Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    6
  • Pinterest
    5
  • Guardar
    8
  • WhatsApp
  • Imprimir
    13

Puré de Yuca y Queso

  • Prep 5 min
  • Total 40 min
  • Ingredientes 6
  • Porciones 4

Ingredientes

1
lb de yuca, pelada y cortada en trozos
2
dientes de ajo
Sal,
al gusto
1
cucharada de mantequilla
1/2
taza de queso quartirolo, picado
Hojitas
de tomillo, al gusto

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Fríe hojitas de salvia y úsalas en lugar del tomillo.

En vez del agua de la cocción puedes usar leche tibia para preparar el puré.

Usa queso taleggio en vez del quartirolo. Gruyere, brie o queso crema son otras opciones interesantes. El queso de cabra le dará un sabor intenso y delicioso al puré.

Para mí la yuca es sinónimo de comfort food y la uso en infinidad de formas. Dulce o caliente, siempre es sabrosísima y súper versátil. Cuando quieras hacer una guarnición que les guste a todos y que combine a la perfección con cualquier plato que prepares, piensa en el puré de yuca. Esta es una receta básica a la que le agregué un poco de queso quartirolo, que es suave, cremoso y se derretirá enseguida en el puré caliente. Su sabor es delicado y no opacará la yuca. Si no lo encuentras prueba con taleggio, que aunque un poco más fuerte, irá a la perfección en este puré. Pero lo cierto es que puedes usar el queso que prefieras. ¿Qué esperas para poner manos a la obra? Busca la yuca más fresca, pélala y cocínala. En menos de una hora tendrás un puré súper delicioso. Buen provecho.

Instrucciones

  • 1 Coloca la yuca y el ajo en una olla con agua. Lleva a ebullición a fuego alto. Baja el fuego a medio y cuando la yuca comience a ablandarse, agrega sal al gusto. Cocina hasta que la yuca esté muy suave.
  • 2 Escurre y reserva una taza del agua de la cocción. Pasa la yuca y el ajo por el prensapapas o aplástalos con un tenedor. Vuelve a poner la yuca en la olla, agrega 1/2 taza del agua que has reservado y la mantequilla, revolviendo bien a fuego muy suave. Finalmente incorpora el queso, revolviendo con cuchara de madera hasta que esté homogéneo. Prueba el puré y si la sazón está a tu gusto. Si fuera necesario, puedes agregar un poco más del agua en que cocinaste la yuca.
  • 3 Sirve el puré rociado con las hojitas de tomillo y ¡disfruta!

Para mí la yuca es sinónimo de comfort food y la uso en infinidad de formas. Dulce o caliente, siempre es sabrosísima y súper versátil. Cuando quieras hacer una guarnición que les guste a todos y que combine a la perfección con cualquier plato que prepares, piensa en el puré de yuca. Esta es una receta básica a la que le agregué un poco de queso quartirolo, que es suave, cremoso y se derretirá enseguida en el puré caliente. Su sabor es delicado y no opacará la yuca. Si no lo encuentras prueba con taleggio, que aunque un poco más fuerte, irá a la perfección en este puré. Pero lo cierto es que puedes usar el queso que prefieras. ¿Qué esperas para poner manos a la obra? Busca la yuca más fresca, pélala y cocínala. En menos de una hora tendrás un puré súper delicioso. Buen provecho.

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
November 6, 2015

Para mí la yuca es sinónimo de comfort food y la uso en infinidad de formas. Dulce o caliente, siempre es sabrosísima y súper versátil. Cuando quieras hacer una guarnición que les guste a todos y que combine a la perfección con cualquier plato que prepares, piensa en el puré de yuca. Esta es una receta básica a la que le agregué un poco de queso quartirolo, que es suave, cremoso y se derretirá enseguida en el puré caliente. Su sabor es delicado y no opacará la yuca. Si no lo encuentras prueba con taleggio, que aunque un poco más fuerte, irá a la perfección en este puré. Pero lo cierto es que puedes usar el queso que prefieras. ¿Qué esperas para poner manos a la obra? Busca la yuca más fresca, pélala y cocínala. En menos de una hora tendrás un puré súper delicioso. Buen provecho.