Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    4
  • Pinterest
    3
  • Guardar
    2
  • WhatsApp
  • Imprimir
    9

Pozole Cremoso con Semillas de Calabaza

  • Prep 30 min
  • Total 60 min
  • Ingredientes 16
  • Porciones 6

Ingredientes

1
muslos de pollo con hueso
1
cucharada de aceite vegetal
4
tomates, pelados
2
chiles jalapeños cortados por la mitad y sin semillas
1
cebolla blanca mediana, cortada en trozos medianos
4
dientes de ajo pelados
1
cucharadita de orégano seco
1
taza bien apretada de culantro
1/3
taza de semillas de calabaza
3
tazas de maíz pozolero (si usas enlatado, bien escurrido y enjuagado en agua fría)

Para servir:

Rabanitos
finamente cortados
Aguacate
Totopos
Cebollita
china bien picada (scallions)
Chile
jalapeño en rodajas
Rodajas
de limón

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Si quieres cocinar tu propio maíz pozolero (hominy), remójalo de un día para otro en agua fresca. Escurre y cocina en abundante agua hasta que esté suave y reviente. Esto puede tomar de dos a tres horas.

Puedes hacer una versión vegetariana de este plato o agregarle carne de cerdo en vez del pollo.

Instrucciones

  • 1 En una olla coloca los muslos de pollo con 4 - 5 tazas de agua con sal y lleva a ebullición. Cocina hasta que estén muy suaves, unos 30 minutos. A esta agua puedes agregar verduras al gusto: apio, zanahoria, cebolla, perejil, etc., para que el caldo te salga más rico.
  • 2 Desmenuza los muslos de pollo, cuela el caldo y reserva.
  • 3 En una sartén calienta el aceite y sofríe el tomatillo, jalapeños, cebolla y ajos, hasta que estén bien dorados. Si quieres puedes hacer esto en la parrilla, volteando los vegetales con unas pinzas hasta que estén bien asados.
  • 4 Coloca los vegetales en la licuadora, agrega el orégano seco, culantro, la mitad de las semillas de calabaza y media taza de agua o caldo y licúa hasta que todo esté muy cremoso.
  • 5 En una olla coloca esta salsa verde y cocina hasta que caliente, unos diez minutos. Agrega tres tazas de caldo de pollo, el pollo, 2 1/2 tazas de maíz. Añade sal al gusto. Cocina a fuego bajo por unos 30 minutos o hasta que esté bien caliente. Corrige la sazón.
  • 6 Si deseas que tenga más cuerpo licúa el resto del maíz y agrégalo a la preparación.
  • 7 Sirve el pozole en platos de sopa, rociado con el resto de las pepitas y acompañado con todas las guarniciones para que cada quien se sirva a su gusto.

Me gusta comer semillas de calabaza y normalmente las agrego a mi granola. Son deliciosas y siento que son muy buenas para mí, pero también me encanta añadirlas a mi receta de pozole verde. Este pozole es hecho a mi manera y queda muy rico y es bastante fácil de preparar. Lo hice solo con chiles jalapeños, pero he visto muchas variaciones con poblanos y otros chiles que le dan al plato sabores muy característicos. Puedes servirlo como sopa o como un guiso, más espeso. Y no te olvides de servirlo con todas las guarniciones que te provoque para hacer de tu plato un manjar con mucho color, texturas y una verdadera fiesta de sabor en tu boca.

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
October 19, 2016

Me gusta comer semillas de calabaza y normalmente las agrego a mi granola. Son deliciosas y siento que son muy buenas para mí, pero también me encanta añadirlas a mi receta de pozole verde. Este pozole es hecho a mi manera y queda muy rico y es bastante fácil de preparar. Lo hice solo con chiles jalapeños, pero he visto muchas variaciones con poblanos y otros chiles que le dan al plato sabores muy característicos. Puedes servirlo como sopa o como un guiso, más espeso. Y no te olvides de servirlo con todas las guarniciones que te provoque para hacer de tu plato un manjar con mucho color, texturas y una verdadera fiesta de sabor en tu boca.