Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    4
  • Pinterest
    10
  • Guardar
    4
  • WhatsApp
  • Imprimir
    29

Pudín de Coco y Quinoa

  • Prep 5 min
  • Total 35 min
  • Ingredientes 7
  • Porciones 4

Ingredientes

1
taza de quinoa
4
tazas de leche de coco
1/2
taza de agave
1
cucharadita de esencia de vainilla
1
cucharadita de canela en polvo
1
cucharadita de sal
1/4
taza de coco tostado

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Prueba esta receta con leche de soja, chocolate o leche entera.

Añade pasas, frutas picadas o una cucharada de mermelada.

Un cremoso postre de coco y quinoa es la mejor forma de comenzar o terminar el día. Esta receta hecha con leche de coco se puede servir calentita para el desayuno o se puede enfriar y servirse después de la cena.

Instrucciones

  • 1 Enjuaga la quinoa en agua fría, escurre y pon en una olla con la leche de coco, el agave, la esencia de vainilla, la canela y la sal. Hierve, remueve, baja la temperatura, tapa y deja cocinar a fuego lento por 20 minutos.
  • 2 Después de 20 minutos, retira la tapa, remueve y deja cocinar a fuego bajo por 10 minutos más, o hasta que la quinoa absorba toda la leche de coco.
  • 3 Retira del fuego, sirve caliente con el coco tostado o deja enfriar, refrigera y sirve luego como postre.

Un cremoso postre de coco y quinoa es la mejor forma de comenzar o terminar el día. Esta receta hecha con leche de coco se puede servir calentita para el desayuno o se puede enfriar y servirse después de la cena.

Evalúa y Comenta

Vianney Rodriguez Vianney Rodriguez
March 31, 2016

Un cremoso postre de coco y quinoa es la mejor forma de comenzar o terminar el día. Esta receta hecha con leche de coco se puede servir calentita para el desayuno o se puede enfriar y servirse después de la cena.