Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    6
  • Pinterest
    3
  • Guardar
    10
  • WhatsApp
  • Imprimir
    14

Pozole Verde

  • Prep 15 min
  • Total 3 hr 30 min
  • Ingredientes 13
  • Porciones 8

Ingredientes

Para el pozole:

2
lb de lomo de cerdo, cortados en trozos grandes
12
tazas de agua
4
dientes de ajo, divididos
1
manojo de cilantro fresco
1
cucharada de sal
1
lb de tomatillo, sin cáscara
3
chiles poblanos frescos
2
chiles serranos
1
lata (29 oz) de maíz pozolero, escurrido

Para la guarnición:

Repollo
verde o morado, cortado en tiras delgadas
Rábanos,
cortados en rebanadas delgadas
Cebolla
morada, finamente picada
Rodajas
de limón, al gusto

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Usa guantes de plástico siempre que trabajes con chiles frescos y lávate las manos con una mezcla de jabón y bicarbonato de sodio después de trabajar con ellos.

Para ahorrar un poco de tiempo en la cocina, sustituye la salsa verde casera por 3 a 4 tazas de salsa verde para enchiladas.

Si eres fan del pozole rojo tradicional, tienes que probar el pozole verde. Ambas versiones llevan trozos tiernos de carne de cerdo y maíz blanco pozolero, la única diferencia es que el pozole verde se prepara con chiles verdes en vez de chile ancho seco y se le agregan tomatillos para intensificar el color verde. Un buen pozole tarda algunas horas en cocinarse, pero bien vale la pena y el esfuerzo, porque su sabor es único. Celebra cualquier ocasión con este vibrante y rico pozole verde.

Instrucciones

  • 1 Para el pozole: Cuece los trozos de carne de cerdo con 8 tazas de agua, 2 dientes de ajo, el manojo de cilantro y 1 cucharada de sal en una olla grande, a fuego alto. En cuanto empiece a hervir, retira la espuma que se forme en la superficie. Reduce a fuego lento, tapa la olla y deja cocinar hasta que la carne esté tierna, entre 90 minutos a 2 horas.
  • 2 Pon a hervir los tomatillos en 4 tazas de agua a fuego medio-alto hasta que estén completamente cocidos. Retira del fuego.
  • 3 En un comal a fuego alto, asa los chiles poblanos. En cuanto los chiles se tornen de color negro, voltéalos para que se vayan asando uniformemente. Retíralos del fuego y guárdalos en una bolsita de plástico o de papel. Déjalos reposar por 10 minutos. Retírales la piel chamuscada, los tallos y las semillas.
  • 4 Licua los tomatillos y el agua en que se cocieron junto con los chiles poblanos asados, los chiles serranos y los 2 dientes de ajo restantes. Vierte la salsa verde a la olla de la carne y agrega el maíz pozolero; sazona con más sal si es necesario. Vuelve a tapar la olla y deja cocinar por al menos 45-60 minutos para que los sabores se vayan mezclando. Retira del fuego.
  • 5 Para la guarnición: Para servir, decora con el repollo, los rábanos, la cebolla y las rodajas de limón.
  • 6 ¡Buen provecho!

Si eres fan del pozole rojo tradicional, tienes que probar el pozole verde. Ambas versiones llevan trozos tiernos de carne de cerdo y maíz blanco pozolero, la única diferencia es que el pozole verde se prepara con chiles verdes en vez de chile ancho seco y se le agregan tomatillos para intensificar el color verde. Un buen pozole tarda algunas horas en cocinarse, pero bien vale la pena y el esfuerzo, porque su sabor es único. Celebra cualquier ocasión con este vibrante y rico pozole verde.

Evalúa y Comenta

Leslie Limon Leslie Limon
October 8, 2015

Si eres fan del pozole rojo tradicional, tienes que probar el pozole verde. Ambas versiones llevan trozos tiernos de carne de cerdo y maíz blanco pozolero, la única diferencia es que el pozole verde se prepara con chiles verdes en vez de chile ancho seco y se le agregan tomatillos para intensificar el color verde. Un buen pozole tarda algunas horas en cocinarse, pero bien vale la pena y el esfuerzo, porque su sabor es único. Celebra cualquier ocasión con este vibrante y rico pozole verde.