas tomar con hielo, o diluida con agua mineral. Recuerda beber con moderación y responsablemente, sobre todo si debes conducir luego a casa. Toma solo una bebida alcohólica en una fiesta y luego bebidas libres de calorías como agua con gas o una gaseosa dietética, en su lugar.

7. No llegues con hambre a la fiesta: evita saltarte comidas durante el día y antes de salir de casa, come una ensalada, una fruta o un yogurt bajo en grasa para no llegar a la celebración con el estómago vacío. Si llegas con hambre, te será casi imposible resistir las tentaciones.

8. Si eres tú la anfitriona, evita probar y comer continuamente, mientras preparas la comida para la celebración, para no desperdiciar nada mientras preparas los platos. Reparte la comida que sobre entre tus invitados, especialmente los postres.

9. Sé precavida: Cuando vayas a hacer tus compras navideñas, lleva siempre contigo tu botella de agua y una bolsita con un refrigerio nutritivo (una manzana, frutos secos, nueces o una barrita de energía, por ejemplo).

Así estarás menos expuesta a comer pasabocas altos en calorías, durante los descansos en el centro comercial.

10. Si la celebración es en un restaurante: selecciona una carne a la plancha, pescado a la parrilla o una ensalada. También puedes compartir un platillo con una amiga y así dividen también las calorías. Come despacio y mastica bien cada bocado para que te sientas satisfecha con menos cantidad de alimento.

No esperes ni un minuto más y empieza a planificar estos últimos días del año. Recuerda que celebrar y divertirse puede ser perfectamente compatible con tu plan nutritivo y de mantener el peso ideal. La moderación, seleccionar sabiamente las comidas y ejercicio regular, son la fórmula que te ayudará a contrarrestar los excesos de las fiestas. Te deseo lo mejor en estos días y en el Año Nuevo… ¡Felicidades!

Para más información visita www.VidaySalud.com

Publicado en: A Tu Salud, Vida Saludable

También te puede interesar...

Deja un comentario

Video Destacado