Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    1
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0

Tartitas Frescas de Higos y Tomillo

  • Prep 25 min
  • Total 60 min
  • Ingredientes 5
  • Porciones 4

Ingredientes

2
tazas de crema (whipping cream)
2
cucharadas de miel
1
lb de higos frescos
Ramitas
de tomillo fresco
1/2
taza de blueberries (moras azules)

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Sirve con crema inglesa.

Acompaña con una bola de helado de dulce de leche.

Puedes usar higos verdes o de cualquier otra variedad. Si quieres puedes pelarlos.

Los higos son conocidos desde hace miles de años y son originarios del Mediterráneo. Siempre han sido muy apreciados por su dulce sabor y perfume. Además, existen muchísimas variedades en colores que van desde el verde hasta el morado casi negro. Su interior está lleno de semillitas y no es necesario pelarlos, aunque a veces lo hacemos –más por una cuestión estética-, asimismo se pueden comer tanto frescos como secos y son deliciosos en cualquiera de estas formas. Como dato curioso te cuento que también han sido protagonistas de innumerables intrigas palaciegas en la época de los emperadores romanos, y se cuenta que algunos famosos personajes los rellenaban con veneno, durante la noche, para así poder envenenar a la víctima seleccionada y apartarla del camino del poder sin despertar sospechas. Bueno, intrigas aparte, esta es una fruta que va muy bien en platos dulces y en salados, lo que la hace versátil y práctica. Con embutidos y quesos hacen una combinación perfecta, pero también son excelentes en frescas ensaladas veraniegas y en postres deliciosos. Una buena manera de servir los higos es combinados con crema inglesa (custard) en un dulce trifle o, como puedes ver en esta sencilla y deliciosa receta -que te encantará preparar en casa-, simplemente hacer una torrecita de rodajas de higo fresco, hojitas de tomillo, crema batida, y unos cuantos blueberries (moras azules). Te aseguro que es un postre espectacular. Como esta es una fruta de temporada, el resto del año podemos disfrutarla seca, que nos sirve como inspiración para muchísimas recetas exquisitas. ¿Y a ti, cómo te gustan los higos?

Instrucciones

  • 1 En un tazón –previamente refrigerado- bate la crema con la miel hasta que esté firme y los batidores se marquen en la superficie de la crema. Refrigera.
  • 2 Corta los higos en rodajitas finas. No tienes que pelarlos, pero hazlo si te provoca. Coloca capas de rodajitas en cuatro aritos de metal (pastry rings), rociando unas cuantas hojitas de tomillo de cuando en cuando. Tapa con film plástico y refrigera hasta el momento de servir, pero puedes hacerlos y servirlos de inmediato.
  • 3 Antes de servirlos, retira los aritos de metal, decora cada tartita con un rosetón de crema batida, y con varios blueberries. Sirve enseguida.

Los higos son conocidos desde hace miles de años y son originarios del Mediterráneo. Siempre han sido muy apreciados por su dulce sabor y perfume. Además, existen muchísimas variedades en colores que van desde el verde hasta el morado casi negro. Su interior está lleno de semillitas y no es necesario pelarlos, aunque a veces lo hacemos –más por una cuestión estética-, asimismo se pueden comer tanto frescos como secos y son deliciosos en cualquiera de estas formas. Como dato curioso te cuento que también han sido protagonistas de innumerables intrigas palaciegas en la época de los emperadores romanos, y se cuenta que algunos famosos personajes los rellenaban con veneno, durante la noche, para así poder envenenar a la víctima seleccionada y apartarla del camino del poder sin despertar sospechas. Bueno, intrigas aparte, esta es una fruta que va muy bien en platos dulces y en salados, lo que la hace versátil y práctica. Con embutidos y quesos hacen una combinación perfecta, pero también son excelentes en frescas ensaladas veraniegas y en postres deliciosos. Una buena manera de servir los higos es combinados con crema inglesa (custard) en un dulce trifle o, como puedes ver en esta sencilla y deliciosa receta -que te encantará preparar en casa-, simplemente hacer una torrecita de rodajas de higo fresco, hojitas de tomillo, crema batida, y unos cuantos blueberries (moras azules). Te aseguro que es un postre espectacular. Como esta es una fruta de temporada, el resto del año podemos disfrutarla seca, que nos sirve como inspiración para muchísimas recetas exquisitas. ¿Y a ti, cómo te gustan los higos?

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
October 18, 2015

Los higos son conocidos desde hace miles de años y son originarios del Mediterráneo. Siempre han sido muy apreciados por su dulce sabor y perfume. Además, existen muchísimas variedades en colores que van desde el verde hasta el morado casi negro. Su interior está lleno de semillitas y no es necesario pelarlos, aunque a veces lo hacemos –más por una cuestión estética-, asimismo se pueden comer tanto frescos como secos y son deliciosos en cualquiera de estas formas. Como dato curioso te cuento que también han sido protagonistas de innumerables intrigas palaciegas en la época de los emperadores romanos, y se cuenta que algunos famosos personajes los rellenaban con veneno, durante la noche, para así poder envenenar a la víctima seleccionada y apartarla del camino del poder sin despertar sospechas. Bueno, intrigas aparte, esta es una fruta que va muy bien en platos dulces y en salados, lo que la hace versátil y práctica. Con embutidos y quesos hacen una combinación perfecta, pero también son excelentes en frescas ensaladas veraniegas y en postres deliciosos. Una buena manera de servir los higos es combinados con crema inglesa (custard) en un dulce trifle o, como puedes ver en esta sencilla y deliciosa receta -que te encantará preparar en casa-, simplemente hacer una torrecita de rodajas de higo fresco, hojitas de tomillo, crema batida, y unos cuantos blueberries (moras azules). Te aseguro que es un postre espectacular. Como esta es una fruta de temporada, el resto del año podemos disfrutarla seca, que nos sirve como inspiración para muchísimas recetas exquisitas. ¿Y a ti, cómo te gustan los higos?