Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    6
  • Pinterest
    3
  • Guardar
    6
  • WhatsApp
  • Imprimir
    4

Pudín de Chía y Cheerios™

  • Prep 5 min
  • Total 10 min
  • Ingredientes 7
  • Porciones 2

Ingredientes

2
tazas de yogur de frutas bebible
1/3
taza de chía
1
cucharada de semillas de lino
1
taza de tuna roja, pelada y picada
1
cucharada de jugo de limón
1
taza de Cheerios™ + Ancient Grains
1
carambola cortada en rodajas

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Prepara el pudín con leche de almendras o de soja en vez de yogur.

Para variar este delicioso pudin, agrega nueces picadas o coco rallado.

Usa cualquier otro sabor de Cheerios™ en la receta.

Más allá de su bien ganado prestigio, la chía es una maravilla en la cocina, pues se presta para infinidad de platillos deliciosos que, en la mayoría de los casos, no requieren cocción alguna, como este pudín para el desayuno. Es tan sencillo de hacer que hasta un niño puede prepararlo. Solo tiene que mezclar, refrigerar y disfrutar. Para variar un poco y darle más textura al pudín, agregué a mi receta unas deliciosas tunas, que encuentro en mercados de productos latinoamericanos. Me gustan las rojas por el color, pero también puedes usar las anaranjadas o las verdes. Un poco de Cheerios™ en la receta aporta el crujiente y todos los nutrientes necesarios para comenzar bien el día. Solo te recomiendo agregarlos a último minuto, para que puedas disfrutar de su deliciosa textura crujiente característica. Con esta receta base puedes hacer muchas variaciones, ya sea con la fruta que uses o con la leche con la que combines la chía. Aprovecha que el verano está aquí para agregar la fruta de estación, con sus inconfundibles aromas y sabores. ¡Desayunar rico no tiene que ser complicado!

Instrucciones

  • 1 En un recipiente combina el yogur, la chía y las semillas de lino. Mezcla hasta que estén bien incorporados. Deja reposar por unos 10 minutos. Si lo deseas, puedes hacer esto en la noche, y en ese caso, deja la mezcla tapada y refrigera hasta la mañana.
  • 2 Sirve en tazas o vasos, alternando capas de yogur y chía con la tuna roja picada y mezclada con el jugo de limón. Como última capa, pon unas cucharadas de Cheerios.
  • 3 Corona cada pudín con más tuna picada y aproximadamente 1/4 de taza de Cheerios. Decora con una rodaja de carambola.
  • 4 Sirve de inmediato.

Más allá de su bien ganado prestigio, la chía es una maravilla en la cocina, pues se presta para infinidad de platillos deliciosos que, en la mayoría de los casos, no requieren cocción alguna, como este pudín para el desayuno. Es tan sencillo de hacer que hasta un niño puede prepararlo. Solo tiene que mezclar, refrigerar y disfrutar. Para variar un poco y darle más textura al pudín, agregué a mi receta unas deliciosas tunas, que encuentro en mercados de productos latinoamericanos. Me gustan las rojas por el color, pero también puedes usar las anaranjadas o las verdes. Un poco de Cheerios™ en la receta aporta el crujiente y todos los nutrientes necesarios para comenzar bien el día. Solo te recomiendo agregarlos a último minuto, para que puedas disfrutar de su deliciosa textura crujiente característica. Con esta receta base puedes hacer muchas variaciones, ya sea con la fruta que uses o con la leche con la que combines la chía. Aprovecha que el verano está aquí para agregar la fruta de estación, con sus inconfundibles aromas y sabores. ¡Desayunar rico no tiene que ser complicado!

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
October 15, 2015

Más allá de su bien ganado prestigio, la chía es una maravilla en la cocina, pues se presta para infinidad de platillos deliciosos que, en la mayoría de los casos, no requieren cocción alguna, como este pudín para el desayuno. Es tan sencillo de hacer que hasta un niño puede prepararlo. Solo tiene que mezclar, refrigerar y disfrutar. Para variar un poco y darle más textura al pudín, agregué a mi receta unas deliciosas tunas, que encuentro en mercados de productos latinoamericanos. Me gustan las rojas por el color, pero también puedes usar las anaranjadas o las verdes. Un poco de Cheerios™ en la receta aporta el crujiente y todos los nutrientes necesarios para comenzar bien el día. Solo te recomiendo agregarlos a último minuto, para que puedas disfrutar de su deliciosa textura crujiente característica. Con esta receta base puedes hacer muchas variaciones, ya sea con la fruta que uses o con la leche con la que combines la chía. Aprovecha que el verano está aquí para agregar la fruta de estación, con sus inconfundibles aromas y sabores. ¡Desayunar rico no tiene que ser complicado!