Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0

Tortilla Española

  • Prep 10 min
  • Total 60 min
  • Ingredientes 5
  • Porciones 8

Ingredientes

1/2
taza de aceite de oliva
1
cebolla Vidalia o amarilla grande, cortada en cubos
3
papas Idaho grandes (o 6 papas color rosa pequeñas) cortadas en cubos de aproximadamente 2 pulgadas de ancho y 1/2 pulgada de alto
1
cucharadita de sal
5
huevos grandes

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

No te preocupes si ensucias mucho al intentar dar vuelta la tortilla la primera vez. ¡A todas nos pasa! ¡Tómalo como tu iniciación al mundo de la Tortilla Española!

El tipo de papas que uses hace una diferencia. Elige papas con poco almidón, así la tortilla tendrá un sabor más intenso.

Intenta cortar las papas en cubos uniformes así todos se cocinan al mismo tiempo.

Cuando era niña, mi momento preferido del día en España eran las 2 de la tarde. A esa hora del día, era cuando mi madre se encontraba en la cocina preparando la comida principal para esa jornada. Los aromas que provenían de las diversas casas causaban que se me hiciera agua la boca. También me daban pistas sobre lo que los demás iban a comer. ¿Qué huelo por aquí?: pimientos asados. ¿Qué huelo por allá?: pescado frito. Pero mi aroma preferido era el más común de todos: el de cebollas y papas friéndose en aceite de oliva. ¡Y todavía sigue siendo mi aroma preferido! Durante mi infancia siempre tuve debilidad por la tortilla española de mi mamá. Era el plato más sabroso y el que me daba más satisfacción. A muchas personas les resulta confuso el nombre, ya que aquí en Estados Unidos solemos asociar la palabra “tortilla” con el pan que se prepara en muchos países de América Central y América del Sur. Del mismo modo, a veces las personas se refieren a la tortilla española como la versión española de la frittata italiana. Pero en realidad no se parecen en nada. Por eso, ¡quiero compartir contigo mi receta de la tortilla española! ¡Olé, olé, olé!

Instrucciones

  • 1 Vierte 1/4 de taza del aceite de oliva en la sartén a fuego medio. Cuando esté caliente, agrega las cebollas y las papas y comienza a freír. Condimenta con la sal, aproximadamente 3/4 de cucharadita. Prueba para asegurarte de que esté a tu gusto.
  • 2 Deja que las papas se cocinen totalmente. Ahora presta atención porque esta es la parte más importante de todo el proceso de fritura. A medida que se cocinen las papas, aplasta un poco los extremos con un utensilio de cocina, ¡pero no las hagas puré! Debes seguir teniendo trozos de papa a la vista del tamaño de un bocado. Cuando las papas y las cebollas estén listas, transfiérelas a un recipiente grande y deja que se enfríen un poco.
  • 3 Bate los huevos y agrega 1/4 cucharadita de sal.
  • 4 Mezcla los huevos con las papas y las cebollas. Bate bien. Todas las papas deben quedar cubiertas aunque sin sumergirse en el huevo. Debes tener un poco de huevo adicional en la parte superior, por lo tanto, si 5 huevos no son suficientes, agrega uno más.
  • 5 En otra sartén, agrega 1/4 taza de aceite de oliva a fuego entre bajo y medio. Cuando esté caliente, vierte la mezcla de huevos, papas y cebollas, aplánala y NO LA VUELVAS A TOCAR. Deja que se cocine.
  • 6 Toma un plato grande y colócalo encima de la sartén. Sujétalo firmemente con la mano (no olvides de usar un guante, ten cuidado). Toma el mango de la sartén con la mano que tienes libre y da vuelta la mitad de la tortilla cocida sobre el plato. Este movimiento debe ser rápido. Coloca la sartén nuevamente en el fuego y vuelve a colocar con cuidado la tortilla con el lado sin cocinar hacia abajo. Deja que ese lado también se cocine.
  • 7 Cuando puedas hacer deslizar un poco la tortilla en la sartén, eso significa que está lista para transferirla a un plato. Apaga el fuego, toma un segundo plato y da vuelta la tortilla sobre el plato.
  • 8 ¡Buen provecho!

Cuando era niña, mi momento preferido del día en España eran las 2 de la tarde. A esa hora del día, era cuando mi madre se encontraba en la cocina preparando la comida principal para esa jornada. Los aromas que provenían de las diversas casas causaban que se me hiciera agua la boca. También me daban pistas sobre lo que los demás iban a comer. ¿Qué huelo por aquí?: pimientos asados. ¿Qué huelo por allá?: pescado frito. Pero mi aroma preferido era el más común de todos: el de cebollas y papas friéndose en aceite de oliva. ¡Y todavía sigue siendo mi aroma preferido! Durante mi infancia siempre tuve debilidad por la tortilla española de mi mamá. Era el plato más sabroso y el que me daba más satisfacción. A muchas personas les resulta confuso el nombre, ya que aquí en Estados Unidos solemos asociar la palabra “tortilla” con el pan que se prepara en muchos países de América Central y América del Sur. Del mismo modo, a veces las personas se refieren a la tortilla española como la versión española de la frittata italiana. Pero en realidad no se parecen en nada. Por eso, ¡quiero compartir contigo mi receta de la tortilla española! ¡Olé, olé, olé!

Evalúa y Comenta

María Amelia Bazdekis María Amelia Bazdekis
October 8, 2015

Cuando era niña, mi momento preferido del día en España eran las 2 de la tarde. A esa hora del día, era cuando mi madre se encontraba en la cocina preparando la comida principal para esa jornada. Los aromas que provenían de las diversas casas causaban que se me hiciera agua la boca. También me daban pistas sobre lo que los demás iban a comer. ¿Qué huelo por aquí?: pimientos asados. ¿Qué huelo por allá?: pescado frito. Pero mi aroma preferido era el más común de todos: el de cebollas y papas friéndose en aceite de oliva. ¡Y todavía sigue siendo mi aroma preferido! Durante mi infancia siempre tuve debilidad por la tortilla española de mi mamá. Era el plato más sabroso y el que me daba más satisfacción. A muchas personas les resulta confuso el nombre, ya que aquí en Estados Unidos solemos asociar la palabra “tortilla” con el pan que se prepara en muchos países de América Central y América del Sur. Del mismo modo, a veces las personas se refieren a la tortilla española como la versión española de la frittata italiana. Pero en realidad no se parecen en nada. Por eso, ¡quiero compartir contigo mi receta de la tortilla española! ¡Olé, olé, olé!