Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    50
  • Pinterest
    39
  • Guardar
    9
  • WhatsApp
  • Imprimir
    57

Torrejas de Espinaca

  • Prep 20 min
  • Total 20 min
  • Ingredientes 8
  • Porciones 0

Ingredientes

1
cucharadita aceite de coco, más 1 cucharada
1/2
cebolla blanca picada
1
diente de ajo picado
4
tazas espinaca lavada y picada
1/4
cucharadita comino en polvo
Sal
y pimienta
2
huevos
1/2
taza harina de garbanzo

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

En vez de espinaca, puedes usar col rizada (kale) o acelga. En ambos casos tendrás que descartar los tallos, ya que son demasiado duros para esta preparación.

Si no tienes harina de garbanzos, usa la harina que tengas a mano. También puedes experimentar con papa aplastada y hecha puré, o con camote o yuca.

Si te provoca comer una hamburguesa durante la cuaresma, ¡no te prives! La solución es comer una hamburguesa vegetariana. Estas torrejas de espinaca, por ejemplo, se pueden comer tanto dentro de un pan de hamburguesa con todos los usuales añadidos de este clásico sándwich (lechuga, tomate, salsas, y demás). También son deliciosas servidas sobre una ensalada, o sobre una montaña de quinua, bañadas con un poco de yogurt griego. Lo mejor de estas torrejas no sólo es su delicioso sabor y textura, sino que además de ser vegetarianas, tampoco tienen gluten. La harina que he usado para hacerlas es de garbanzo en vez de trigo, por lo que todos, incluso los celiacos, podrán disfrutar de este plato. Si tienes invitados en casa durante la cuaresma, sírvelas como parte del buffet, para que cada quién se sirva todas las que quiera.

Instrucciones

  • 1 Calienta 1 cucharadita de aceite en una sartén mediana sobre fuego medio. Agrega la cebolla y el ajo, y cocínalos moviendo hasta que doren (uno 7-8 minutos).
  • 2 Agrega la espinaca, comino, sal y pimienta, y mueve bien hasta que la espinaca se cocine. Apaga el fuego.
  • 3 En un tazón, mezcla los huevos con un tenedor. Agrega la harina y la espinaca salteada, y mezcla todo bien.
  • 4 Calienta 1 cucharada de aceite en una sartén grande, sobre fuego medio.
  • 5 Cubre tus manos con harina, y forma 4-6 hamburguesas con la masa de espinaca y huevo, de unas 2-3 cucharadas cada una, poniéndolas una por una en la sartén.
  • 6 Dales la vuelta después de 3 minutos, y cocínalas apretándolas con una espátula, por un par de minutos más del otro lado.
  • 7 Trasládalas a un plato cubierto con papel toalla, para que absorba el exceso de aceite.
  • 8 Sírvelas con una ensalada, o como un acompañamiento junto a cualquier otro plato.

Si te provoca comer una hamburguesa durante la cuaresma, ¡no te prives! La solución es comer una hamburguesa vegetariana. Estas torrejas de espinaca, por ejemplo, se pueden comer tanto dentro de un pan de hamburguesa con todos los usuales añadidos de este clásico sándwich (lechuga, tomate, salsas, y demás). También son deliciosas servidas sobre una ensalada, o sobre una montaña de quinua, bañadas con un poco de yogurt griego. Lo mejor de estas torrejas no sólo es su delicioso sabor y textura, sino que además de ser vegetarianas, tampoco tienen gluten. La harina que he usado para hacerlas es de garbanzo en vez de trigo, por lo que todos, incluso los celiacos, podrán disfrutar de este plato. Si tienes invitados en casa durante la cuaresma, sírvelas como parte del buffet, para que cada quién se sirva todas las que quiera.

Evalúa y Comenta

Morena Escardo Morena Escardo
October 12, 2015

Si te provoca comer una hamburguesa durante la cuaresma, ¡no te prives! La solución es comer una hamburguesa vegetariana. Estas torrejas de espinaca, por ejemplo, se pueden comer tanto dentro de un pan de hamburguesa con todos los usuales añadidos de este clásico sándwich (lechuga, tomate, salsas, y demás). También son deliciosas servidas sobre una ensalada, o sobre una montaña de quinua, bañadas con un poco de yogurt griego. Lo mejor de estas torrejas no sólo es su delicioso sabor y textura, sino que además de ser vegetarianas, tampoco tienen gluten. La harina que he usado para hacerlas es de garbanzo en vez de trigo, por lo que todos, incluso los celiacos, podrán disfrutar de este plato. Si tienes invitados en casa durante la cuaresma, sírvelas como parte del buffet, para que cada quién se sirva todas las que quiera.