Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    6
  • Pinterest
    2
  • Guardar
    5
  • WhatsApp
  • Imprimir
    7

Tacos de Mole con Pollo

  • Prep 10 min
  • Total 40 min
  • Ingredientes 7
  • Porciones 8

Ingredientes

3
pechugas de pollo
1
frasco de mole
1/8
taza de pasas de uva
2
cucharadas de mantequilla de maní
16
tortillas de maíz
1/4
taza de queso fresco
Semillas
de sésamo, para decorar

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Lo que te sobre de mole se puede comer con chips o lo puedes agregar encima de tus tacos.

Hace más o menos un año, tuve la suerte de ir a una degustación de moles para probar recetas auténticas de moles de las regiones centrales y del sur de México. Particularmente de Puebla, Oaxaca y San Pedro Atocpan; los tres lugares más populares de donde proviene el mole. Había muchísimas variedades de mole para elegir; entre ellas mole negro, rojo (también conocido como colorado), verde, almendrado y pipián. ¡Y se notaba que todos habían sido preparados con mucho amor! No encuentro palabras para expresar lo mucho que me gusta ver a los chefs cocinar con tanta paciencia y arte. Hasta adoro escucharlos hablar con tanta pasión sobre sus platos, como si estuviesen hablando del significado de la vida. Y de cierta forma así es como me siento. Obvio que eso me inspiró a llegar a casa y preparar mi favorito: mole negro. Lamentablemente no tengo el tiempo para hacerlo desde cero, así que uso mole de un frasco comprado y te da (¡casi!) los mismos resultados. Por lo menos es una buena solución para preparar el plato de una manera más rápida e igual de deliciosa. Yo utilicé una tortilla de maíz en lugar de usar tacos y la acompañé con queso fresco y semillas de sésamo. Así que si andas a las apuradas, ¡esta receta es una rápida manera de alimentar a tus seres queridos!

Instrucciones

  • 1 Hierve el pollo por 20 minutos.
  • 2 Retira el pollo del agua (reserva el agua para luego preparar el mole), y corta la carne en tiras con un tenedor.
  • 3 Coloca el mole en una licuadora junto con las pasas, la mantequilla y el agua que reservaste del pollo hervido. Licúa hasta obtener una consistencia blanda. (Usa la cantidad de agua que se indica en el frasco: por lo general es una proporción de 4-1)
  • 4 Vierte 2 tazas de mole en una sartén y mézclala con el pollo en tiras. Cocina por unos 10 minutos.
  • 5 Calienta las tortillas sobre fuego directo.
  • 6 Rellena el centro con la preparación de pollo y mole.
  • 7 Decora con queso fresco y semillas de sésamos.
  • 8 Sirve y ¡a disfrutar!

Hace más o menos un año, tuve la suerte de ir a una degustación de moles para probar recetas auténticas de moles de las regiones centrales y del sur de México. Particularmente de Puebla, Oaxaca y San Pedro Atocpan; los tres lugares más populares de donde proviene el mole. Había muchísimas variedades de mole para elegir; entre ellas mole negro, rojo (también conocido como colorado), verde, almendrado y pipián. ¡Y se notaba que todos habían sido preparados con mucho amor! No encuentro palabras para expresar lo mucho que me gusta ver a los chefs cocinar con tanta paciencia y arte. Hasta adoro escucharlos hablar con tanta pasión sobre sus platos, como si estuviesen hablando del significado de la vida. Y de cierta forma así es como me siento. Obvio que eso me inspiró a llegar a casa y preparar mi favorito: mole negro. Lamentablemente no tengo el tiempo para hacerlo desde cero, así que uso mole de un frasco comprado y te da (¡casi!) los mismos resultados. Por lo menos es una buena solución para preparar el plato de una manera más rápida e igual de deliciosa. Yo utilicé una tortilla de maíz en lugar de usar tacos y la acompañé con queso fresco y semillas de sésamo. Así que si andas a las apuradas, ¡esta receta es una rápida manera de alimentar a tus seres queridos!

Evalúa y Comenta

Nicole Presley Nicole Presley
October 15, 2015

Hace más o menos un año, tuve la suerte de ir a una degustación de moles para probar recetas auténticas de moles de las regiones centrales y del sur de México. Particularmente de Puebla, Oaxaca y San Pedro Atocpan; los tres lugares más populares de donde proviene el mole. Había muchísimas variedades de mole para elegir; entre ellas mole negro, rojo (también conocido como colorado), verde, almendrado y pipián. ¡Y se notaba que todos habían sido preparados con mucho amor! No encuentro palabras para expresar lo mucho que me gusta ver a los chefs cocinar con tanta paciencia y arte. Hasta adoro escucharlos hablar con tanta pasión sobre sus platos, como si estuviesen hablando del significado de la vida. Y de cierta forma así es como me siento. Obvio que eso me inspiró a llegar a casa y preparar mi favorito: mole negro. Lamentablemente no tengo el tiempo para hacerlo desde cero, así que uso mole de un frasco comprado y te da (¡casi!) los mismos resultados. Por lo menos es una buena solución para preparar el plato de una manera más rápida e igual de deliciosa. Yo utilicé una tortilla de maíz en lugar de usar tacos y la acompañé con queso fresco y semillas de sésamo. Así que si andas a las apuradas, ¡esta receta es una rápida manera de alimentar a tus seres queridos!