Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    4
  • Pinterest
    12
  • Guardar
    3
  • WhatsApp
  • Imprimir
    11

Vigorón

  • Prep 25 min
  • Total 45 min
  • Ingredientes 11
  • Porciones 3

Ingredientes

1
lb de yuca, pelada
2
dientes de ajo, enteros
Sal
1/2
repollo
1
tomate en cubos
1/4
cebolla cortada muy finito
1/2
taza de vinagre de piña
1
cucharada de aceite
8
ozs de chicharrón crocante de cerdo, cortado en trozos
1
cucharada de chiles congos (opcional)
Hojas
de plátano

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Los chiles congos son los más comunes en la cocina nicaragüense. Tienen color verde y son muy pequeñitos. Cuando maduran se vuelven rojos y muy jugosos. ¡Son bien picantes!

En las calles de Managua, así como de otras ciudades nicaragüenses –especialmente en Granada– es muy común ver vendedores callejeros con grandes canastos en los que tienen listos los ingredientes para hacer el vigorón. El nombre les parecerá gracioso y en realidad no tiene mucho en común con los ingredientes, pero es toda una institución en este país centroamericano. Este es un platillo muy típico preparado con yuca cocida que se combina con trozos de crocante chicharrón de cerdo, y que se sirve con la típica ensalada nica hecha con repollo, tomate y un poquito de cebolla. Es la misma ensalada que acompaña las tajadas, la carne asada, las tortillas, y muchos más platos de la culinaria local. El vigorón se sirve usualmente a media mañana, acompañado de un buen fresco de cacao, un tiste, o un pinolillo. Y si lo compran en la calle, lo sirven sobre hoja de plátano, aunque a veces le ponen un plato descartable como base y, ocasionalmente, una bolsita plástica, por si los clientes se lo quieren llevar a su casa. También es un plato casero por excelencia, y en muchas ocasiones hace las veces de plato de fiesta pues, seamos honestos ¿qué podría ser más fácil de preparar y más rico que un platillo tan nuestro y tan sencillo? Otra cosa es en Granada. Muchas veces los nicaragüenses arman viaje a esta preciosa ciudad colonial solo para ir a comer vigorón a la pérgola del Parque Central de Granada. El ambiente es una belleza. Bajo la sombra del volcán Mombacho y a la orilla del lago más grande del país, entre callecitas por las que todavía se ven coches jalados por caballos –para deleite de los niños y de los turistas-, se encuentra el vigorón más famoso de todos. La calidad de cada ingrediente debe ser la mejor para que el disfrute del plato sea completo.

Instrucciones

  • 1 Pela la yuca y córtala en trozos. Ponla en una olla con agua fría que la cubra, y los dos dientes de ajo.
  • 2 Lleva a ebullición, baja el fuego a medio, y cocina con la tapa medio puesta hasta que la yuca esté suave al hincarla con un cuchillo fino. Agrega sal y continúa cocinando unos 5 minutos. Enfría.
  • 3 Mientras tanto, prepara la ensalada. Corta el repollo en tiras muy finitas y ponlo en un tazón. Agrega el tomate cortado en cubos y la cebolla. Sazona la ensalada con sal, aceite y vinagre. Reserva.
  • 4 Para servir utiliza unos platos en los que has acomodado unas hojas de plátano. Encima pones unos trozos de yuca y chicharrón. Cubre todo con la ensalada de repollo. Agrega unos chiles congos, si te provoca. Sirve inmediatamente.

En las calles de Managua, así como de otras ciudades nicaragüenses –especialmente en Granada– es muy común ver vendedores callejeros con grandes canastos en los que tienen listos los ingredientes para hacer el vigorón. El nombre les parecerá gracioso y en realidad no tiene mucho en común con los ingredientes, pero es toda una institución en este país centroamericano. Este es un platillo muy típico preparado con yuca cocida que se combina con trozos de crocante chicharrón de cerdo, y que se sirve con la típica ensalada nica hecha con repollo, tomate y un poquito de cebolla. Es la misma ensalada que acompaña las tajadas, la carne asada, las tortillas, y muchos más platos de la culinaria local. El vigorón se sirve usualmente a media mañana, acompañado de un buen fresco de cacao, un tiste, o un pinolillo. Y si lo compran en la calle, lo sirven sobre hoja de plátano, aunque a veces le ponen un plato descartable como base y, ocasionalmente, una bolsita plástica, por si los clientes se lo quieren llevar a su casa. También es un plato casero por excelencia, y en muchas ocasiones hace las veces de plato de fiesta pues, seamos honestos ¿qué podría ser más fácil de preparar y más rico que un platillo tan nuestro y tan sencillo? Otra cosa es en Granada. Muchas veces los nicaragüenses arman viaje a esta preciosa ciudad colonial solo para ir a comer vigorón a la pérgola del Parque Central de Granada. El ambiente es una belleza. Bajo la sombra del volcán Mombacho y a la orilla del lago más grande del país, entre callecitas por las que todavía se ven coches jalados por caballos –para deleite de los niños y de los turistas-, se encuentra el vigorón más famoso de todos. La calidad de cada ingrediente debe ser la mejor para que el disfrute del plato sea completo.

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
October 20, 2015

En las calles de Managua, así como de otras ciudades nicaragüenses –especialmente en Granada– es muy común ver vendedores callejeros con grandes canastos en los que tienen listos los ingredientes para hacer el vigorón. El nombre les parecerá gracioso y en realidad no tiene mucho en común con los ingredientes, pero es toda una institución en este país centroamericano. Este es un platillo muy típico preparado con yuca cocida que se combina con trozos de crocante chicharrón de cerdo, y que se sirve con la típica ensalada nica hecha con repollo, tomate y un poquito de cebolla. Es la misma ensalada que acompaña las tajadas, la carne asada, las tortillas, y muchos más platos de la culinaria local. El vigorón se sirve usualmente a media mañana, acompañado de un buen fresco de cacao, un tiste, o un pinolillo. Y si lo compran en la calle, lo sirven sobre hoja de plátano, aunque a veces le ponen un plato descartable como base y, ocasionalmente, una bolsita plástica, por si los clientes se lo quieren llevar a su casa. También es un plato casero por excelencia, y en muchas ocasiones hace las veces de plato de fiesta pues, seamos honestos ¿qué podría ser más fácil de preparar y más rico que un platillo tan nuestro y tan sencillo? Otra cosa es en Granada. Muchas veces los nicaragüenses arman viaje a esta preciosa ciudad colonial solo para ir a comer vigorón a la pérgola del Parque Central de Granada. El ambiente es una belleza. Bajo la sombra del volcán Mombacho y a la orilla del lago más grande del país, entre callecitas por las que todavía se ven coches jalados por caballos –para deleite de los niños y de los turistas-, se encuentra el vigorón más famoso de todos. La calidad de cada ingrediente debe ser la mejor para que el disfrute del plato sea completo.