Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    18
  • Pinterest
    30
  • Guardar
    16
  • WhatsApp
  • Imprimir
    52

Panna Cotta de Mandarina

  • Prep 15 min
  • Total 3 hr 35 min
  • Ingredientes 12
  • Porciones 12

Ingredientes

Panna cotta:

1
sobre (1/4-oz) de gelatina sin sabor
1
taza de leche, dividida
2
mandarinas
1 3/4
tazas de crema de leche
1/4
taza de azúcar
1/2
cucharadita de extracto de vainilla

Salsa de Mandarina:

2
yemas de huevo
1
huevo
5
cucharadas de azúcar
1
cucharada de ralladura de mandarina
6
cucharadas de jugo de mandarina
4
cucharadas de mantequilla sin sal

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

La panna cotta también se puede servir en copas grandes para un postre de tamaño completo.

Puedes guardar la panna cotta en el refrigerador por hasta 2 días.

La panna cotta es un postre italiano que tradicionalmente se prepara con crema de leche, leche, azúcar, vainilla y gelatina sin sabor. Es uno de los postres más fáciles y más elegantes. Pero lo que más me gusta de esta receta es que puedes hacer muchas versiones, como panna cotta de chocolate, de coco, de mango o el sabor que ustedes prefieran. Esta vez la preparé con mandarina, una de mis frutas preferidas, y quedó deliciosa. En ocasiones especiales prefiero servir mini postres a mis invitados usando vasos pequeños porque la presentación es más bonita y nadie deja sobras.

Instrucciones

  • 1 Para preparar la panna cotta: Espolvorea la gelatina sobre 1/4 taza de leche en un tazón pequeño y revuelve hasta que se disuelva. Deja reposar por 5 minutos.
  • 2 Mientras tanto, retira tiras de la cáscara de 2 mandarinas usando un pelador de papas. Reserva las mandarinas para hacer la salsa.
  • 3 Cuece la crema de leche, el azúcar y tiras de cáscara de mandarina en una cacerola a fuego medio-bajo, revolviendo de vez en cuando, por 5 minutos o hasta que el azúcar se disuelva.
  • 4 Retira del fuego y agrega la mezcla de gelatina, revolviendo hasta que se di-suelva la mezcla. Agrega la vainilla y la restante 3/4 de taza de leche. Desecha las tiras de cáscara de mandarina.
  • 5 Vierte la mezcla en 12 vasos pequeños de postre o de copas. Cubre y refrigera por 8 horas.
  • 6 Para hacer la salsa de mandarinas: Mezcla el azúcar y la ralladura de mandarina en una tabla de cortar limpia. Con un cuchillo de mesa, frota la cáscara en el azúcar hasta que el azúcar quede color naranja.
  • 7 En una cacerola mediana a fuego medio-bajo, bate las yemas de huevo, el huevo, la mezcla de azúcar, jugo, mantequilla y sal. Bate a fuego medio hasta que esté cuajada, alrededor de 5 minutos.
  • 8 Retira del fuego y pasa por un colador a un recipiente mediano. Refrigera hasta que se enfríe.
  • 9 Cuando esté listo para servir, cubre la panna cotta con salsa de mandarina y chocolate raspado, si lo deseas.

La panna cotta es un postre italiano que tradicionalmente se prepara con crema de leche, leche, azúcar, vainilla y gelatina sin sabor. Es uno de los postres más fáciles y más elegantes. Pero lo que más me gusta de esta receta es que puedes hacer muchas versiones, como panna cotta de chocolate, de coco, de mango o el sabor que ustedes prefieran. Esta vez la preparé con mandarina, una de mis frutas preferidas, y quedó deliciosa. En ocasiones especiales prefiero servir mini postres a mis invitados usando vasos pequeños porque la presentación es más bonita y nadie deja sobras.

Evalúa y Comenta

Erica Dinho Erica Dinho
October 21, 2015

La panna cotta es un postre italiano que tradicionalmente se prepara con crema de leche, leche, azúcar, vainilla y gelatina sin sabor. Es uno de los postres más fáciles y más elegantes. Pero lo que más me gusta de esta receta es que puedes hacer muchas versiones, como panna cotta de chocolate, de coco, de mango o el sabor que ustedes prefieran. Esta vez la preparé con mandarina, una de mis frutas preferidas, y quedó deliciosa. En ocasiones especiales prefiero servir mini postres a mis invitados usando vasos pequeños porque la presentación es más bonita y nadie deja sobras.