Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    13
  • Pinterest
    20
  • Guardar
    1
  • WhatsApp
  • Imprimir
    5

Sopa de Papa con Chile Verde y Yogurt

  • Prep 20 min
  • Total 40 min
  • Ingredientes 12
  • Porciones 6

Ingredientes

1
cucharada de aceite de oliva
2
chiles Anaheim (asados, pelados y cortados en tiras)
1
cebolla grande (picada muy fina)
32
oz de caldo de pollo o vegetales
6
papas medianas (peladas y cortadas en cubos de una pulgada)
1
taza de yogurt griego natural
1
taza de leche descremada
1 1/2
taza de queso Cheddar (rallado)
1
cucharadita de sal
1/2
cucharadita de pimienta
2
dientes de ajo
Maíz
tostado

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 Porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Sirve caliente en un plato de sopa y decora con maíz tostado.

No hay nada como disfrutar de una rica sopa caliente y espesa en un día muy frío. Yo solo necesito que baje un poco la temperatura para irme corriendo a la cocina a preparar una sopa que reconforte a toda mi familia. Debo admitir que aunque me encantan las sopas espesas, he estado pensando en nuevas maneras de reducir las calorías y comer más liviano. Esta sopa tiene un delicioso y reconfortante sabor y al mismo tiempo es ligera, ya que uso yogurt como base en vez de crema. Si deseas darle un toque crujiente, puedes agregar maíz tostado a esta sopa de papa con chile verde, queso y yogurt. Los sabores de todos estos ingredientes logran una combinación perfecta y se están convirtiendo rápidamente en un clásico. Prueba esta sopa cuando quieras disfrutar de un plato reconfortante, pero con muchas menos calorías. ¡Buen provecho!

Instrucciones

  • 1 Calienta el aceite de oliva en un sartén para freír grande a fuego medio. Luego agrega las tiras de chile Anaheim y la cebolla bien picada. Dora durante 10 minutos o hasta que la cebolla y los chiles estén tiernos.
  • 2 Una vez que las cebollas y los chiles estén tiernos, agrega el yogurt, la leche y el queso, y mezcla hasta que el queso se derrita y todos los ingredientes se unan. Reserva.
  • 3 Mientras cocinas los chiles y las cebollas, coloca el caldo en una olla mediana a fuego alto y espera a que hierva. Agrega las papas y hierve entre 10 y 12 minutos.
  • 4 Retira la mitad de las papas de la olla con una cuchara con ranuras y agrégalas a la mezcla de yogurt y queso.
  • 5 Coloca el resto de las papas, el caldo y los dientes de ajo en la batidora y mezcla hasta lograr una consistencia suave.
  • 6 Une la mezcla de yogurt y queso y la mezcla de papas en una olla y bate hasta que queden bien unidas. Una vez que estén bien unidas, baja el fuego y cocina a fuego lento durante 10 minutos.

No hay nada como disfrutar de una rica sopa caliente y espesa en un día muy frío. Yo solo necesito que baje un poco la temperatura para irme corriendo a la cocina a preparar una sopa que reconforte a toda mi familia. Debo admitir que aunque me encantan las sopas espesas, he estado pensando en nuevas maneras de reducir las calorías y comer más liviano. Esta sopa tiene un delicioso y reconfortante sabor y al mismo tiempo es ligera, ya que uso yogurt como base en vez de crema. Si deseas darle un toque crujiente, puedes agregar maíz tostado a esta sopa de papa con chile verde, queso y yogurt. Los sabores de todos estos ingredientes logran una combinación perfecta y se están convirtiendo rápidamente en un clásico. Prueba esta sopa cuando quieras disfrutar de un plato reconfortante, pero con muchas menos calorías. ¡Buen provecho!

Evalúa y Comenta

Nicole Presley Nicole Presley
October 8, 2015

No hay nada como disfrutar de una rica sopa caliente y espesa en un día muy frío. Yo solo necesito que baje un poco la temperatura para irme corriendo a la cocina a preparar una sopa que reconforte a toda mi familia. Debo admitir que aunque me encantan las sopas espesas, he estado pensando en nuevas maneras de reducir las calorías y comer más liviano. Esta sopa tiene un delicioso y reconfortante sabor y al mismo tiempo es ligera, ya que uso yogurt como base en vez de crema. Si deseas darle un toque crujiente, puedes agregar maíz tostado a esta sopa de papa con chile verde, queso y yogurt. Los sabores de todos estos ingredientes logran una combinación perfecta y se están convirtiendo rápidamente en un clásico. Prueba esta sopa cuando quieras disfrutar de un plato reconfortante, pero con muchas menos calorías. ¡Buen provecho!