Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    1
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0

Pestiños

  • Prep 45 min
  • Total 1 hr 30 min
  • Ingredientes 7
  • Porciones 70

Ingredientes

1/2
taza de aceite de oliva (para preparar la masa de pestiño)
1
taza de aceite de oliva (para freír la masa de pestiño)
1
cáscara de limón o naranja
1
taza de harina multiusos
4
oz de vino blanco
2
oz de anisete
1
taza de miel

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 Porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Los pestiños también pueden ser rociados con azúcar en polvo o canela.

Puedes usar otro aceite para hacer los pestiños, ¿pero cuál es el punto? Recuerda, ¡vienen de la tierra de los olivos!

Puedes comer los pestiños con café, pero pruébalos con anisete o jerez. Trata de conseguir un buen anís español... ¡Vale la pena el esfuerzo!

Puedes sustituir la miel con sirope simple, si lo deseas. Puedes hacerlo hirviendo la misma cantidad de azúcar y agua, y si quieres darles un sabor extra, una cucharadita de anisete o aguardiente.

Cada país tiene postres basados en masa frita. Los italianos tienen los crostolis, los griegos tienen los diples, los franceses tienen los beignets y los españoles, particularmente los del sur, tienen los pestiños. En honor a la verdad, en España tenemos mucho más que pestiños. Los churros son la variedad más común de masa frita dulce, pero también tenemos buñuelos, porras y rosquillas. Sin embargo, los pestiños tienen una historia propia. Son más comunes en Andalucía, en donde los encuentras durante todo el año, aunque están usualmente reservados para Navidad y Semana Santa. Como sabemos, cualquier cosa frita es casi siempre deliciosa. Lo que a mí me encanta de los pestiños, sin embargo, es que tienen un toque de anisete, el cual creo que realmente eleva su sabor. Es común preparar el aceite para la masa, cocinando primero matalahúva, o semillas de anisete, en aceite y luego removerlas previo a agregar el aceite a la harina. Sin embargo, en esta receta vamos simplemente a agregar anisete a la masa para darle sabor. Algunas recetas de pestiño también usan ajonjolí, pero yo he optado hacerla sin ellos. ¡Espero que les guste!

Instrucciones

  • 1 Aceite para la masa: Comienza calentando 1/2 taza de aceite de oliva a fuego medio. Cuando el aceite esté caliente, reduce el fuego y agrega la cáscara de limón. Remueve la cáscara cuando se comience a poner color marrón. Para hacer la masa:
  • 2 Combina la harina con el aceite en el que cocinaste la cáscara de limón, el vino blanco y el anisete. Mezcla y luego amasa hasta que se convierta en una bola de masa redonda. Si está demasiado pegajosa, agrega un poco más de harina. Deja que la masa repose en un bol durante 1/2 hora.
  • 3 Cuando la masa haya reposado, pásale el rodillo hasta ponerla plana, en una superficie enharinada. El grosor de la masa debe ser de 1/4 de pulgada. Corta la masa en tiras largas rectangulares. Puedes enrollar las tiras, doblar cada punta hacia el centro y freírlas planas. Para ésta receta yo las enrollé.
  • 4 Comienza a calentar el aceite para freír en una sartén grande. Cuando comience a hervir, reduce la llama para que no quemes los pestiños. Comienza a agregarlos, uno por uno, con cuidado, asegurándote de que no llenes demasiado la sartén. Sácalos, uno a la vez, cuando tomen un color dorado claro. Ponlos en un plato con toallas de papel para remover el exceso de aceite.
  • 5 Rocía un poco de miel sobre los pestiños y déjalos reposar por 30 minutos antes de servirlos.

Cada país tiene postres basados en masa frita. Los italianos tienen los crostolis, los griegos tienen los diples, los franceses tienen los beignets y los españoles, particularmente los del sur, tienen los pestiños. En honor a la verdad, en España tenemos mucho más que pestiños. Los churros son la variedad más común de masa frita dulce, pero también tenemos buñuelos, porras y rosquillas. Sin embargo, los pestiños tienen una historia propia. Son más comunes en Andalucía, en donde los encuentras durante todo el año, aunque están usualmente reservados para Navidad y Semana Santa. Como sabemos, cualquier cosa frita es casi siempre deliciosa. Lo que a mí me encanta de los pestiños, sin embargo, es que tienen un toque de anisete, el cual creo que realmente eleva su sabor. Es común preparar el aceite para la masa, cocinando primero matalahúva, o semillas de anisete, en aceite y luego removerlas previo a agregar el aceite a la harina. Sin embargo, en esta receta vamos simplemente a agregar anisete a la masa para darle sabor. Algunas recetas de pestiño también usan ajonjolí, pero yo he optado hacerla sin ellos. ¡Espero que les guste!

Evalúa y Comenta

María Amelia Bazdekis María Amelia Bazdekis
October 13, 2015

Cada país tiene postres basados en masa frita. Los italianos tienen los crostolis, los griegos tienen los diples, los franceses tienen los beignets y los españoles, particularmente los del sur, tienen los pestiños. En honor a la verdad, en España tenemos mucho más que pestiños. Los churros son la variedad más común de masa frita dulce, pero también tenemos buñuelos, porras y rosquillas. Sin embargo, los pestiños tienen una historia propia. Son más comunes en Andalucía, en donde los encuentras durante todo el año, aunque están usualmente reservados para Navidad y Semana Santa. Como sabemos, cualquier cosa frita es casi siempre deliciosa. Lo que a mí me encanta de los pestiños, sin embargo, es que tienen un toque de anisete, el cual creo que realmente eleva su sabor. Es común preparar el aceite para la masa, cocinando primero matalahúva, o semillas de anisete, en aceite y luego removerlas previo a agregar el aceite a la harina. Sin embargo, en esta receta vamos simplemente a agregar anisete a la masa para darle sabor. Algunas recetas de pestiño también usan ajonjolí, pero yo he optado hacerla sin ellos. ¡Espero que les guste!