Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0

Sandwich Niçoise de Atún y Aïoli de Aceitunas

  • Prep 30 min
  • Total 45 min
  • Ingredientes 17
  • Porciones 3

Ingredientes

Aïoli:

1/2
taza de agua
1
diente de ajo, pelado
Sal
1
yema de huevo
1
cucharadita de mostaza
1
cucharadita de jugo de limón (o al gusto)
1/2
taza de aceite vegetal
2
cucharadas de aceitunas verdes, picadas

Sandwich:

3
panes ciabatta o redondos, cortados por la mitad
6
cucharadas de aïoli
3
hojas de lechuga
2
latas (5 oz) de atún en aceite, escurrido
1/3
de taza de pimientos asados, cortados en tiras finas
1
tomate, cortado en rodajas
1/2
cebolla chica, cortada en rodajas finas
Brotes
de girasol (sprouts), al gusto
Papitas
al hilo (shoestring potatoes), al gusto

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Puedes omitir las papitas al hilo, pero te aseguro que le dan una textura espectacular al sándwich.

Omite los pimientos o la cebolla si no te gustan mucho.

Si deseas puedes usar atún en agua, para hacer el sándwich menos calórico.

Morena Cuadra Un sándwich de atún siempre me trae recuerdos de días en la playa o en el campo, llenos de relax y diversión. También pienso en dulces y jugosas uvas, que eran el postre ideal para una comida sencilla pero llena de sabor. Claro está que hay muchas versiones de sándwiches de atún, con una gama enorme de posibilidades, desde los más humildes y sencillos –solo pan con atún y mayonesa-, hasta los más sofisticados y gourmets, hechos con filetes de atún fresco y hasta caviar. La receta que preparé hoy para ustedes es muy vistosa y está llena de sabores deliciosos, que pueden cambiar a tu gusto. El aïoli, que básicamente es una mayonesa al ajo, está hecho aun más rico con la adición de aceitunas verdes, pero también puedes usar aceitunas negras, unas hojitas de albahaca y algunas alcaparras. Te aseguro que será un gran aporte de sabor a cualquier sándwich. Antes de que pongas manos a la obra, tengo un truco para ti: si cocinas el ajo crudo en un poquito de agua o si lo rostizas con unas gotas de aceite de oliva, el sabor será más delicado y no lo sentirás tan fuerte. En todo caso, utiliza el método que prefieras, y agrega más o menos ajos a la salsa, de acuerdo a tu paladar. Y tú, ¿cómo prefieres tu sándwich de atún?

Instrucciones

  • 1 Aïoli: En una sartén pequeña con el agua hirviendo, cocina el ajo entero por 1 minuto. Aplástalo con un poquito de sal en un mortero o con un tenedor.
  • 2 En la licuadora pon la yema de huevo, la mostaza, jugo de limón, ajo y 1/4 cucharadita de sal. Licuadora a velocidad baja y cuando los ingredientes ya estén bien mezclados, comienza a agregar el aceite en un chorrito muy fino, hasta que tome una textura espesa.
  • 3 Incorpora las aceitunas picadas y procesa unos segundos más. Prueba la sazón y agrega más sal o jugo de limón, si lo deseas.
  • 4 Armado del sandwich: Corta el pan por la mitad. Esparce 1 cucharada de aïoli sobre cada mitad y pon una hoja de lechuga en tres mitades de pan.
  • 5 Abre las latas de atún y escurre el aceite. Coloca el atún en un tazón mediado y con ayuda de un tenedor deshazlo para que tengas trozos pequeños.
  • 6 Agrega una capa de atún, luego pon unas tiritas de pimiento asado, rodajas de tomate y aritos de cebolla. Para terminar, algunos brotes de girasol y papitas al hilo.
  • 7 Cubre con la parte superior del pan y envuelve en papel manteca (parchment paper) para llevar de picnic. O te los comes al toque, cuando están recién hechos.

Morena Cuadra Un sándwich de atún siempre me trae recuerdos de días en la playa o en el campo, llenos de relax y diversión. También pienso en dulces y jugosas uvas, que eran el postre ideal para una comida sencilla pero llena de sabor. Claro está que hay muchas versiones de sándwiches de atún, con una gama enorme de posibilidades, desde los más humildes y sencillos –solo pan con atún y mayonesa-, hasta los más sofisticados y gourmets, hechos con filetes de atún fresco y hasta caviar. La receta que preparé hoy para ustedes es muy vistosa y está llena de sabores deliciosos, que pueden cambiar a tu gusto. El aïoli, que básicamente es una mayonesa al ajo, está hecho aun más rico con la adición de aceitunas verdes, pero también puedes usar aceitunas negras, unas hojitas de albahaca y algunas alcaparras. Te aseguro que será un gran aporte de sabor a cualquier sándwich. Antes de que pongas manos a la obra, tengo un truco para ti: si cocinas el ajo crudo en un poquito de agua o si lo rostizas con unas gotas de aceite de oliva, el sabor será más delicado y no lo sentirás tan fuerte. En todo caso, utiliza el método que prefieras, y agrega más o menos ajos a la salsa, de acuerdo a tu paladar. Y tú, ¿cómo prefieres tu sándwich de atún?

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Un sándwich de atún siempre me trae recuerdos de días en la playa o en el campo, llenos de relax y diversión. También pienso en dulces y jugosas uvas, que eran el postre ideal para una comida sencilla pero llena de sabor. Claro está que hay muchas versiones de sándwiches de atún, con una gama enorme de posibilidades, desde los más humildes y sencillos –solo pan con atún y mayonesa-, hasta los más sofisticados y gourmets, hechos con filetes de atún fresco y hasta caviar. La receta que preparé hoy para ustedes es muy vistosa y está llena de sabores deliciosos, que pueden cambiar a tu gusto. El aïoli, que básicamente es una mayonesa al ajo, está hecho aun más rico con la adición de aceitunas verdes, pero también puedes usar aceitunas negras, unas hojitas de albahaca y algunas alcaparras. Te aseguro que será un gran aporte de sabor a cualquier sándwich. Antes de que pongas manos a la obra, tengo un truco para ti: si cocinas el ajo crudo en un poquito de agua o si lo rostizas con unas gotas de aceite de oliva, el sabor será más delicado y no lo sentirás tan fuerte. En todo caso, utiliza el método que prefieras, y agrega más o menos ajos a la salsa, de acuerdo a tu paladar. Y tú, ¿cómo prefieres tu sándwich de atún?