Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0

Sopa fría de zanahoria y jengibre con crema de cilantro y lima

  • Prep 10 min
  • Total 1 hr 30 min
  • Ingredientes 8
  • Porciones 0

Ingredientes

4
tazas de caldo de verduras preferiblemente bajo en sodio
2
cucharadas de aceite de oliva
1
cebolla picada
3-4
dientes de ajo picados
2
cucharaditas de jengibre finamente picado
1 1/2
lbs de zanahorias picadas
1
cucharadita de jugo de naranja, más la ralladura
Sal
y pimienta al gusto

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Saltea las verduras la noche anterior y cuando llegue la hora de almorzar, úsalas para componer un plato rápido y satisfactorio.

Cuando arremeten las tormentas de verano, algo que sucede frecuentemente donde yo vivo, no hay nada mejor que una sopa fría para calentar el alma y enfriar el interior. En esta receta de sopa fría de zanahoria y jengibre, este último da a las zanahorias salteadas un distintivo toque de sabor. Es perfecta tanto para los bebés como para las abuelitas. Una comida nutritiva para cualquier día de la semana.

Instrucciones

  • 1 Rocía el aceite de oliva en una sartén y sofríe la cebolla a fuego medio-bajo hasta que esté transparente. Añade el ajo y cocina todo de dos a tres minutos cuidando que no se queme. Añade las zanahorias y el jengibre y deja que se caramelicen un poco.
  • 2 Agrega el caldo de verduras y déjalo hervir. Reduce el calor y añade el jugo de naranja y la ralladura. Prueba la mezcla de zanahoria y agrega sal y pimienta al gusto.
  • 3 Retira del fuego y deja enfriar. Pasa por la licuadora en la función de puré. Finalmente refrigera y sirve cuando esté fría.

Cuando arremeten las tormentas de verano, algo que sucede frecuentemente donde yo vivo, no hay nada mejor que una sopa fría para calentar el alma y enfriar el interior. En esta receta de sopa fría de zanahoria y jengibre, este último da a las zanahorias salteadas un distintivo toque de sabor. Es perfecta tanto para los bebés como para las abuelitas. Una comida nutritiva para cualquier día de la semana.

Evalúa y Comenta

Vanessa Bell Vanessa Bell
October 14, 2015

Cuando arremeten las tormentas de verano, algo que sucede frecuentemente donde yo vivo, no hay nada mejor que una sopa fría para calentar el alma y enfriar el interior. En esta receta de sopa fría de zanahoria y jengibre, este último da a las zanahorias salteadas un distintivo toque de sabor. Es perfecta tanto para los bebés como para las abuelitas. Una comida nutritiva para cualquier día de la semana.