Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    69
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0
  • Enviar
    0

Sándwiches de Chorizo Mexicano y Huevos

  • Prep 5 min
  • Total 20 min
  • Ingredientes 6
  • Porciones 6
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    69
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0
  • Enviar
    0

Ingredientes

6
huevos extra grandes
1
cucharada de leche entera o crema
Sal
y pimienta fresca, al gusto
6
onzas de chorizo mexicano o chorizo español, sin piel y picado
5
panecillos English muffins
6
rebanadas de queso cheddar o americano

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
Calorías
430.3
% Valor Diario
Grasa total
26.7g
41%
Grasa saturada
11.4g
57%
Colesterol
262.1mg
87%
Sodio
832.6mg
35%
Carbohidratos totales
22.7g
8%
Fibra dietética
2.2g
9%
Azúcares
1.2g
Proteína
24.8g
% Valor Diario*:
Calcio
31%
31%
Hierro
15.80%
16%
Intercambios:
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.

La información nutricional de esta receta se estima utilizando una aplicación líder en el cálculo de nutrición, pero es sólo una estimación . Los valores actuales de nutrición pueden variar dependiendo de los ingredientes exactos o marcas que estés utilizando .

Mantenido Por Edamam

Expert Tips

Si bien puedes recalentar los sándwiches congelados en el microondas, descongélalos en la nevera durante la noche anterior y recaliéntalos en el horno tostadora para obtener mejores resultados.

Es importante que no cocines los huevos demasiado para que estén un poco líquidos a la hora de armar el sándwich.

Puedes almacenar los sándwiches en el congelador hasta un mes, así que asegúrate de rotularlos con la fecha.

Instrucciones

  • 1 Bate los huevos, leche, sal y pimienta en un recipiente.
  • 2 Calienta una sartén antiadherente a fuego medio. Añade el chorizo y saltéalo hasta que esté completamente cocinado y suelte la grasa. Baja el fuego y añade la mezcla de huevos batidos. Remueve con una cuchara de madera hasta que el huevo cuaje. No sobre-cocines los huevos. Retira del fuego y deja que se enfríe por completo.
  • 3 Abre los panecillos. Añade una porción (1/4 taza) de huevos revueltos sobre la parte de abajo. Una cuchara de servir helado sirve para distribuir los huevos revueltos. Cubre con una rebanada de queso y la otra mitad del pan. Envuelve cada sándwich en papel aluminio y luego en papel plástico. Marca con la fecha y guarda en el congelador dentro de una bolsa plástica.
  • 4 Descongela los sándwiches dentro del refrigerador desde la noche anterior. Retire el papel aluminio y pon los sándwiches en el horno tostador a 350 grados por 5 a 10 minutos, o hasta que el huevo revuelto esté caliente y el queso se haya derretido. Sirve inmediatamente.

Preparar sándwiches para el desayuno, rellenos con cremosos huevos revueltos y queso derretido, no siempre es una tarea rápida en las mañanas ajetreadas. Afortunadamente, los sándwiches de desayuno se preservan bien en el congelador por lo que es muy fácil prepararlos durante el fin de semana para ahorrar tiempo durante las mañanas entresemana. Si eres amante de la comida de desayuno, los lunes te pueden resultar algo difícil porque no siempre tenemos tiempo para los pancakes y los elaborados desayunos del fin de semana. Cuando nos estamos preparando por las mañanas o estamos preparando a los niños para la escuela, es necesario ahorrar tiempo y usualmente la hacemos a expensas del desayuno. En vez de bacon y huevos, nos conformamos con un bagel sin tostar en camino al trabajo y en vez de una rica avena calentita solo tenemos tiempo para un poco de cereal. El congelador puede alterar la textura de los huevos, las yemas no sufren tanto pero las claras obtienen una textura gomosa – así que asegúrate de batir bien los huevos antes de cocinarlos para que no separen. También es importante que no sobre-cocines los huevos, por el contrario, deben quedar un poco líquidos. Utiliza un queso de baja humedad como cheddar o americano, pero no lo derritas hasta el final. Estos sándwiches se pueden calentar en el microondas, pero si quieres que te queden más ricos, caliéntalos el horno tostador para que se calienten de manera pareja. Finalmente, los sándwiches se pueden guardar en el congelador hasta 1 mes, no olvides anotar la fecha antes de guardarlos. Vale la pena preparar estos sándwiches durante el fin de semana para ahorrar tiempo durante los días laborales y escolares.

Evalúa y Comenta

Ana Peláez Ana Peláez
October 15, 2015

Preparar sándwiches para el desayuno, rellenos con cremosos huevos revueltos y queso derretido, no siempre es una tarea rápida en las mañanas ajetreadas. Afortunadamente, los sándwiches de desayuno se preservan bien en el congelador por lo que es muy fácil prepararlos durante el fin de semana para ahorrar tiempo durante las mañanas entresemana. Si eres amante de la comida de desayuno, los lunes te pueden resultar algo difícil porque no siempre tenemos tiempo para los pancakes y los elaborados desayunos del fin de semana. Cuando nos estamos preparando por las mañanas o estamos preparando a los niños para la escuela, es necesario ahorrar tiempo y usualmente la hacemos a expensas del desayuno. En vez de bacon y huevos, nos conformamos con un bagel sin tostar en camino al trabajo y en vez de una rica avena calentita solo tenemos tiempo para un poco de cereal. El congelador puede alterar la textura de los huevos, las yemas no sufren tanto pero las claras obtienen una textura gomosa – así que asegúrate de batir bien los huevos antes de cocinarlos para que no separen. También es importante que no sobre-cocines los huevos, por el contrario, deben quedar un poco líquidos. Utiliza un queso de baja humedad como cheddar o americano, pero no lo derritas hasta el final. Estos sándwiches se pueden calentar en el microondas, pero si quieres que te queden más ricos, caliéntalos el horno tostador para que se calienten de manera pareja. Finalmente, los sándwiches se pueden guardar en el congelador hasta 1 mes, no olvides anotar la fecha antes de guardarlos. Vale la pena preparar estos sándwiches durante el fin de semana para ahorrar tiempo durante los días laborales y escolares.