Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    2
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    2
  • WhatsApp
  • Imprimir
    2

Raspado de Fresa

  • Prep 15 min
  • Total 30 min
  • Ingredientes 4
  • Porciones 8

Ingredientes

2
lbs. de fresas, lavadas y cortadas en rebanadas
1
taza de agua
3
tazas de azúcar
1
rajita de canela (opcional)

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Si no tienes un cepillo para raspar un bloque de hielo, puedes moler cubos de hielo en un procesador de alimentos o en el vaso de la licuadora.

Para mí, las nieves raspadas son sinónimo del verano. Son lo que recuerdo más de los veranos de mi niñez que pasaba en San Luis, Sonora. Sabía a que hora pasaba el señor de los raspados, y todos los días pedía un sabor distinto. Todos los almíbares eran deliciosos: vainilla, tamarindo, piña y coco. Pero el que más me gustaba era el de fresa. Hasta la fecha, a unos 30 años después de aquellos veranos, me sigue gustando el almíbar de fresa. Y hoy día es el primer almíbar que me piden mis hijos en cuanto empieza a hacer calor.

Instrucciones

  • 1 En una olla mediana pon a hervir las fresas con el agua, el azúcar, y la rajita de canela a fuego medio-alto.
  • 2 Reduce el fuego a lento y sigue cocinando por unos 15 a 20 minutos. Retira del fuego y deje enfriar hasta que esté a temperatura ambiente.
  • 3 Sirve encima de un vaso de hielo raspado. ¡Disfruta!

Para mí, las nieves raspadas son sinónimo del verano. Son lo que recuerdo más de los veranos de mi niñez que pasaba en San Luis, Sonora. Sabía a que hora pasaba el señor de los raspados, y todos los días pedía un sabor distinto. Todos los almíbares eran deliciosos: vainilla, tamarindo, piña y coco. Pero el que más me gustaba era el de fresa. Hasta la fecha, a unos 30 años después de aquellos veranos, me sigue gustando el almíbar de fresa. Y hoy día es el primer almíbar que me piden mis hijos en cuanto empieza a hacer calor.

Evalúa y Comenta

Leslie Limon Leslie Limon
October 15, 2015

Para mí, las nieves raspadas son sinónimo del verano. Son lo que recuerdo más de los veranos de mi niñez que pasaba en San Luis, Sonora. Sabía a que hora pasaba el señor de los raspados, y todos los días pedía un sabor distinto. Todos los almíbares eran deliciosos: vainilla, tamarindo, piña y coco. Pero el que más me gustaba era el de fresa. Hasta la fecha, a unos 30 años después de aquellos veranos, me sigue gustando el almíbar de fresa. Y hoy día es el primer almíbar que me piden mis hijos en cuanto empieza a hacer calor.