Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    3
  • Pinterest
    1
  • Guardar
    1
  • WhatsApp
  • Imprimir
    4

Terrina de Sandía, Chayote y Queso Feta

  • Prep 15 min
  • Total 40 min
  • Ingredientes 7
  • Porciones 2

Ingredientes

1
chayote
4
rodajas de sandía (2 x 2 pulgadas)
4
oz de queso Feta (4 rodajas de 2 x 2 pulgadas)
Sal
y pimienta
2
cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1/2
limón
2
cucharadas de menta picada

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Puedes reemplazar el chayote con calabaza (summer squash) o calabacín (zucchini). Para una versión más dulce, reemplaza con limón.

¿A quién no le gusta un pedacito refrescante de sandía en el verano? Cada bocadito nos regala tanta agua y dulzura, que hasta no hace falta tomar ninguna otra cosa. Hace mucho que tengo ganas de mezclar esta fruta veraniega con una de mis frutas “exóticas” favoritas: el chayote. Es una comida común en Latinoamérica y por suerte la puedo conseguir en el supermercado cerca de casa en Nueva York, casi todo el año. Tiene un sabor suave, casi dulce y su textura es suave e increíblemente acuosa, muy parecida a una sandía. Yo sabía que la combinación iba a ser buena, pero el resultado superó mis expectativas. Parece una mezcla celestial para los días de verano. Dale un toquecito salado con una rodaja de queso feta y prepárate para disfrutar este entremés que se convertirá en tu favorito.

Instrucciones

  • 1 Pela los chayotes y córtalos en rodajas de 1/4 de pulgada. Cocínalos al vapor por 20 minutos (o hasta que estén suaves, pero lo suficientemente firmes para que no se deshagan). Deja enfriar por 10 minutos.
  • 2 En un plato, coloca una rodaja de chayote, luego una de sandía y una de queso.
  • 3 Agrega sal y pimienta a gusto y 1 cucharada de aceite de oliva, un chorrito de limón y una cucharada de menta picada.
  • 4 Repite los pasos anteriores. Te deben quedar 6 rodajas en total, una arriba de la otra. Sirve de inmediato.

¿A quién no le gusta un pedacito refrescante de sandía en el verano? Cada bocadito nos regala tanta agua y dulzura, que hasta no hace falta tomar ninguna otra cosa. Hace mucho que tengo ganas de mezclar esta fruta veraniega con una de mis frutas “exóticas” favoritas: el chayote. Es una comida común en Latinoamérica y por suerte la puedo conseguir en el supermercado cerca de casa en Nueva York, casi todo el año. Tiene un sabor suave, casi dulce y su textura es suave e increíblemente acuosa, muy parecida a una sandía. Yo sabía que la combinación iba a ser buena, pero el resultado superó mis expectativas. Parece una mezcla celestial para los días de verano. Dale un toquecito salado con una rodaja de queso feta y prepárate para disfrutar este entremés que se convertirá en tu favorito.

Evalúa y Comenta

Morena Escardo Morena Escardo
October 15, 2015

¿A quién no le gusta un pedacito refrescante de sandía en el verano? Cada bocadito nos regala tanta agua y dulzura, que hasta no hace falta tomar ninguna otra cosa. Hace mucho que tengo ganas de mezclar esta fruta veraniega con una de mis frutas “exóticas” favoritas: el chayote. Es una comida común en Latinoamérica y por suerte la puedo conseguir en el supermercado cerca de casa en Nueva York, casi todo el año. Tiene un sabor suave, casi dulce y su textura es suave e increíblemente acuosa, muy parecida a una sandía. Yo sabía que la combinación iba a ser buena, pero el resultado superó mis expectativas. Parece una mezcla celestial para los días de verano. Dale un toquecito salado con una rodaja de queso feta y prepárate para disfrutar este entremés que se convertirá en tu favorito.