Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    13
  • Pinterest
    5
  • Guardar
    7
  • WhatsApp
  • Imprimir
    18

Rosca de Pavo en Salsa de Arándanos

  • Prep 6 min
  • Total 40 min
  • Ingredientes 6
  • Porciones 0

Ingredientes

2
rollos de masa Pillsbury™ Butter Flake Crescent dinner rolls
1/2
taza de salsa de arándanos
1
chile chipotle en adobo, desvenado
10
oz de pavo cocido y rebanado
2
cebollas verdes, picadas finamente
5
oz de queso estilo quesadilla, rebanado

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 Porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Si no todos en tu familia comen salsa de arándanos, prepara el pavo con los cebollines y el queso, y pon la salsa a un lado al momento de servir para aquellos que lo deseen.

La pechuga de pavo es lo recomendable, sin embargo la pata de pavo también es una buena opción.

¿Andas buscando una receta para utilizar todo el pavo y la salsa de arándanos que te sobró del Día de Acción de Gracias? No busques más, esta rosca es facilísima, deliciosa y la puedes comer caliente o fría. Te sugiero que antes de las fiestas, compres varios rollos de Pillsbury™ Crescents y los pongas en tu refrigerador, así no tendrás que salir corriendo a la tienda y podrás tener un platillo listo en menos de una hora. Lo interesante de esta receta es que tiene un ligero sabor ahumado y picante gracias al chile chipotle. Si tu familia no come chile, te recomiendo que reduzcas la cantidad, pero no lo elimines por completo, su sabor de verdad resalta la dulzura de la salsa de arándanos.

Instrucciones

  • 1 Precalienta el horno a 350 °F.
  • 2 Cubre una bandeja para hornear con papel pergamino.
  • 3 Abre un rollo de Pillsbury™ Crescents y separa cada uno de los triángulos. Toma un triángulo y colócalo en una de las orillas de la bandeja para hornear, de manera que la parte más ancha esté en el centro y el pico más delgado esté hacia la orilla. Toma otro triángulo y empalma sobre el triángulo anterior y así sucesivamente hasta que termines con los dos rollos. Al final verás que se ha formado una rosca que parece un sol, donde la parte más ancha da la forma de la rosca. Reserva.
  • 4 Mezcla la salsa de arándanos con el chile chipotle hasta incorporar completamente. Agrega el pavo rebanado, las cebollitas picadas y revuelve hasta que el pavo esté completamente cubierto con la salsa.
  • 5 Forma una capa con rebanadas de queso sobre la rosca de masa. Agrega otra capa con la mezcla de pavo. Cuidadosamente, toma una de las puntas de los triángulos, cubre el pavo y mete la punta bajo la rosca, repite con cada triángulo.
  • 6 Hornea por 17-20 minutos o hasta que el pan esté cocido y dorado en la parte superior. Deja enfriar por 5 minutos y sirve.

¿Andas buscando una receta para utilizar todo el pavo y la salsa de arándanos que te sobró del Día de Acción de Gracias? No busques más, esta rosca es facilísima, deliciosa y la puedes comer caliente o fría. Te sugiero que antes de las fiestas, compres varios rollos de Pillsbury™ Crescents y los pongas en tu refrigerador, así no tendrás que salir corriendo a la tienda y podrás tener un platillo listo en menos de una hora. Lo interesante de esta receta es que tiene un ligero sabor ahumado y picante gracias al chile chipotle. Si tu familia no come chile, te recomiendo que reduzcas la cantidad, pero no lo elimines por completo, su sabor de verdad resalta la dulzura de la salsa de arándanos.

Evalúa y Comenta

Silvia Martinez Silvia Martinez
November 22, 2015

¿Andas buscando una receta para utilizar todo el pavo y la salsa de arándanos que te sobró del Día de Acción de Gracias? No busques más, esta rosca es facilísima, deliciosa y la puedes comer caliente o fría. Te sugiero que antes de las fiestas, compres varios rollos de Pillsbury™ Crescents y los pongas en tu refrigerador, así no tendrás que salir corriendo a la tienda y podrás tener un platillo listo en menos de una hora. Lo interesante de esta receta es que tiene un ligero sabor ahumado y picante gracias al chile chipotle. Si tu familia no come chile, te recomiendo que reduzcas la cantidad, pero no lo elimines por completo, su sabor de verdad resalta la dulzura de la salsa de arándanos.