Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    40
  • Pinterest
    23
  • Guardar
    9
  • WhatsApp
  • Imprimir
    21

Pollo Frito al Estilo Coreano

  • Prep 4 hr 0 min
  • Total 4 hr 20 min
  • Ingredientes 17
  • Porciones 0

Ingredientes

4-6
muslos de pollo sin piel
6
alas de pollo
4-
6 caderas de pollo sin piel
2
dientes de ajo
1
cucharada de cebolla rallada o en polvo
1
cucharadita de sal
2
tazas de aceite vegetal para freír

Ingredientes para la masa:

1/2
taza de harina de trigo todo uso
1/2
taza de fécula de maíz
1/2
cucharadita de sal
1/2
cucharadita de pimienta negra

Ingredientes para la salsa:

1/3
taza de vinagre de arroz
4
cucharadas de miel
1
cucharada de kétchup
2
cucharadas de fécula de maíz
4
cucharaditas de agua
1
cucharadita de ají coreano o ají molido

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

También puedes agregarle un poco de ají molido si te gustan picantes.

Si tienes una freidora, puedes usarla.

No debes cocinar el pollo a fuego alto porque se te cocinará por fuera pero te quedará crudo por dentro.

Si te gusta el pollo bien crujiente puedes batir la harina, fécula de maíz, sal y la pimienta con 1 taza de agua y pasar las presas por la mezcla antes de freírlas.

No suelo freír mucho en casa pero en ocasiones hay que hacer excepciones y esta es una de esas: cuando uno encuentra una receta tan deliciosa de pollo frito. Hace poco fui a comer a un restaurante coreano con la idea de pedir unos mandu, que son parecidos a los dumplings. Pero me llamó la atención de cómo se veía el plato que había ordenado el cliente que estaba en la mesa de al frente. No puede aguantar la tentación de ordenar uno igual para mí, y así poder saborear cada pedacito de pollo. Lo que me gustó mucho fue que no quedó grasoso. Por eso me animé a prepararlos en casa. Así que si estás pensando en sorprender a tus hijos o invitados con un plato sencillo pero con un delicioso sabor, te garantizo que esta receta les encantará. También puedes servirla cuando tienes a los amigos de tu esposo como invitados en casa. ¡Sorpréndelos!

Instrucciones

  • 1 Condimenta las presas con el ajo, cebolla y la sal. Déjalas marinar aproximadamente 4 horas en una bolsa plástica en la nevera. Dale la vuelta a la bolsa para que todas las presas se condimenten bien o si prefieres déjalas toda la noche en la nevera.
  • 2 Para preparar la salsa, en una cacerola mezcla el vinagre de arroz, miel, ketchup, fécula de maíz, ají y el agua. Cocina a fuego bajo durante 15 minutos, revolviendo todo el tiempo. Retira del fuego y deja enfriar bien.
  • 3 En un bol o plato grande mezcla bien la harina, la fécula de maíz con la sal y pimienta. Pasa todas las presas de pollo por la harina y sacúdelas para quitar el exceso de harina.
  • 4 Una vez el pollo está marinado y enharinado. Calienta el aceite en un sartén grande a fuego medio, fríe el pollo en tandas, ve reservando las presas y manteniéndolas calientes.
  • 5 Cuando todo el pollo esté frito, vierte la salsa agridulce por encima de las presas, asegúrate que todas las presas queden bien cubiertas, y sirve inmediatamente.

No suelo freír mucho en casa pero en ocasiones hay que hacer excepciones y esta es una de esas: cuando uno encuentra una receta tan deliciosa de pollo frito. Hace poco fui a comer a un restaurante coreano con la idea de pedir unos mandu, que son parecidos a los dumplings. Pero me llamó la atención de cómo se veía el plato que había ordenado el cliente que estaba en la mesa de al frente. No puede aguantar la tentación de ordenar uno igual para mí, y así poder saborear cada pedacito de pollo. Lo que me gustó mucho fue que no quedó grasoso. Por eso me animé a prepararlos en casa. Así que si estás pensando en sorprender a tus hijos o invitados con un plato sencillo pero con un delicioso sabor, te garantizo que esta receta les encantará. También puedes servirla cuando tienes a los amigos de tu esposo como invitados en casa. ¡Sorpréndelos!

Evalúa y Comenta

Jeannette Quinones Jeannette Quinones
October 12, 2015

No suelo freír mucho en casa pero en ocasiones hay que hacer excepciones y esta es una de esas: cuando uno encuentra una receta tan deliciosa de pollo frito. Hace poco fui a comer a un restaurante coreano con la idea de pedir unos mandu, que son parecidos a los dumplings. Pero me llamó la atención de cómo se veía el plato que había ordenado el cliente que estaba en la mesa de al frente. No puede aguantar la tentación de ordenar uno igual para mí, y así poder saborear cada pedacito de pollo. Lo que me gustó mucho fue que no quedó grasoso. Por eso me animé a prepararlos en casa. Así que si estás pensando en sorprender a tus hijos o invitados con un plato sencillo pero con un delicioso sabor, te garantizo que esta receta les encantará. También puedes servirla cuando tienes a los amigos de tu esposo como invitados en casa. ¡Sorpréndelos!